Tussam expedienta a cuatro conductores como «promotores de la huelga ilegal»

M. MOGUER/ ABC. SEVILLA
Actualizado:

Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam) ha abierto expedientes disciplinarios contra cuatro conductores afiliados a la Agrupación Sindical de Conductores (ASC) como supuestos "promotores" de la "huelga ilegal" protagonizada el pasado 18 de noviembre por varios cientos de trabajadores de esta empresa municipal que solicitaron su baja médica a cuenta del suicidio del conductor José Luis Alonso, según el Ayuntamiento hispalense.

Además, al resto de los trabajadores que se dieron de baja médica en la mañana de los hechos, se les ha aplicado el descuento de nómina de la jornada en cuestión al estimar la empresa que, en la práctica, "produjeron una huelga ilegal con el consiguiente perjuicio para los ciudadanos y usuarios del transporte público", dado que la directiva de Tussam reconoció en su momento que la baja masiva de estos trabajadores se tradujo en "graves" incidentes en lo que a la movilidad se refiere.

Desde el sindicato afectado dicen no entender la actitud de la empresa, sino es "porque en el futuro próximo tenemos la negociación del convenio colectivo. Pero poner cadáveres sobre la mesa no es el camino para negociar", advierte el Isidro Fernández, dirigente de la Agrupación de Conductores. "Cualquier día pasa una desgracia si seguimos así", reflexiona Fernández, porque "ya ha muerto un compañero, los directivos de Tussam están perdiendo los papeles".

Según el Ayuntamiento, existen "indicios" que apuntan a los cuatro trabajadores ahora expedientados como "promotores" de la citada jornada de "huelga encubierta". El propio vicepresidente de Tussam, Guillermo Gutiérrez, ya anunció que el departamento de Recursos Humanos había remitido notificaciones a buena parte de los seguidores de esta "huelga encubierta", en torno a unos 70 empleados, al objeto de reclamar argumentos que justificaran tales bajas, documentación oficial que sostuviera la ausencia al puesto de trabajo o nuevas pruebas que acreditasen o ampliaran lo ya alegado.

La jornada de huelga

El citado día fue fruto del suicidio de uno de los ocho conductores expedientados y encausados como responsables de los actos vandálicos perpetrados contra la flota de autobuses de Tussam durante la huelga celebrada la primavera de 2007 contra la subrogación de once trabajadores de la compañía de transporte 'Los Amarillos'.

Aquella misma mañana, numerosos trabajadores de Tussam se concentraron a las puertas del Ayuntamiento hispalense atribuyendo a la directiva de Tussam el suicidio de José Luis Alonso, cuyas facultades mentales habrían quedado mermadas a consecuencia de una supuesta persecución u hostigamiento por su presunta implicación en los citados actos vandálicos. Estas bajas, de hecho, motivaron "graves perjuicios" a la movilidad en la ciudad según reconoció públicamente la directiva de Tussam horas más tarde, toda vez que la Agrupación Sindical de Conductores (ASC) sigue atribuyendo a la compañía la culpa de la muerte de José Luis Alonso.