Miguel Carcaño no ha protagonizado ningún altercado en la cárcel de Herrera de la Mancha - ABC
CASO MARTA DEL CASTILLO

La vida del asesino de Marta del Castillo en la cárcel: mucho patio y manualidades

Nadie va a visitar a Miguel Carcaño a la cárcel de Herrera de la Mancha, donde está desde 2013

SevillaActualizado:

El asesino de Marta del Castillo, Miguel Carcaño, ha cumplido casi diez de los veintiún años a que fue condenado. En la cárcel de Herrera de la Mancha, en Ciudad Real, ve pasar los días entre rejas desde 2013, año en que fue trasladado desde la prisión Sevilla 2, ubicada en Morón de la Frontera.

Carcaño ha mostrado buen comportamiento desde 2013 en la cárcel de Ciudad Real, sin registrar incidente alguno con otros presos del recinto, según fuentes consultadas por ABC. Ni ejerce de líder ni llama la atención. Su perfil es de discreción absoluta debido a su timidez. Algunas veces va a la biblioteca en su tiempo libre y otras a talleres de manualidades para trabajar con cerámica o madera.

Las hojas del calendario caen para Carcaño sin apenas novedad, ya que el reo pasa la mayoría de las horas del día en el patio o haciendo manualidades, según fuentes consultadas por ABC. Además, apenas nadie va a verle porque su madre falleció y no mantiene buenas relaciones con su hermanastro, Francisco Javier Delgado, ya que lo acusó de haber sido el autor material del crimen y de haber escondido el cadáver de Marta del Castillo en la finca La Majaloba. Sólo algunos familiares lejanos le han hecho en estos últimos cinco años alguna visita a Carcaño.

No estudia

Cada día en la vida de Carcaño es muy parecido al del día anterior, ya que el joven no se ha matriculado en estudios ni participa de las actividades de la prisión, donde todo el mundo conoce su identidad, sin que ello le haya supuesto ningún problema.

Se levanta a las 7 de la mañana y a las 8 de la mañana se hace recuento de presos en la prisión para ir a desayunar. Una hora después, Carcaño ya está en el patio de la cárcel. Las horas muertas se le pasan a Carcaño en ese patio desde las 9 a las 13,00 horas, hora del almuerzo. Tras la comida, el asesino de Marta del Castillo sube a descansar a su cuarto hasta las 5 de la tarde, hora en que los presos pueden volver a bajar otra vez al patio hasta las 19,00 horas.

A las 20,00 horas, los reclusos de Herrera de la Mancha ya están cenando y poco después se retiran para dormir. En su celda, Miguel Carcaño dispone de una televisión, pero no de dispositivos móviles que le permitan conectar con el mundo exterior, ya que están prohibidos en la prisión.

Permisos penitenciarios

Aunque Miguel Carcaño ha cumplido más de una cuarta parte de su condena (9 de los 21 años a que fue condenado), no ha pedido ningún permiso carcelario para salir de prisión en fin de semana. De hecho, la Ley permite a los presos de segundo grado penitenciario, como él, disfrutar de hasta 36 días al año de permiso, siempre que lo autorice un equipo técnico.

Algunas fuentes señalan que Carcaño no pide esos permisos porque sabe que no se lo van a conceder, ya que aún queda mucho tiempo para cumplir los 21 años y hay riesgo de fuga, así como porque no ha demostrado arrepentimiento por el asesinato ni ha colaborado para encontrar el cadáver de Marta del Castillo. Además, las mismas fuentes indican que Carcaño no tiene mucho interés en salir los fines de semana porque está muy solo y sabe que en Sevilla es un «apestado».