Dos personas se refrescan a los pies de la Giralda - EFE
Previsión

El tiempo en Sevilla: aviso amarillo para el fin de semana por altas temperaturas

A partir del viernes el termómetro rondará los 40 grados

S. I.
SevillaActualizado:

El verano atípico que están viviendo los sevillanos este año tendrá un parón durante este fin de semana. Las temperaturas «suaves» durante el día y las noches frescas desaparecerán durante unos días, según la previsión del Servicio de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).

Y es que, después de que durante lo que de semana la dinámica haya sido parecida a la del último mes y medio, ahora el termómetro subirá de forma considerable, aunque tampoco alarmante para la fecha en la que nos encontramos, a pesar de que hay un aviso amarillo para el fin de semana.

Así, durante este jueves ya habrá temperaturas más altas, llegándose a los 35 grados de máxima y a los 18 de mínima. Pero será a partir del viernes cuando realmente los sevillanos empiecen a notar el verdadero calor que suele hacer durante el mes de julio.

Y es que para ese día ya hay un aviso amarillo por altas temperaturas, ya que se llegarán a los 39 grados de máxima y a los 20 de mínima. Algo parecido ocurrirá el sábado, mantiéndose la máxima y subiendo de forma considerable la mínima, la cual llegará a los 24 grados.

Y para el domingo los parámetros serán similares, con 38 grados de máxima y 23º de mínima. Está dinámica parece que se mantendrá también en los primeros días de la semana que viene, en los cuales se espera, incluso, llegar a los 40 grados, como parece que ocurrirá, según la AEMET, el próximo martes.

«Bastante por debajo de lo normal»

A pesar de ello, es evidente que lo ocurrido hasta la fecha es bastante atípico. A un mes y medio del comienzo del verano, los andaluces siguen disfrutando de temperaturas suaves, «bastante por debajo de lo normal» en algunos puntos de la comunidad con una estación que mantiene un comportamiento anómalo con «una variación térmica de algo más de un grado».

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press Televisión el delegado de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) en Andalucía, Ceuta y Melilla, Luis Fernando López Cotín, que ha señalado que desde el punto de vista climatológico las temperaturas en el interior andaluz están siendo «frías y bastante por debajo de lo normal», mientras que el litoral atlántico y el bajo Guadalquivir estas están experimentando «algo más de un grado de anomalía térmica».

«Los vientos predominantes están resultando de componente oeste en el bajo valle del Guadalquivir, en el interior de Andalucía, y sobre todo en el litoral Atlántico que traen temperaturas que se quedan por debajo de lo normal», ha subrayado y ha añadido que se trata de «vientos frescos, que vienen cargados de humedad» de ahí que en las primeras horas del día en el litoral Atlántico y en el bajo valle del Guadalquivir haya nubes de tipo bajo, brumas y algunos bancos de niebla.

Por el contrario, las temperaturas más elevadas se están dando en el área mediterránea correspondiente a la zona de la Costa del Sol, debido a la llegada de masas de aire caliente que arrojan «episodios de calor por encima de lo normal. Estos vientos de poniente en la zona mediterránea y, en concreto, en la Costa del Sol lo que producen son vientos terrales que son secos y llevan asociados temperaturas muy altas», ha indicado.

Preguntado por la previsión meteorológica para el resto de estación, ha dicho que aún es pronto para vaticinar lo que va a ocurrir, ya que queda «bastante» verano por delante para que las condiciones climatológicas cambien, sobre todo en las próximas semanas. No obstante, a corto plazo ha afirmado que la comunidad autónoma andaluza mantendrá una situación «bastante similar» a la vivida hasta ahora, incluso con temperaturas «de aquí a un par de días, en el interior, en descenso» que se está notando ya en la costa mediterránea.

De cualquier modo, López Cotín ha avisado de que hay que estar «abiertos» a los diferentes «episodios de calor» que se puedan producir el resto del verano.