Monumento a la memoria del héroe de la Cruz del Inglés
Un momento del acto de inauguración del monumento - A. MALLADO
ALCALÁ DE GUADAÍRA

Monumento a la memoria del héroe de la Cruz del Inglés

Rescata la historia del soldado que hace 200 años fue enterrado en un cruce de caminos

ALCALÁ DE GUADAÍRA Actualizado:

La ciudad cerró ayer uno de esos bucles históricos que alimentan la curiosidad por el pasado. Inauguró un monumento al héroe que desde hace doscientos años da nombre a uno de los topónimos más usados en el municipio, pero cuyo origen pocos conocen. En el cruce de caminos de la Cruz del Inglés se ha colocado un monolito rematado por una cruz y en el que se inscribe una reproducción de la lápida original que dio origen a la denominación. La historia, que la Asociación Cruz del Inglés se propuso rescatar hace dos años es uno de esos relatos que gustan a Pérez Reverte. Año 1812. Guerra contra el francés. Los ingleses aliados de España. El regimiento de granaderos ingleses lucha desde hace meses en Andalucía. En agosto llega a Sevilla para liberarla de tropas imperiales. La clave es el puente de barcas de Triana. Aquí nuestro héroe escribe su nombre en la historia. El teniente coronel John Scrope Colquitt se lanza en vanguardia sobre el puente y lo toma antes de su destrucción, que hubiera dejado a Sevilla a merced del saqueo francés. El episodio figura en lugar destacado en las crónicas inglesas. Su regimiento queda acantonado en Alcalá. Pero el calor, el agotamiento y las heridas mal curadas de otras batallas se llevan por delante al héroe. Sus soldados lo entierran en un cruce de caminos donde había un humilladero con una cruz, que el pueblo comienza a llamar la Cruz del Inglés.

Ayer Inglaterra envió al acto institucional a un grupo de familiares y descendientes de John Scrope, a un capitán de su regimiento, Charles Elwell, y a un soldado con uniforme de gala que interpretó varios toques de corneta. A quien no mandó la Gran Bretaña es a un traductor que escribiera de forma correcta el nombre del homenajeado en el monumento, donde aparece como «Jhon». La pifia se remata con el resto del texto, ya en español, que contiene cinco faltas de ortografía y dos erratas. Asimismo, remata la inscripción afirmando que «Alcalá de Guadaíra erigió este “nonumento” celebrando “así mismo” que los pueblos...».

De cualquier manera, vamos.