Patos, en el estanque del Parque de los Príncipes
Patos, en el estanque del Parque de los Príncipes - RAÚL DOBLADO
Feria de Sevilla 2019

El Ayuntamiento aplaza el vaciado del estanque del Parque de los Príncipes tras las protestas

Lo hará después de verano después de que vecinos y ecologistas denunciaran que peligraban las aves acuáticas en fase de reproducción

SevillaActualizado:

El Ayuntamiento de Sevilla ha decidido aplazar el vaciado del estanque del Parque de los Príncipes para después del verano despúes de las protestas de los vecinos y de otros colectivos ecologistas. Fuentes del equipo de Juan Espadas han anunciado que la decisión de aplazar el vaciado se tomó el pasado miércoles y que, pese a que en años anteriores se hacía por estas fechas coincidiendo con la Feria de Sevilla, cuando se cierra el parque, se seperaraá hasta despues del verano.

En esa decisión de aplazamiento, además de las protestas ha influido, según fuentes municipales, para evaluar si con la nueva bomba de agua instalada en el estanque pueden aguantar unos meses más.

En cualquier caso el Ayuntamiento ha anunciado el aplazamiento tras el comunicado emitido por los vecinos asegurando que les están llegando quejas por el temor del cierre del estanque para su limpieza.

Según decían,, el Ayuntamiento debía tener en cuenta que el mes de mayo coincide con la época de reproducción de las aves acuáticas que allí viven y anidan. Los vecinos aseguran que actualmente hay cuatro camadas de patos muy pequeños, una de ellas es la de la «focha zambullín», que es una especie protegida, para la que está prohibido por ley la invasión de su hábitat en periodo de cría.

La asociación denunció que, por experiencias de años anteriores, el vaciado del estanque le produce a estas especies «un estrés muy significativo», que se hace extensivo a tortugas y peces.

En este sentido, la asociación afirma que, durante el vaciado, «las especies son maltratadas, almacenándolos en cubas de plástico a pleno sol». Además, según dicen, las tortugas escapan al no tener tanta dependencia del agua y «recorren el poco césped existente buscando frescor, por lo que están en peligro continuo».

Además, según los vecinos, los patos abandonan la isleta del estanque buscando el poco agua que queda, lo que constituye «una trampa mortal porque se quedan pillados, sobre todo las crías, en el fango del fondo, donde se hunden y ahogan».

Por todo, los vecinos pidieron que la limpieza se hiciera en otoño o invierno, cuando las temperaturas no son tan calurosas como en mayo y los animales tienen más defensas y no están en periodo de cría, teniendo todas las especies del entorno más posibilidades de sobrevivir.

De hecho, recuerdan que en los años 2009, 2010 y en 2017 así se hizo. Además, denuncian que el «experimento» de plantar en el fondo una «planta milagrosa» para garantizar la seguridad de animales ha sido «un rotundo fracaso».

.