Fachada de la Audiencia Provincial de Sevilla
Fachada de la Audiencia Provincial de Sevilla - Manuel Gómez
Sobrecarga laboral

El TSJA ve «necesario y conveniente» aumentar la plantilla de jueces en la Audiencia de Sevilla

Apunta la creación de cinco plazas en las jurisdicciones penal y civil para poder afrontar la carga de trabajo actual

SevillaActualizado:

Es «necesario y conveniente» el aumento de la plantilla de magistrados que conforman las cuatro secciones penales y las cuatros civiles de la Audiencia Provincial de Sevilla. Ésta es una de las conclusiones que se recogen en la recientemente publicada Memoria del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) referente al año 2018.

La sobrecarga y saturación de asuntos en la Audiencia de Sevilla es algo de general conocimiento, sobre todo, en la jurisdicción penal, donde los magistrados vienen reclamando de forma reiterada el insuficiente número de jueces que conforman la plantilla, que resulta impropia para hacer frente al número de asuntos judiciales que ya se acumulan en los despachos que comparten los miembros de la Carrera Judicial de estas secciones.

La situación se torna más grave si se tiene en cuenta las macrocausas pendientes de señalamiento y de ser juzgadas. Una muestra: la segunda pieza separada de la causa de los ERE irregulares, en la que se investigan las ayudas dadas por la Dirección General de Trabajo a la empresa Acyco, tiene fijada la celebración para juicio en septiembre de 2020.

Hasta ahora sólo se ha juzgado una, la conocida como pieza política, que sentó en el banquillo durante un año a 21 ex altos cargos socialistas de los gobiernos andaluces de una década, entre ellos los expresidentes Manuel Chaves y José Antonio Griñán.

El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) va a poner en marcha en Sevilla cuatro nuevas plazas judiciales: un nuevo juzgado de lo Penal, otro de lo Social y un tercero de Primera Instancia, más una plaza en la Audiencia. «Es claramente insuficiente», afirmó a ABC el juez decano, Francisco Guerrero.

Este incremento está muy lejos de la petición que hizo el propio decano de los jueces en Sevilla en un informe emitido el pasado mes de enero, en el que reclamaba que, dada la situación de sobrecarga de trabajo, se pusiesen en marcha 30 juzgados en la ciudad. Desde la Junta de Andalucía también se reconoce que se necesitan más juzgados para poder agilizar la Administración de Justicia.

Una plantilla superior solventaría los problemas

Jueces y Junta subrayan el déficit de medios personales. Y el TSJA también. En su Memoria de 2018 se exponen una serie de datos y cifras que reflejan la saturada situación de los juzgados sevillanos, especialmente en la Audiencia, donde se ven los casos más graves y donde los justiciables se juegan más años de cárcel por sus actuaciones.

Con respecto a las secciones penales, esto es, la primera, la tercera, la cuarta y la séptima, el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía indica que en 2018 se registraron 7.507 asuntos penales, un tres por ciento menos que en el anterior, y se resolvieron 7.342, un dos por ciento menos que 2017; aumentando los asuntos pendientes al final del curso en un nueve por ciento.

Pese a la alta cifra de asuntos relacionados y la carga de trabajo, la Memoria, presentada esta pasada semana en Granada por el presidente del TSJA, Lorenzo del Río, destaca la «buena laboriosidad» de los 22 magistrados que conforman las cuatro secciones. Los cinco jueces de la cuarta y los cinco de la séptima superan la media de asuntos por magistrado y año establecida por el Consejo General del Poder Judicial, fijada en 300.

«Conscientes del nivel sostenido de ingreso de asuntos en los últimos años, unido a la problemática del orden jurisdiccional penal, la complejidad de ciertas causas con incidencia importante en las sesiones de juicio oral, se considera conveniente la ampliación en dos plazas más en el orden penal», explica el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía.

En este sentido, añade en su Memoria de 2018 que una plantilla superior a la actual permitiría solventar «estructuralmente» los problemas y dificultades que existen actualmente en dichas secciones. Mientras eso llega, el TSJA aboga por mantener las actuales medidas de apoyo judicial, consistentes en dos comisiones de servicio, con relevación de funciones.

En la jurisdicción civil, compuesta por otras cuatro secciones en Sevilla, el TSJA sugiere la «necesidad» de ampliar la plantilla en tres magistrados, «sin perjuicio de valorar algún plan de refuerzo con motivo de especializaciones y mayor volumen de ingreso» de asuntos.

En estas secciones el nivel de asuntos pendientes a final de 2018 ha crecido un 41 por ciento, debido al aumento de la carga de trabajo civil y que el nivel de asuntos resueltos es menor. Precisamente, los asuntos pendientes y la carga de trabajo se resolvería, al ritmo evolutivo actual, en unos veinte, trece, dieciocho y ocho meses, en función de la sección de la que se trate.