Un vigilante, autor de la amenaza de bomba en el aeropuerto

El guarda de seguridad, ahora detenido, mantenía diferencias con su empresa

abc
sevilla Actualizado:

La Guardia Civil ha detenido a un vigilante de seguridad del aeropuerto de San Pablo de Sevilla, por efectuar una llamada al 112 de la Comunidad Valenciana, en la que anunciaba la colocación de una bomba en el aeródromo sevillano.

Los hechos ocurrieron en fechas recientes, cuando en el servicio de emergencias de la Comunitat Valenciana se recibió una llamada desde un teléfono público en la que un individuo aseguraba que se había colocado un artefacto explosivo en la terminal de Sevilla que haríá explosión en una hora.

El servicio de emergencias 112 de la Comunidad Valenciana se puso en contacto con el de Andalucía y este asu vez con la Comandancia de la Guardia Civil de Sevilla.

El instituto armado activó de inmediato los correspondientes protocolos de actuación, movilizando a los servicios de seguridad ciudadana, desactivación de explosivos y servicio citológico.

Al mismo tiempo, los investigadores de la Guardia Civil de Sevilla comenzaron a indagar para identificar a la persona que hizo la amenaza. De esta forma y tras un arduo trabajo, puesto que solo se sabía que la llamada se efectuó desde un teléfono público ubicado en la localidad de Gandía (Valencia), por una persona que «tenía acento castellano», asegura el instituto armado.

Fruto de sus investigaciones, se logró identificar recientemente al sospechoso en la localidad sevillana de Alcalá de Guadaíra, que resultó ser D. S. N., quien trabaja como vigilante de seguridad en el mismo aeropuerto de San Pablo.

Una vez identificado, el vigilante de seguridad fue detenido por un supuesto delito de desórdenes públicos con amenaza de bomba. Según dijeron fuentes de la Guardia Civil a E. P., el vigilante dio el aviso de la presencia de un artefacto explosivo por un conflicto que mantenía con la empresa de seguridad en la que trabajaba