Cuando aprieta el sol... «solmáforo»
Julián Sánchez Conejo-Mir, Francisco Galán y José Antonio Maldonado - A.B.P.

Cuando aprieta el sol... «solmáforo»

La farmacia Ciudad Expo en Mairena del Aljarafe instala el primer medidor de Europa de rayos ultravioletas

AMPARO BACA PÁEZ
MAIRENA DEL ALJARAFE Actualizado:

Es habitual en estos días que Andalucía sea fuente de muchas noticias en los medios nacionales por las altas temperaturas que se registran, sirviendo como ilustración los archiconocidos termómetros que se pueden encontrar en cualquier punto de las distintas ciudades.

Sin embargo, el efecto del sol sobre la temperatura humana se puede comprobar fácilmente, no siendo así con respecto a las consecuencias de esas radiaciones solares sobre nuestra piel. Tan sólo un día de vuelta de la playa después de haber estados expuestos completamente al sol podremos emplear la expresión de que «volvemos más rojos que una gamba».

Pero la situación es mucho más seria, pues uno de cadas tres cánceres diagnosticados en el mundo es de piel y ese es un factor de riesgo.

Francisco Galán, titular de la farmacia Ciudad Expo en Mairena del Aljarafe y óptico experto en fotoprotección, muy sensibilizado con el tema, no sólo se conforma con llamar la atención a cualquiera que vea por la calle o en la playa en situación de riesgo por radiación, sino que ha pasado a la acción por un bien común. Ha situado en la fachada de su farmacia el denominado «solmáforo», un semáforo que mediante un código de color expresa el nivel de radiación que emiten en cada momento los rayos solares ultravioleta sobre la piel. A pesar de la importancia de esta información, es el primero que se instala en Europa; el resto se encuentra en el Cono Sur americano.

Este «solmáforo» indica de forma muy visual y sencilla, siguiendo la escala de colores instaurada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), el nivel de riesgo, siendo el verde el que menor peligro entraña, hasta subir al violeta, pasando previamente por el amarillo, naranja y rojo. «Cuando llegan estas fechas la gente se rinde con total inconsciencia a la moda del bronceado, precisamente cuando la radiación solar está en máximos anuales y cuando más peligroso es exponerse al sol», explica Galán.

Para esta concienciación, el farmacéutico contó con la presencia de Julián Sánchez Conejo-Mir, jefe del Servicio de Dermatología del Hospital Virgen del Rocío de Sevilla, quien recordó que «igual que el tabaco mata, el sol también puede hacerlo». Así, apuntó las tres bases sobre las que se asienta una correcta protección de los rayos ultravioletas. En primer lugar habría que evitar las horas de mayor exposición, como es el mediodía. El otro pilar sería el uso de una ropa adecuada con sombreros, gafas de sol, etcétera; y por último la protección con cremas adecuadas, sin reparar en el factor a utilizar: «Más vale pasarse que quedarse cortos».

A esta apuesta decidida por la concienciación de la importancia de los rayos solares también se unió José Antonio Maldonado, el clásico «hombre del tiempo» en las pantallas de los hogares españoles. Maldonado hizo hincapié en la importancia de este «solmáforo» para conocer la intensidad real de los rayos solares, teniendo en cuenta que ésta no va necesariamente relacionada con la temperatura. «La gente asocia radiación solar a temperatura y no es así. En estas fechas, en torno al solsticio de verano, estamos en los momentos de máxima incidencia de rayos UV y por tanto de máximo riesgo, pese a que las temperaturas más elevadas del verano todavía están por llegar», añadió.

El promotor de importar esta idea a Mairena del Aljarafe espera que el «solmáforo» se convierta en un habitual en las calles españolas y se pongan en marcha más campañas de fotoeducación, tan desarrolladas en otros países».