Toxicología, pruebas para el 2013

El Instituto Nacional de Toxicología de Sevilla depende del Ministerio de Justicia. Es el Servicio de Histopatología el más saturado, donde los resultados se demoran hasta más de tres años y el caso

POR JAVIER RONDA
Actualizado:

El Instituto Nacional de Toxicología de Sevilla depende del Ministerio de Justicia. Es el Servicio de Histopatología el más saturado, donde los resultados se demoran hasta más de tres años y el caso judicial sigue abierto por ejemplo: por la muerte súbita de una persona y la familia está pendiente de cobrar una indemnización por parte de una compañía de seguros.

Hasta que no se cierra el expediente y llegan las pruebas, el juez no cierra el asunto. El caso no puede terminarse sin este trámite judicial. En el servicio de Histopatología de Toxicología se hacen los estudios microscópicos de los órganos procedentes de las autopsias forenses: corazón, pulmón, hígado, riñón, etc. Está compuesto por un Jefe de Servicio y 5 facultativos, casi todos médicos especialistas en anatomía patológica. Sólo Sevilla remite de las 900 autopsias muestras de unos 450 cadáveres, pero a Toxicología llegan casos de toda Andalucía, Extremadura, Ceuta y Melilla, por eso este servicio está colapsado y sin solución alguna, se tarda en elaborar el informe de un caso unos 3 años. Otro servicio de Toxicología es el de química dónde se hacen los análisis de tóxicos en las muestras de fluidos procedentes de las autopsias, casos de alcoholemias o también de personas que han podido ingerir drogas delitos contra el medio ambiente. Trabajan en este servicio un Jefe de Servicio y 17 facultativos, fundamentalmente farmacéuticos y químicos. El retraso en sección llega al año. Por último, el tercer servicio es el de biología: realiza análisis de ADN de las muestras procedentes de autopsias, además de realizar por ejemplo investigaciones de paternidad, víctimas de agresiones sexuales. Este servicio lo integran un Jefe de Servicio y 10 facultativos, casi todos biólogos expertos en genética forense, las pruebas pueden tardar menos de un año.

El IML del futuro. La saturación que sufre el Instituto Nacional de Toxicología en Sevilla se podría solucionar si se crea como estaba previsto el Servicio de Patología Forense del Instituto de Medicina Legal de Sevilla donde se harían las pruebas de histopatología acortando los tiempos.

Mudanzas y dispersión judicial. Los traslados judiciales que están viviendo los juzgados sevillanos estos días -ahora han empezado los penales-, sólo va a solucionar en parte la grave situación por falta de espacio que tiene la sede de Sevilla. El primer juzgado penal en cambiarse del Prado a la Torre Noga es el número 2 donde le espera el nº 14 que es de nueva creación. Se espera para este 2010 un nuevo avance en el proyecto de la Ciudad de la Justicia.

Justicia trabaja en la puesta marcha del Servicio de Ejecución de Sentencias. La Consejería ubicará en el nuevo edificio Noga el servicio destinado a agilizar la ejecución de sentencias, que se pondrá de forma pionera en Sevilla y que contará con siete secretarios judiciales y con 65 funcionarios procedentes de los juzgados de lo Penal.