En Utrera piden módulos prefabricados para paliar la carencia de aulas en los centros educativos

J. M. BRAZO. UTRERA
Actualizado:

El Ayuntamiento de Utrera ha solicitado a la Delegación Provincial de Educación dos módulos prefabricados, aularios, para el alumnado de 3 y 4 años de Infantil del próximo curso así como para el IES Ponce de León, «cuyas instalaciones se encuentran saturadas teniendo, incluso, habilitadas como aulas provisionales parte de la cafetería del centro y algún despacho». Estas peticiones, según indicó la delegada municipal de Educación, María José García Arroyo, se han realizado en previsión de los problemas de escolarización que se han pronosticado para el próximo curso y ante el silencio y la negativa de la Delegación Provincial de construir un centro escolar de Infantil y Primaria en la zona de Utrera más saturada de alumnado y con falta de plazas escolares. La carencia de aulas ya ha provocado, según la edil, que a algunos alumnos se les haya adjudicado un centro educativo a más de 5 kilómetros de su domicilio familiar, ante lo cual algunos padres optaron por las denuncias o por no llevar a sus hijos al colegio adjudicado y dejarlos un año más en las distintas guarderías.

Por otro lado, y según informa E. P., alumnos de 1º y 2º de ESO del colegio «Peñaluenga», en El Castillo de las Guardas, iniciaron ayer una huelga al considerar que dos de sus docentes no cumplen con sus funciones, manteniendo a los menores en «un continuo recreo». Los padres piden una «solución» en breve, tras haber elevado quejas a la Delegación por la actitud de las docentes.