El coste final de la línea 1 del Metro alcanza ya los 774 millones de euros más intereses de demora
El coste final de la línea 1 del Metro alcanza ya los 774 millones de euros más intereses de demora - J. M. SERRANO
METRO DE SEVILLA

El TSJA culpa a la Junta del sobrecoste del Metro de Sevilla, que costará un 74% más de lo previsto

La Administración deberá pagar otros 126 millones a la concesionaria, con lo que el coste final será de 800 millones

La Agencia de Obra Pública de la Junta de Andalucía recurre la sentencia ante el Tribunal Supremo

SEVILLAActualizado:

La Junta de Andalucía ha sufrido un nuevo revés al rechazar el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) su pretensión de no pagar 126 millones de euros de sobrecoste de la línea 1 del Metro. El fallo del TSJA -dictado en febrero pero que no ha sido dado a conocer por la Agencia de Obra Pública de la Junta- eleva el coste del Metro de Sevilla hasta los 800 millones de euros, duplicando así el presupuesto inicial de 461 millones. La pelota está ahora en el tejado del Supremo, ante el cual acaba de recurrir el Gobierno andaluz.

Metro de Sevilla —conformada por ACS, Sacyr, Gea 21 y la propia Junta— reclamó en 2011 en el Juzgado 11 de lo Contencioso Administrativo un sobrecoste de 145 millones de euros y los intereses de demora por las obras de la línea 1 del Metro de Sevilla. Asimismo, pidió extender la concesión tres años más, ya que estaba previsto poner en servicio el Metro en 2006 y sólo se pudo hacer en 2009. Metro de Sevilla argumentó que el sobrecoste de la obra se debió a cambios sustanciales en el proyecto original, tanto en lo referido a su trazado como a su presupuesto; la falta de disponibilidad de terrenos de la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir para ejecutar la línea de Metro y por fluctuaciones en el precio de los materiales, como el acero, debido al boom inmobiliario.

Interés general y dinero público

En defensa «del interés general y del dinero público», la Junta rechazó pagar los 145 millones de euros al entender que los retrasos en la obra fueron imputables a la UTE constructora y a problemas de ejecución por fallos técnicos y de navegación de la tuneladora, la caída de una viga del viaducto sobre la SE-30 y socavones en la avenida de República Argentina, plaza de Cuba y Puerta de Jerez, que retrasaron la inauguración del Metro desde 2006 a 2009.

Sin embargo, el Juzgado 11 de lo Contencioso Administrativo dio en 2015 la razón a Metro de Sevilla, confirmando que tenía derecho a recibir 126,8 millones en concepto de sobrecostes de la obra, a lo que habría que sumar los intereses legales desde la fecha de la reclamación hasta su completo pago, lo que podría acerca esa cifra a los 150 millones. Además, el Juzgado aceptó la prórroga de la concesión por 25 meses más.

La Junta recurrió ante el TSJA esa sentencia y en febrero de 2017 los tribunales volvieron a dar un varapalo a la Agencia de Obra Pública, respaldando a ACS (que se fusionó con Dragados), integrante de Metro de Sevilla. La Junta, sin embargo, no da por perdida la batalla y ha recurrido ante el Tribunal Supremo.

Estaba previsto que el metro de Sevilla se inaugurara en 2006 pero no se inauguró hasta 2009
Estaba previsto que el metro de Sevilla se inaugurara en 2006 pero no se inauguró hasta 2009 - JESÚS SPÍNOLA

Como se recordará, el presupuesto de la línea 1 del Metro ha sufrido continuas desviaciones desde que se licitó. El presupuesto inicial era de 461 millones de euros pero los continuos retrasos en las obras, los cambios de trazado en Montequinto, las averías de la tuneladora y el cambio de ubicación de la estación de Puerta Jerez, entre otras razones, supusieron un sobrecoste de 196 millones. La Junta negó que ese sobrecoste se debiera a una mala gestión durante cinco años, sino a que había reforzado la seguridad e incorporado elementos de última tecnología que habían encarecido el proyecto.

Finalmente, la Junta admitió en el Parlamento que el coste de la línea 1 del Metro alcanzó los 648 millones de euros tras los primeros sobrecostes. Sin embargo, la sentencia de 2015 y el auto del TSJA de 2017 vuelven a incrementar el coste final del Metro hasta los 774 millones de euros, aunque con intereses de demora se aproximaría a los 800 millones de euros, casi el doble de lo previsto inicialmente.

Incógnita

Ahora se plantea otra incógnita si finalmente el Supremo da la razón a Metro de Sevilla. ¿Quién cobrará los 126,8 millones de euros? Metro de Sevilla estaba constituida por ACS, Sacyr y Gea 21. Sin embargo, Gea 21 está en proceso de liquidación y quien ha llevado adelante los recursos ante el TSJA han sido los accionistas mayoritarios de la concesionaria. Por otra parte, ACS, Sacyr y Gea 21 vendieron a Globalvia el 88% de Metro de Sevilla.