Zoido une Economía y Empleo con Turismo y Fiestas Mayores
Juan Ignacio Zoido ya tiene perfilado su equipo de gobierno para este mandato - KAKO RANGEL

Zoido une Economía y Empleo con Turismo y Fiestas Mayores

Gregorio Serrano se postula como delegado. Las otras áreas clave son Coordinación, Urbanismo y Hacienda

sevilla Actualizado:

El nuevo gobierno de la ciudad que está diseñando el futuro alcalde, Juan Ignacio Zoido, está prácticamente perfilado. Como ha anunciado el propio Zoido durante toda la campaña, su programa propone la reducción de las delegaciones de gobierno a siete y la descentralización de la gestión en los once distritos, en cada uno de los cuales situará a un delegado. Por ello, su hombre de referencia será el que ocupe la Delegación de Presidencia y Coordinación, ya que a él corresponderá dotar a los distritos de autonomía para que cada concejal adscrito tenga competencias propias en la gestión de su zona. Curro Pérez y Beltrán Pérez son los mejor colocados para este puesto, que además compartirían con la Primera Tenencia de Alcaldía. No obstante, tampoco está descartado Juan Bueno. Entre estos tres concejales podría estar el segundo de abordo de Zoido, que si aplica el modelo de Madrid como tantas veces ha asegurado en estos meses, podría incluso nombrar un vicealcalde al modo de Manuel Cobo con respecto a Ruiz Gallardón en la capital de España.

El otro gran área de gestión será el de Economía y Empleo, al que se le adscriben los departamentos de Turismo y Fiestas Mayores, ya que, según asegura el propio Zoido, todos estos sectores «están interrelacionados entre sí» en tanto que el turismo es uno de los principales motores de generación de riqueza y de puestos de trabajo en esta ciudad. Para esta Delegación el alcalde apostará con casi total probabilidad por Gregorio Serrano, ya que el número dos de su lista, Javier Landa, que es exdecano de la Facultad de Económicas y Empresariales de la Hispalense, no tendrá una delegación, sino que ostentará la presidencia del Pleno y será el encargado de gestionar las relaciones institucionales y los planes estratégicos.

También parece claro que su decisión de aunar Cultura y Deportes conlleva que la persona encargada de esta tarea será la número tres de su lista, María del Mar Sánchez Estrella, mientras que para la Delegación de Hacienda y Administración Pública tiene muchas opciones la independiente Asunción Fley, pues hasta su elección como concejal ha sido directora del Departamento de Gestión de Ingresos de la Agencia Tributaria de Sevilla.

En cuanto a Urbanismo, este órgano volverá a acoger a las actuales delegaciones de Medio Ambiente, Parques y Jardines y Vía Pública —Infraestructuras para la Sostenibilidad en el lenguaje de Torrijos—, porque para Zoido es primordial la agilización de las licencias. «Hasta ahora para abrir un negocio había que pedir una licencia en Urbanismo y después otra en Medio Ambiente. Ahora se podrán solicitar en un mismo lugar», aclara. María Dolores de Pablo-Blanco, independiente que ha ocupado el puesto número cinco de la lista, está en las quinielas para ocupar este cargo, ya que hasta ahora ha sido subdirectora de Asuntos Jurídicos Patrimoniales de la Empresa Pública del Suelo de Andalucía (EPSA). Sin embargo, Zoido también podría apostar aquí por Curro Pérez, que ha sido el referente del grupo municipal del PP en este ámbito durante su etapa en la oposición.

El resto del sudoku aún está en el aire, ya que para las otras dos delegaciones vacantes se barajan varios nombres. Hay que partir de la base de que Zoido ya ha confirmado que tendrá un delegado no electo en su gobierno. El nuevo alcalde dice que será una persona que tiene un gran conocimiento de una de las áreas en las que piensa dividir el Gobierno. Y quedan por asignar la de Seguridad y Movilidad y la de Familia y Asuntos Sociales. Lo que está claro es que, además del citado no electo, la gestión principal de la ciudad se repartirá entre Beltrán Pérez, Curro Pérez, Gregorio Serrano, Juan Bueno, Asunción Fley, María del Mar Sánchez Estrella y María Dolores de Pablo-Blanco, sin descartar a Maximiliano Vilches, en quien Zoido ha depositado siempre mucha confianza. En total, nueve personas para siete áreas. Dos quedarán, por tanto, relegados a los distritos o a posibles puestos de nueva creación.

No obstante, la incógnita se resolverá mañana mismo. El nuevo alcalde ha anunciado que hará público su equipo de gobierno, momento a partir del cual las quinielas comenzarán a llevarse a cabo en las direcciones de área y en las empresas municipales, donde habrá una renovación absoluta y sin excepciones. Y es que la intención de Zoido es comenzar a gestionar la ciudad nada más tomar posesión el próximo 11 de junio. No en vano, ya ha confirmado que tomará medidas inminentes como la derogación del Plan Centro «en el primer Pleno hábil» de su mandato, lo que provocará la inmediata inhabilitación de las cámaras. Esta medida llevará aparejada la licitación de los aparcamientos que ha propuesto para el entorno del casco antiguo. Asimismo, Juan Ignacio Zoido asegura que cambiará el mobiliario urbano de la Puerta de Jerez y la Avenida de la Constitución «para adaptarlo al contexto», sin perjuicio de que las farolas y bancos de diseño «puedan perfectamente tener cabida en otros puntos de la ciudad en los que haya que apostar por la vanguardia».

Tampoco olvida el nuevo alcalde detalles como la calle dedicada a Pilar Bardem, que perderá este rótulo porque «no creo que Sevilla deba de tener una calle dedicada a una mujer que dice que no se siente orgullosa porque ella nació aquí accidentalmente». En este sentido, asegura que «no es lógico que tenga una calle Pilar Bardem y no la tenga Antonio Burgos», una cuestión que también abordará.

Por otra parte, Zoido también recalca que iniciará urgentemente negociaciones para convertir Altadis en un centro de mayores y centro comercial dedicado al arte de vanguardia y que impulsará con entidades privadas la rehabilitación de Santa Catalina, hasta el punto en el que se atreve a adelantar que «antes de que acabe el mandato estará reabierta». En el ámbito cultural, promoverá la recuperación de la Bienal de Arte Contemporáneo y pondrá en marcha la habilitación del mercado de la Puerta de la Carne como espacio de creación para jóvenes pintores y escultores. Aunque, según subraya el alcalde electo, la prioridad en todos los casos será mejorar los servicios públicos, como el transporte, la seguridad o la limpieza.