Dos turistas orientales en el barrio de Santa Cruz
Dos turistas orientales en el barrio de Santa Cruz - J. S.
Viajeros

El turismo oriental remonta con fuerza en Sevilla

La ciudad recibió casi 39.000 viajeros hasta abril procedentes de Japón, Corea y China, un 20 por ciento más que en 2018

SevillaActualizado:

Los turistas orientales vuelven a apostar por Sevilla tras un año de estrepitosa caída. Los esfuerzos en la promoción y en la formación de la hostelería y el sector hotelero han permitido no sólo recuperar el volumen perdido, sino superarlo. En los cuatro primeros meses del año la ciudad recibió un total de 38.973 viajeros procedentes de China, Corea del Sur y Japón, un 20 por ciento más que en el mismo periodo del año pasado, según la información del Centro de Datos de Turismo de Sevilla.

La subida ha sido espectacular, teniendo en cuenta que no ha habido cambios sustanciales en el destino, como la puesta en servicio de un vuelo directo con alguna de las ciudades de origen o la celebración de un evento que pudiera atraer a este mercado. Lo que explica la recuperación es el mayor interés en la promoción exterior y la mejor formación de los profesionales de hoteles y restaurantes que los atienden.

Sólo por concretar, la capital andaluza acogió a 18.769 ciudadanos chinos entre enero y abril, un 33,49 por ciento más que en 2018. Todos ellos realizaron 29.467 pernoctaciones en hoteles, un 41,6 por ciento más. Precisamente, las principales acciones promocionales se han concentrado en este país, que eligió Sevilla para celebrar la reunión anual de la Federación Mundial de Ciudades Turísticas orientales. También se establecieron acuerdos durante la Cumbre Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) del pasado abril para programas de intercambio de estudiantes.

Otro de los mercados que apuesta por la ciudad es el coreano, que se ha desvelado como un público fiel. En lo que va de año han visitado la ciudad 11.988 viajeros procedentes del país, un 41,6 por ciento más que en 2018. Todos ellos contrataron 20.338 noches de hotel. Y en este caso, no ha sido tanto la promoción exterior como el interés de los profesionales que los atienden por conocer sus tradiciones y costumbres. Ejemplo de ello es que varios restaurantes de la ciudad ya tienen la carta traducida a este idioma y conocen sus gustos.

En tercer lugar se sitúan los japoneses, que son los únicos que siguen en retroceso. Hasta abril habían visitado la ciudad apenas 8.216 ciudadanos de esta nacionalidad, un 10,53 por ciento menos, que realizaron 11.797 pernoctaciones, un 8 por ciento menos. No obstante, es un público que realiza un generoso gasto y suele optar por hoteles de cuatro y cinco estrellas.