Expertos oncólogos en el Ibis de Sevilla ABC
SANIDAD

El Virgen del Rocío atiende cada año a más de 800 nuevas mujeres diagnosticadas de cáncer de mama

Una treintena de oncólogos internacionales reciben formación especializada en el centro sanitario

SevillaActualizado:

Una veintena de oncólogos de diferentes países (Colombia, Panamá, Perú, Brasil, Méjico, y Argentina) han acudido al hospital universitario Virgen del Rocío para completar su especialización en el diagnóstico precoz y el tratamiento multidisciplinar del cáncer de mama. Esta formación se encuadra en el modelo internacional «Preceptorship», que promueve el intercambio y las visitas de profesionales a los centros de conocimiento y de excelencia.

La unidad de Oncología ha elaborado el programa de formación específico y de elevada cualificación, que incluye la importancia de que un equipo multidisciplinar colabore en el diagnóstico preciso y precoz del paciente, además de en el tratamiento. También han insistido en otros aspectos médicos concretos relacionados con los avances actuales en los tumores de mama metastásicos.

El director de dicha unidad, Javier Salvador Bofill, junto a uno de los especialistas de este servicio, Manuel Ruiz Borrego, ha trabajado en estas sesiones intensivas tanto en las instalaciones hospitalarias como en el Instituto de Biomedicina de Sevilla (Ibis), que se integra en el campus.

El nivel de satisfacción de los profesionales ha sido muy elevado, por lo que el Virgen del Rocío aspira a ser elegido a nuevas reuniones de este tipo en España, que se organizan en hospitales altamente cualificados.

En cuanto al tratamiento del cáncer de mama, los profesionales del Virgen del Rocío atienden, cada año, a más de 800 nuevas mujeres diagnosticadas de neoplasia maligna de mama, que es el cáncer más frecuente en las mujeres andaluzas. 

La cartera de servicios incluye atención en consulta, hospital de día, radioterapia, el acceso a fármacos nuevos en ensayos clínicos y especialmente en fases tempranas, cirugía y reconstrucción de la mama en caso de haber tenido que recurrir a una mastectomía. Además, los hospitales ofrecen, junto al movimiento asociativo, la posibilidad de unirse a grupos de ayuda entre mujeres que han superado o se encuentra luchando contra la enfermedad.