Un total de 45 personas se sientan en el banquillo de los acusados
Un total de 45 personas se sientan en el banquillo de los acusados - Raúl Doblado
Tribunales

Varios acusados señalan que la Gepol los presionó para denunciar las oposiciones de la Policía de Sevilla

Afirman en el juicio por el presunto amaño que les amenazaron si no contaban que se habían hecho trampas

SevillaActualizado:

El juzgado de lo Penal número 10 de Sevilla acogió este jueves la última sesión de declaraciones de acusados en el juicio por el supuesto amaño de las oposiciones de la Policía Local, promovidas en 2012. El próximo día 23 se retomará la vista oral con el testimonio de los primeros testigos citados.

Catorce acusados negaron que tuviesen acceso previo al contenido de las pruebas o que conociesen personalmente a los miembros del tribunal, entre otros aspectos. Además, dos de ellos denunciaron presiones de un agente del extinto grupo de asuntos internos (Gepol) para que denunciasen al tribunal de las oposiciones.

En concreto, estos dos opositores describen cómo un agente de la Gepol contactó con ellos durante el año 2012, quedando con uno de ellos en bares de la capital antes de iniciarse la investigación judicial.

En este sentido, este acusado indicó ayer que la segunda vez el agente de la Gepol le vino a decir que si no colaboraba «ya se verían y que la conversación no había existido». Al hilo de esto, el abogado de este opositor pidió al juez un careo con el agente de la Gepol, petición que fue rechazada por el tribunal.

Un careo

Otro de los declarantes lamentó que «después de siete años estudiando» se vea imputado en este proceso, asegurando que no conoce a nadie dentro de la Policía Local.

Como viene ocurriendo desde que prestara declaración el primero de los 45 acusados, los 14 procesados que comparecieron este jueves ante el tribunal se negaron a responder a las preguntas de la fiscal o de la acusación particular, contestando exclusivamente a sus abogados defensores.

La Fiscalía encuadra la presunta filtración de los exámenes en un intento de algunos de los miembros de los tribunales de favorecer a «determinados aspirantes por razones de amistad o vínculos «familiares o sindicales», tratándose uno de ellos del hijo de Manuel Bustelo, presidente del Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (Sppme) en Sevilla.

Entre los acusados figuran también personas que formaban parte de los tribunales constituidos para estas dos oposiciones, como el dirigente local del Sppme Manuel Baso y el superintendente de la Policía Local, Juan José García.

De otro lado durante la sesión se mostró una carta dirigida a la Junta sobre otras oposiciones de la comunidad en las que se «denunciaba» que había opositores familiares de agentes y que si aprobaban lo denunciarían. Lo que demuestra, según las defensas, que «estas maniobras estaban extendidas» y que la denuncia sobre la presunta filtración en Sevilla estaba «preparada de antemano».

Tras terminar las declaraciones de los acusados, el día 23 comenzará la fase testifical con la comparecencia de cinco testigos, entre ellos el presidente de la Junta de Personal del Ayuntamiento y el jefe de estudios de la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (ESPA).