El rector, junto al profesor Francisco Acedo y la presidenta del Consejo Social, Concepción Yolpi
El rector, junto al profesor Francisco Acedo y la presidenta del Consejo Social, Concepción Yolpi - M. J. LÓPEZ OLMEDO
EDUCACIÓN

La Universidad de Sevilla genera un impacto de 1.700 millones de euros cada año

La institución devuelve a la sociedad 5,23 euros por cada uno que ingresa, según un informe de su Consejo Social

SEVILLA Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

La Universidad de Sevilla es un motor económico de la capital andaluza capaz de producir un impacto de 1.744 millones de euros. La institución académica ha visto cuantificado por primera vez ese valor que vienen generando en un informe encargado por el Consejo Social y elaborado por docentes e investigadores de la casa. El director de este estudio es el profesor titular del departamento de Administración de Empresas y Marketing, Francisco José Acedo, que ha coordinado los trabajos durante un año y ha sido el encargado de presentarlo este martes a los medios.

El gasto que generan los trabajadores, los alumnos y la propia Universidad son el pilar de este informe que ha tomado como referencia los datos de 2015. Para que el lector pueda hacerse una idea de la importancia de ese montante el profesor Acedo lo ha comparado con el PIB andaluz y provincial, llegando a representar un 1,2% del primero y hasta un 5% del segundo. Como ha expuesto durante la rueda de prensa, la principal fuente de este generoso impacto son los propios estudiantes, responsables de unos 987,41 millones del total. La mayor parte de ese gasto va a parar al sector inmobiliario de Sevilla con el pago de alquileres, que copa el 30% de ese montante. El resto lo utilizan en el comercio, la hostelería y los gastos en transporte y servicios de telefonía e internet.

Igualmente se ha calculado que esa demanda genera un total de 9.053 empleos en los distintos ámbitos que reciben un beneficio directo de la presencia de los universitarios, que son también responsables de otros 39,93 millones de euros que generarían sus familiares y amigos en las visitas que realizan a la ciudad durante su estancia. «Ellos son la principal fuente, a la que hemos llegado a través de estadísticas públicas y cuestionarios que se han realizado en todos los centros de la Hispalense», ha explicado el experto. A esos cuestionarios han respondido alrededor de 2.000 personas que han ofrecido sus respuestas sobre la actividad y el gasto que realizan.

El segundo pilar son los propios trabajadores, los casi 3.000 que la institución tiene en nómina que se elevan a 3.808 si se tienen en cuenta los puestos indirectos que se han creado. Su efecto alcanza los 411,16 millones de euros, un valor que se ha calculado en función del gasto de las familias tomando como referencia modelos como los que utiliza el Instituto Nacional de Estadísticas.

En tercer lugar quedaría el coste derivado de la propia actividad de la institución que resulta de lo más variopinto. Desde la compra de material de laboratorio al pago de suministros eléctricos, renovación de mobiliario o el pago de servicios externos. La partida destinada a ello asciende a 281,42 millones de euros con los que se sostendrían 18.915 puestos de trabajo.

En último lugar queda el gasto vinculado de la celebración de congresos y jornadas de la US, que tuvieron a lo largo del pasado 2015 una asistencia media de 189 personas que realizaron un gasto diario de 168,68 euros. Al cierre del ejercicio habrían repercutido 24,31 millones en la ciudad.

Con todo ello, el director del informe ha destacado que «se puede concluir que la Hispalense resulta indispensable para su entorno, no sólo por el impacto económico que genera, sino también por la creación de un marco socioeconómico y cultural a través de las múltiples actividades que realiza». El docente ha hecho un especial hincapié en el carácter transformador de la institución, pero ha destacado su importancia como motor productivo que por primera vez se cuantifica, con la intención de renovar este estudio de manera periódica. A ello se ha comprometido la presidenta del Consejo Social, Concepción Yoldi, que quiere realizar este mismo trabajo al menos durante la etapa en la que ella esté al frente.

El rector de la Universidad de Sevilla, Miguel Ángel Castro Arroyo, también ha valorado la utilidad del estudio del que ha destacado también el grado de satisfacción de los alumnos y de las empresas en las que los egresados prestan sus servicios. Según ha explicado «nos califican con una media de 4,11 sobre 5 puntos». También ha ofrecido información sobre la tasa de empleo de los antiguos alumnos, que roza el 70% de media.

Castro ha incidido en que «la elaboración de este trabajo encaja perfectamente con el momento que vivimos y que coincide con un cambio de ciclo». Es por ello que considera fundamental «conocernos y saber qué lugar ocupamos en nuestro entorno».