El acusado entrando en los juzgados de Sevilla, en una imagen de archivo
El acusado entrando en los juzgados de Sevilla, en una imagen de archivo - JUAN JOSÉ ÚBEDA
TRIBUNALES

«Triste pero sin cargo de culpa» por la violación mortal del Parque de María Luisa

El acusado ha reiterado ante el juez que las relaciones sexuales con la víctima fueron consentidas

ABC
SEVILLAActualizado:

El hombre acusado de asesinato y agresión sexual por una violación mortal en el parque de María Luisa de Sevilla ha reiterado hoy que las relaciones sexuales con la víctima fueron consentidas, por lo que ha asegurado que se siente «triste por lo ocurrido pero sin cargo de culpa».

Así se lo ha dicho el acusado, F. M. S., de 46 años, a su abogado en los calabozos de los juzgados de Sevilla antes de la declaración indagatoria prestada ante el juez que lleva el caso, Juan Gutiérrez Casillas, titular del juzgado de instrucción 16.

El abogado del acusado, Eugenio Guevara, ha explicado a los periodistas que su defendido está «triste pero tranquilo» porque mantiene que la mujer se fue por su propio pie tras las relaciones «consentidas y amistosas» que mantuvieron el 24 de febrero pasado y luego supo que había muerto, lo que calificó como «lamentable».

En la declaración indagatoria, un «arcaísmo» judicial que se mantiene desde hace dos siglos, según el abogado, el acusado se ha limitado a negar los hechos por los que el juez le ha procesado, y ha asegurado que no tiene bienes para hacer frente a la fianza de 250.000 euros que le exige el instructor.

Su abogado ha subrayado que el acusado tiene una mujer y una familia «que le quiere» y que no es una persona «con problemas» como para cometer el asesinato y la agresión sexual de la que se le acusa.

El abogado de la acusación, Alberto Lag, por su parte, ha dicho que, según le ha comunicado el juez, la instrucción está a punto de concluir, tras lo cual la Fiscalía tendrá que presentar su escrito de acusación antes de que lo hagan la acusación y la defensa, lo que previsiblemente ocurrirá en septiembre próximo.

Después de la declaración indagatoria, en la que ninguno de los dos abogados han hecho preguntas, el acusado ha sido conducido de nuevo a prisión, en la que ingresó el 11 de marzo pasado.

En su auto de procesamiento, el juez imputa al acusado asesinato y agresión sexual cometido contra la mujer, de 31 años, a la que supuestamente atacó cuando estaba indefensa porque ingirió fármacos, aunque no letales, para suicidarse.

Tras las declaraciones y las pruebas practicadas, el juez considera que existen indicios racionales de que el hombre atacó a la mujer durante la madrugada y cuando estaba somnolienta.

La víctima, cuyo cadáver fue localizado la mañana del 24 de febrero en la glorieta Juanita Reina por trabajadores del parque sevillano, murió desangrada por las heridas que el acusado le habría causado.

Las pastillas que ingirió no le causaron la muerte, según la autopsia inicial y la ampliación realizada por el Instituto de Medicina Legal, y el agresor se habría valido de la vulnerabilidad de la víctima e imposibilidad de defensa para su agresión mortal.

En un principio, se creyó que el caso se trataba de un suicidio porque a la mujer se le encontró en el bolso una nota de despedida ante la situación de agobio que padecía, lo que se descartó posteriormente.

Las pruebas de ADN en pañuelos encontrados junto al cadáver, que fueron minuciosamente guardados por una limpiadora del parque, permitieron localizar al detenido.