Toscano se personará ahora en el caso del Plan de Empleo

El Ayuntamiento de Dos Hermanas ve «extraño» el mandamiento judicial y «soprendente» la actuación de la Policía

ALBERTO GARCÍA REYES
SEVILLA Actualizado:

El Ayuntamiento de Dos Hermanas emitió ayer un comunicado para dar su versión de la investigación que se lleva a cabo desde el juzgado de instrucción número tres de este municipio por el que se dictó un mandamiento el pasado 28 de junio exigiendo a la Alcaldía que le entregara a la Policía Judicial el «listado completo» del Plan de Empleo Local. El texto remitido a los medios reitera que todo comenzó a raíz de una denuncia del propio Ayuntamiento, algo que ya había asegurado a ABC el alcalde, el socialista Francisco Toscano, al tiempo que se afirma que el Consistorio —pese a ser el supuesto denunciante— «se personará» en las diligencias previas. La oficina del Portavoz del Gobierno municipal sostiene que el origen de caso es «un documento de empadronamiento con evidentes indicios de manipulación», un certificado que procede «del Ayuntamiento de Sevilla» y que «aparecía manipulado incorporando detalles propios del Ayuntamiento de Dos Hermanas». El comunicado prosigue que «al

presentarse el documento manipulado en el Departamento de Estadística de este Ayuntamiento el día 1 de junio actual, la funcionaria que atendió a la persona que lo presentaba lo puso en conocimiento del jefe de la Dependencia, quien a su vez lo comunicó a Secretaría». Según la versión municipal, «el secretario informó a la Alcaldía, que ordenó que se avisara a la Policía para que interrogara a la persona que presentó el documento». Las fuentes del caso consultadas por ABC aseguran que la primera llamada de atención a la Policía la protagonizó un funcionario. Y el comunicado del Ayuntamiento no lo desmiente, aunque añade que «el jefe de Estadística avisó a la Policía» porque estaba «cumpliendo lo ordenado», algo que cambia la versión municipal, ya que Toscano aseveró a este periódico que la denuncia la había puesto él mismo.

El citado funcionario fue llamado después «para que compareciera en las dependencias policiales para tomar información de los hechos», continúa el escrito, que también recalca lo que Toscano dijo a este periódico sobre que había dado cuenta del certificado de empadronamiento falso al Ayuntamiento de Sevilla. Ayer, no obstante, el Gobierno municipal también aclaró que igualmente informó a la Consejería de Igualdad y Bienestar Social, aunque no explicó por qué razón.

En este punto, el Ayuntamiento califica de «extraño» el mandamiento judicial en el que se le exige la entrega del Plan de Empleo a la Policía: «Sin más información sobre el curso seguido por la denuncia formulada por este Ayuntamiento, se recibió un extraño escrito del juzgado de primera instancia e instrucción número 3 de Dos Hermanas, de fecha 28 de junio, solicitando que se facilitase a la Policía Judicial listado completo de personas contratadas en el que denomina Plan de Empleo Local de 1 de junio de 2010 a 1 de junio de 2011». Sin embargo, tras tachar de «extraño» el oficio judicial, el comunicado valora la «mutua colaboración» existente entre la Policía Local y la Nacional e indica que «ninguna relación tiene la denuncia formulada por el Ayuntamiento sobre el documento falso y el Plan de Empleo Municipal, por lo que no se acierta a comprender cómo se ponen en relación cosas tan dispares».

La valoración del trabajo de la Justicia en este sentido no se detiene sólo en los argumentos anteriores. Para el Ayuntamiento nazareno «resulta cuando menos sorprendente que estando juntos en Dos Hermanas, en el mismo edificio de la Comisaría Conjunta, los servicios de la Policía Local y Policía Nacional», la segunda «pida información al Ayuntamiento a través de unas diligencias previas incoadas en el juzgado, diligencias cuyo objeto se desconoce y sobre el que se informa profusamente a la prensa por quien sea, incluso publicando un oficio del juzgado deducido de las diligencias previas, que son secretas».

El Ayuntamiento, que maneja toda esta información a tenor de lo publicado en su comunicado oficial, hace hincapié en que, como ya había explicado Toscano a este periódico, fue él quien denunció el caso, a pesar de lo cual concluye que «se personará en las referidas diligencias previas» —algo que ya ha anunciado también el PP— y que «pedirá que se depuren las responsabilidades de todo tipo, personales y funcionariales, a que hubiere lugar con respecto a quienes han dado pie a este cúmulo de despropósitos y falsedades». Y es que, curiosamente, se habla en el mismo escrito de la «inexactitud y tendenciosidad de las informaciones que se vienen publicando» y de lo «soprendente» que resulta que del objeto de la investigación se informe «profusamente a la prensa por quien sea». Es más, al referirse al mandamiento judicial publicado por este periódico, el Ayuntamiento lamenta que desconoce «quién puede haberlo hecho llegar a la prensa».