La Policía investiga la falsificación y robo de papeles oficiales
La sede del Distrito fue asaltada ayer; a la derecha, la puerta por la que supuestamente accedieron

La Policía investiga la falsificación y robo de papeles oficiales

La sede del distrito de las facturas falsas amaneció ayer con una puerta lateral abierta y el sello de registro con la fecha cambiada al 7 de junio de 2011

ALBERTO GARCÍA REYES
SEVILLA Actualizado:

El Distrito Macarena, epicentro de la corrupción municipal en la era de Alfredo Sánchez Monteseirín, amaneció ayer con síntomas evidentes de haber sido allanado por alguien que tenía llaves y que sabía bien a lo que iba. Según ha podido saber ABC de fuentes policiales, la Brigada de Policía Científica de Sevilla se personó ayer en la sede de este departamento municipal para realizar una primera inspección ocular a fin de determinar lo ocurrido. Y la Policía Nacional ya ha iniciado una investigación al respecto.

D Todo se precipitó tras la denuncia efectuada por la nueva delegada del Distrito, Evelia Rincón, en la comisaría de La Macarena a las once de la mañana. La concejal del PP acudió a las dependencias policiales, según las mismas fuentes, para poner en conocimiento de la autoridad una serie de indicios que habían detectado los funcionarios sobre el posible asalto a la sede. El relato de este nuevo escándalo en la Macarena comienza a las 15:30 horas del pasado lunes. En ese momento, la delegada Rincón, el director del Distrito, Francisco Carreño, y el subdirector, José María González, abandonaron la sede, situada en la calle Manuel Villalobos, quedando ésta vacía hasta la mañana de ayer y sin permiso de acceso para nadie durante todo ese intervalo de tiempo. El subdirector, el citado González, asegura que cerró con llave el edificio. Sin embargo, a las 7:50 horas de la mañana de ayer el vigilante de seguridad de la empresa Magasegur que trabaja en este inmueble y que es la primera

persona en llegar cada día para hacer su servicio, detectó que una de las puertas laterales de la sede estaba abierta, concretamente una de las dos hojas de la entrada situada en al calle Abuyacub. González, el subdirector, recalca que él la había cerrado personalmente y que después se llevó la llave, ya que es una de las personas que tiene permiso para hacerlo, además de la jefa de negociado del Distrito y el citado vigilante de seguridad. Sólo hay, de hecho, tres llaves en uso oficial. Pero eso no es todo. Según la primera inspección policial, el autor de los hechos accedió a la zona administrativa, concretamente a la mesa de la jefa de grupo del Distrito, María José Dorado. En la denuncia interpuesta por Evelia Rincón se aclara que Dorado advirtió nada más llegar a su puesto que dos sellos, el de entrada y el de salida de documentos oficiales, tenían la fecha cambiada, pese a que ella siempre los deja con la fecha del día anterior y les coloca la del día en curso al llegar a su

mesa cada mañana. Extrañada por este suceso, la jefa de grupo confirmó que había dejado puesta la fecha del 4 de julio consultando los últimos documentos sellados el día anterior. Sin embargo, los sellos tenían fecha del 7 de junio de 2011, cuatro días antes de que el equipo de gobierno anterior finalizara su gestión.

Este hecho es el que ha motivado principalmente la investigación policial, ya que es un indicio «evidente» de la posible falsificación de documentos oficiales. Según las fuentes consultadas, la persona que haya accedido a la sede ha podido sellar facturas que estuvieran sin contabilizar o incluso falsificar expedientes completos a los que podría haberles dado «oficialidad» estampando el sello de entrada del Distrito, entre otras cosas.

En la denuncia realizada por la delegada se aclara que las tres llaves que actualmente están en uso estaban en poder del anterior grupo político que dirigía el Distrito, el PSOE, y de la anterior jefa de sección. Rincón añade además que desconoce si alguna de estas personas pudo haber hecho copias de las llaves. Por su parte, la Policía Científica recabó ayer las primeras pruebas, que demostrarían la veracidad de los hechos denunciados. No obstante, en el Distrito no se levantó ayer ninguna alarma al respecto y los empleados municipales continuaron haciendo su trabajo con normalidad, mientras que la Policía no ha querido ofrecer más información al respecto.

En la primera revisión no se ha podido determinar qué documentos han podido desaparecer y cuáles han sido manipulados, ya que el PSOE había dejado una gran cantidad de expedientes sin tramitar en los últimos meses, un hecho también llamativo si se tiene en cuenta que en este distrito se produjo el caso de las facturas falsas por el que han acabado en la cárcel dos personas del entorno directo de Monteseirín.