PENA Y DESILUSIÓN EN LA ORGANIZACIÓN

Sevilla, ausente en el Vía Crucis de Madrid

laura daniele
madrid Actualizado:

Las cofradías sevillanas serán las grandes ausentes del multitudinario Vía Crucis que presidirá el Papa en agosto de 2011 en Madrid, con motivo de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ). «Es una pena», dijo ayer el director de Actos Centrales de la JMJ, el sacerdote Javier Cremades, durante una rueda de prensa para presentar las catorce tallas que participarán en esta celebración, uno de los actos principales de la JMJ.

Hasta el último momento el Comité Organizador conservó su optimismo en que la Hermandad de la Esperanza de Triana aceptaría su invitación de traer a Madrid al Cristo de las Tres Caídas, después de que «tres informes técnicos desaconsejaran» otra de las opciones: el Cachorro de Triana. El pasado viernes, el cabildo extraordinario de hermanos echó por tierra cualquier posibilidad, por lo que el Comité decidió reemplazar la talla por una madrileña.

Nadie duda que la propuesta de traer a la capital lo más representativo de la Semana Santa española «es una aventura osada», como reconoció el Hermano Mayor de la Cofradía de Nuestro Padre Jesús Nazareno de Murcia, Rafael Cebrián Carrillo, también presente en la rueda de prensa. Sin embargo, recordó que «no somos propietarios de las imágenes, somos simplemente responsables de ellas, pero para que cumplan el fin para el que han sido creadas: ser Evangelio vivo en la calle».

Aunque aún es muy pronto, Cremades explicó que la idea es que los pasos, una vez finalizado el Vía Crucis, sobre las 10 de la noche, procesionen hasta el lugar de su recogida tal como acostumbran en Semana Santa. «Queremos que sea una Madrugá en Madrid especialmente genial».

Los pasos

Después de la negativa de la Esperanza de Triana, los pasos que participarán en el via crucis en Madrid, por este orden, son los siguientes: la Ultima Cena, de Murcia; Beso de Judas, de Málaga; Negaciones de San Pedro, de Orihuela (Alicante); Jesús Sentenciado a muerte, de Madrid; Jesús cargado con la cruz, de Madrid; Jesús cae bajo el peso de la cruz, de Madrid; El cirineo ayuda a llevar la cruz, de León; La Verónica enjuga el rostro de Jesús, de Jerez de la Frontera (Cádiz); Jesús Despojado de sus Vestiduras, de Granada; Jesús clavado en la cruz, de Zamora; Jesús muere en la cruz, de Málaga; El descendimiento, de Cuenca; Jesús en brazos de su madre, de Valladolid; y Jesús sepultado, de Madrid.

Los pasos —siete de los siglos XVII, XVIII y XIX y otros tantos del siglo XX— procesionarán hasta su lugar de estacionamiento y allí permanecerán mientras los jóvenes realizan el recorrido desde Cibeles hasta Colón y pararán frente a cada imagen para rezar.

Un grupo de adolescentes de 14 países en los que la Iglesia está perseguida encabezarán la marcha portando la Cruz junto al Santo Padre.