Molino restaurado en Raggiolo, Italia
Molino restaurado en Raggiolo, Italia

Dormir en un OVNI o en una casa de cristal, alojamientos únicos para desconectar

Ocho lugares por el mundo para descubrir nuevos espacios en Laponia, Austria o EE.UU.

Actualizado:

¿Quién no ha soñado alguna vez en dormir en el interior de un antiguo molino, en un impresionante castillo o despertarse en plena noche y contar las estrellas a través de un techo de cristal? Lo cierto es que cada día son más los alojamientos que se modernizan para ofrecer al visitante lugares únicos que recuerden para siempre. Holidu, el buscador de alquileres vacacionales propone ocho lugares con encanto para olvidarse del mundo.

12345678
  1. Vacaciones en un OVNI, en Gales

    ¿Te apetece dormir en una nave espacial sin tener que abandonar el planeta azul? La nave Spodnic es, probablemente, la mejor opción que vas a encontrar. Además es una nave muy completa, con una mini nevera, un radiador y una cama doble. Por si fuera poco, viene equipada con un montón de sorpresas para divertirte, entre ellas una consola de juegos retro y una buena selección de libros y juegos a tu disposición. El exterior tampoco se queda atrás: vistas a los árboles y al campo, cocina exterior cubierta con parrilla y horno y ¡hasta un gran jacuzzi! El OVNI, enclavado en un valle boscoso en el corazón de Pembrokeshire, tiene espacio para acoger de dos a cuatro terrícolas ¡o extraterrestres! Tampoco faltan los servicios y las actividades en los alrededores: masajes a la orilla del río, manicuras, pedicuras, cuevas para navegar en kayak y hasta castillos.

    Precio medio por noche en agosto: 170 euros

  2. Casa de cristal en los fiordos islandeses

    No hay mejor lugar al que llevarte a tu pareja que esta casita de cristal en el fiordo de Hvalfjörður. En cualquier época del año, las vistas te quitan el hipo: en invierno podrás ver de cerca la aurora boreal acurrucado con tu media naranja y en verano podréis hacer carantoñas mientras observáis el impresionante paisaje bañado por los rayos del sol, y quizás hasta avistar focas, por sólo nombrar algunas de las experiencias únicas que os esperan aquí. Ah, y por si no te habíamos convencido aún, puedes ponerle la guinda a la jornada con un bañito bajo la luz de las estrellas en la piscina privada para dos.

    Precio medio por noche en agosto: 509 euros

  3. Antiguo molino en Raggiolo, Italia

    En en lugar idílico, en medio de la naturaleza y en las proximidades de un arroyo de la localidad italiana de Raggiolo, se encuentra un antiguo molino de agua de principios del siglo XVIII, alejado por completo del barullo. A pesar de haber sido completamente renovado, el molino no ha perdido ni una pizca de su encanto tradicional. La piedra y la madera son la nota dominante y hacen viajar a los huéspedes a un pasado suspendido en el tiempo. No falta ni la piscina para refrescarse cuando el calor aprieta, ni tampoco las tumbonas y hamacas para echarse una relajante siesta o leer un poco al solecito.

    Precio medio por noche en agosto: 266 euros

  4. Casa-escultura en Nußdorf, Austria

    En el país de los lagos, se encuentra esta original obra de arte habitable denominada Ufogel, en la que sentirás que estás suspendido en el aire. Para acceder a la vivienda, construida casi enteramente en madera de alerce, hay que subir por una escalera. Los grandiosos techos curvos de las habitaciones te hacen sentir protegido del mundo exterior. La ventana panorámica ofrece unas vistas impresionantes de los Alpes mientras que el calorcito de la chimenea y del suelo calefactable se encargan de acogerte y mimarte. Si buscas alejarte de la rutina y entrar en contacto con la naturaleza, este original refugio de montaña es perfecto para tí, y está listo para acoger a 2 adultos y un máximo de 3 niños.

    Precio medio por noche en agosto: 197 euros

  5. Trullo, pura tradición italiana

    A tan sólo cinco minutos del pintoresco centro de la localidad italiana de San Michele Salentino se encuentra este Trullo con espacio para cuatro. Un Trullo es una casa redondeada con muros de piedra, que invita a dejarse conquistar por la historia y las tradiciones locales. A pesar de conservarse como manda la tradición, a este alojamiento no le faltan las comodidades. En los días soleados el aire acondicionado y la ducha exterior se encargarán de refrescarte. La terraza y la barbacoa completan la estampa y te permiten disfrutar al máximo del magnífico clima de la región. Si tienes coche sólo te hacen falta 20 minutos para llegar al encantador casco antiguo de Ostuni, con sus hermosas casitas blancas y sus estrechos callejones por los que da gusto pasear.

    Precio medio por noche en agosto: 97 euros

  6. Yurta al estilo de Mongolia en Bélgica

    Un refugio en medio de la naturaleza en forma de Yurta, en Houffalize, Bélgica equipada para ofrecer comodidad y privacidad a una pareja con ganas de dejarse sorprender. Interiores coloridos, muebles de madera y la decoración cuidada de la tienda nómada crean una atmósfera única y fantástica.

    La luz del día se adentra en el interior por la ventana redonda del techo y al caer la noche las numerosas lámparas toman el relevo. La casa colindante con sus habitaciones llenas de color se encarga de que no te falte de nada: cocina, baño y también un sofá-cama para dos invitados más. Las vistas al bosque y el exotismo del lugar aseguran unas vacaciones (y unas fotos) dignas para el recuerdo.

    Precio medio por noche en agosto: 93 euros

  7. Cabaña de madera en Laponia, Finlandia

    Nada como una cabaña en pleno bosque para relajarse y pasar unos días en armonía con la naturaleza, lejos de las multitudes de turistas. Esta casita de madera en Pyhätunturi, al norte del Círculo Polar Ártico, es la excusa perfecta. Si esquías, le sacarás el máximo partido, ya que tiene pistas de esquí a un tiro de piedra. La moderna y amueblada vivienda tiene espacio para alojar cómodamente hasta a ocho personas. La chimenea aporta el toque cálido y acogedor mientras que las múltiples ventanas te dan la sensación de estar en medio de la naturaleza. Para completar la experiencia relajante, apenas tendrás vecinos.

    Precio medio por noche en agosto: 204 euros

  8. Castillo a estrenar en EE.UU.

    Cerramos la lista con una primicia: este impresionante castillo de piedra de 2.787 m2 que está en construcción en Beach Lake, Pensilvania y está previsto que lo terminen justo a tiempo para darte unas vacaciones de escándalo, el 1 de agosto de 2019. Tendrá una capacidad para 50 personas con nada menos que 18 habitaciones, cada una con baño propio. El lujo está asegurado con una cancha de básquetbol de interior, un cine de 72 asientos con pantalla de 5 metros, un escenario para espectáculos, una bolera, un campo de minigolf interior; una sala de conferencias para 80 personas con vistas increíbles, una sala de yoga, una sala de videojuegos, una zona para niños pequeños con paredes de pizarra, una cocina gigante y hasta un laberinto que conduce a habitaciones secretas. El exterior es igual de impresionante con sus casi 50 hectáreas, repletas de senderos naturales.

    Precio medio por noche en agosto: 5.796 euros