Casos en los que ha habido una invasión «irregular» de veladores - ABC

Veladores en la calle Betis y el puente de Triana: un atentado contra el patrimonio

Varias denuncias ciudadanas alertan de los abusos que se registran en esta zona y que suponen un atentado contra elementos que cuentan con la protección BIC

SevillaActualizado:

La instalación de veladores sin licencia sigue siendo un quebradero de cabeza para el Ayuntamiento de Sevilla. Hay zonas en las que la invasión por parte de algunos establecimientos hosteleros llega a suponer incluso un atentado contra el propio patrimonio de Sevilla. Recientemente, la formación política de Ciudadanos del Distrito Triana en su cuenta oficial de Twitter se hacía eco de la instalación de veladores «irregulares» en puntos tan característicos como la calle Betis y el puente de Triana. En este sentido, cabe recordar que ambos elementos estarían sujetos a una especial protección debido a que están catalogados como Bien de Interés Cultural (BIC).

Concretamente, uno de los tuits denunciaba la instalación de veladores en la zapata del puente de Triana por parte de un establecimiento donde se aprecia en la imagen que las mesas se habían instalado a escasos metros del río Guadalquivir, lo que incluso podía suponer un peligro para las personas que suelen caminar por ese lugar. De hecho, esta denuncia ciudadana suscitó una gran polémica en redes.

Desde el Ayuntamiento de Sevilla aseguraron a ABC que el caso ya está en manos tanto de la Policía Local como de la Gerencia de Urbanismo y que se está a la espera de que «se resuelva el expediente».

Pero no es el único caso. En la misma semana y a través de la misma cuenta de Twitter se alertaba de otra invasión, en este caso, en la muralla de la calle Betis. Concretamente, la queja ciudadana hacía referencia a la «agresividad de los veladores» que habían utilizado el propio poyete para colocar pequeñas mesas que quedaban ancladas al murete con el único objetivo de que los clientes puedan depositar sobre ellas sus consumiciones. En este caso cabe recordar también que este pretil está declarado BIC. Tras ser preguntada por este periódico, la formación naranja ha declinado hacer algún tipo de valoración al respecto porque aún están estudiando ambos casos.

Sólo hay que dar un paseo por la calle Betis para comprobar que esta zona es uno de los puntos calientes para el Ayuntamiento de Sevilla, donde la accesibilidad para los peatones queda muy mermada por la invasión de veladores por parte de algunos establecimientos hosteleros.