Las playas serán un lugar muy socorrido este fin de semana para alejarse de las altas temperaturas en Sevilla - Paco Martín

El tiempo en Sevilla: No guarden los bañadores este fin de semana y olvídense de los abrigos durante el otoño

Las previsiones de Meteorología apuntan a un aumento de las temperaturas desde este viernes, que rozarán los 40 grados

SevillaActualizado:

Este domingo arranca el otoño a las 3.54 horas. Serán 89 días y horas en total y acabará el 21 de diciembre. Durante esta estación, calor y más calor. Eso por lo menos es lo que apuntan desde la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet). Y como muestra, un botón. este fin de semana, los termómetros rozarán los cuarenta grados.

Así, este viernes, según la propia Aemet, el mercurio subirá hasta los 35 grados, siendo a partir del sábado cuando vuelvan a subir hasta 3 grados más. El sábado y domingo, las previsiones apuntan a 38 grados de máxima y mínimas de 21 grados.

La tónica seguirá el lunes y será a partir del martes próximo, ya entrado el otoño, cuando las temperaturas empiecen, ligeramente a remitir, si bien tampoco se espera una bajada importante de las temperaturas máximas.

Durante la rueda de prensa llevada a cabo este jueves por parte del delegado territorial de Aemet en Andalucía, Ceuta y Melilla, Luis Fernando López Cotín, avanzó las predicciones para este otoño.

«Según los modelos que manejamos, el escenario para este otoño es que pinta más cálido de lo normal. Y no se espera que sea ni lluvioso ni seco, es decir, lo habitual para esta estación», señala Cotín. Así, visto lo visto, todo apunta que este otoño, los abrigos se volverán a quedar en los armarios.

En cuanto análisis climatológico de los meses de verano, López Cotín, afirma que ha habido dos grandes momentos. «Los meses de junio y julio han sido fríos en el suroeste de la península, Sevilla, Cádiz y Huelva, y más cálido de lo habitual durante agosto, donde se produjo una sola ola de calor, que duró siete días».

De esta manera, el delegado territorial de Aemet comenta que en los meses de junio y julio ha habido un bloqueo del anticiclón cálido en el centro y norte de Europa que ha afectado a Sevilla, por lo que estos meses han sido más fríos de lo habitual.