Vista del asentamiento chabolista de El Vacie - ABC
Redada en el Vacie

El Vacie, a vista de un dron de la Policía

Las imágenes fueron grabadas durante una operación de cierre del asentamiento chabolista para buscar a un grupo de ladrones que asaltaban a conductores para sustraerles los vehículos

SevillaActualizado:

Un dron de la Policía Nacional captó imágenes del asentamiento chabolista de El Vacie desde el cielo el pasado 25 de junio, cuando un operativo policial cerró este espacio en busca de una banda de ladrones de coches. Rara vez se ha tenido la oportunidad de ver la extensión de este espacio marginal que linda con el camposanto de San Jerónimo y que es un foco de conflictos que padecen los vecinos más próximos. Desde años los gobiernos municipales llevan prometiendo su erradicación, pero ahí sigue. Si bien, como muestran las imágenes buena parte de las chabolas han desaparecido y sólo quedan los restos de las bases donde se levantaron.

En esta ocasión, la Policía Nacional entró en el asentamiento para detener a los miembros de una banda que llevaba semanas robando vehículos con suma violencia. Abordaban a los dueños durante una parada o cuando iban a coger el coche y tras golpearlos, se apropiaban de su vehículos.

El relato de una de las víctimas da cuenta de cómo operaba este grupo. Fue la primera que denunció a la Policía y detalló cómo la abordaron en las inmediaciones del Charco la Pava por cinco personas de edades comprendidas entre 20 y 30 años. Los ladrones comenzaron a golpearle con palos en la cabeza hasta que lograron llevarse su coche.

La banda: un padre, su hijo y los amigos

Los agentes han detenido a siete personas, cinco de ellas fueron localizadas en el interior de El Vacie el pasado 25 de junio. La investigación les vincula con un total de quince robos de vehículos y cinco atracos en establecimientos. Fuentes policiales han confirmado a ABC que la mayoría de los vehículos sustraídos fueron recuperados; si bien algunos habían sido incendiados para borrar las huellas. Buena parte de esos coches aparecieron en las inmediaciones de Nuevo Torneo donde es fácil abandonar un coche sin levantar sospechas por la noche, cuando el polígono está vacío. El Grupo de Atracos mantiene abierta la investigación para tratar de localizar otros cuatro coches.

El grupo desarticulado ejercía mucha violencia en cada uno de sus golpes. En algunas ocasiones se ayudaban de escopetas con cañones recortados para amedrentar a sus víctimas y en otras de bates de béisbol. Los detenidos son un padre y un hijo y los amigos de éste último. Se trata de uno de los últimos grupos de jóvenes que quedan en el Vacie y que «les había dado por robar coches» en los últimos meses, señalan las mismas fuentes consultadas.

Como se ha demostrado en anteriores investigaciones, El Vacie es usado por los delincuentes como escondite no sólo cuando están en apuros y fugados de la Justicia sino como una suerte de cueva de Ali Babá donde esconder los botines que sustraen. También es un punto de distribución de drogas al por menor y de tráfico de armas. Además opera como si se tratara de un recinto privado en el que es sumamente peligroso adentrarse; de ahí la relevancia de las imágenes que ha difundido la Policía este jueves.

Además de los cinco detenidos en El Vacie, el Grupo de Atracos localizó al resto de la banda en Sevilla Este y San Diego. Tras pasar a disposición judicial, los siete arrestados fueron enviados a prisión.