Entrenamiento de los futuros monjes guerreros
Entrenamiento de los futuros monjes guerreros - PILAR ARCOS

SHAOLINAsí es el mayor centro de artes marciales de China, cuna de los monjes guerreros

El monasterio de Shaolin (China) es heredero de una academia imperial del siglo X y acoge a 7.500 estudiantes

Actualizado:

Dengfeng es una tranquila población de la provincia de Henan, de unos 600.000 habitantes a los pies del monte Song, una de las cinco montañas más sagradas de China. Podría pasar inadvertida si no fuera porque aquí se encuentra el monasterio de Shaolin, el de los monjes guerreros.

En el año 527 llegó a estos parajes el santón indio Bodhidharma y con él las enseñanzas del budismo. Fundó un monasterio que en poco tiempo contó con un buen número de discípulos. Hay registros de que en el año 630, trece monjes de Shaolin utilizaron su destreza física para defender al emperador Tai Tsung de un ataque de los mongoles. Agradecido, el monarca los tomó bajo su protección y fue a partir de entonces cuando Shaolin experimentó un gran desarrollo y empezó a ser conocido.

El Bosque de Pagodas. La más antigua es del siglo VIII
El Bosque de Pagodas. La más antigua es del siglo VIII - PILAR ARCOS

Shaolin, que significa «Bosque Joven», hoy tiene fama de ser «El Templo Número 1 bajo el Cielo» (es decir, el Templo Mayor), y es Patrimonio Mundial de la Unesco desde 2010. Aquí estudian muchos jóvenes chinos y extranjeros en régimen monacal. Aportan cuotas que sirven para el mantenimiento de la institución, junto con lo que se recauda con las entradas de un espectáculo que ya ha dado la vuelta al mundo. De aquí salen todos los años centenares de expertos en artes marciales que van a empresas privadas de seguridad, escuelas internacionales, y que incluso participan en películas de acción al estilo Bruce Lee.

[Te interesará: Así es el Buda más alto del mundo]

Junto al monasterio está el Bosque de Pagodas. Se puede llegar a él en unos coches eléctricos, ecológicos, budistas. Allí encontramos 228 estructuras de ladrillo y piedra construidas a partir del año 791 durante las dinastías Tang, Yuan, Ming y Qing. Las hay de todos los tamaños y diferentes formas, desde uno hasta siete pisos, la mayor mide casi 15 metros de altura. Son construcciones en memoria de monjes ilustres, y algunas guardan sus reliquias. Han sido construidas en muy diferentes épocas, por lo que no hay dos iguales. Sin embargo el conjunto muestra una extraña armonía.

Otro de los atractivos de la ciudad de Denfeng es la Academia Songyang, que en tiempos de la dinastía Song (960-1279) llegó a ser uno de los cuatro centros de enseñanza más importantes de China, basado en la educación confuciana. Pero en 1905 fue abolido el sistema de exámenes tradicionales y para sustituirlo se creó esta academia. Entre los pabellones hay jardines centenarios, en uno de ellos se pueden ver dos cipreses plantados durante la dinastía Han (206 aC - 220 dC) entrelazados entre sí y que, según los expertos, todavía pueden vivir otros mil años.

Esa era la escuela antigua, hoy un museo, pero hay otra moderna en plena y creciente actividad, la Shaolin Wushu Epo College. Fundada en 1977 es la más importante en la enseñanza de las artes marciales, cuenta con más de 400 profesores que atienden a 7.500 estudiantes de Infantil y Secundaria. Aquí se da la misma importancia al cultivo del cuerpo que al del espíritu, y desde su creación han salido centenares de expertos en wushu (literalmente «habilidad marcial», también conocido como kungfu), uno de los deportes que aspira a ser olímpico en Tokio 2020. En Occidente es conocido por los grupos de exhibición. El de esta escuela ha realizado más de 3.000 actuaciones por todo el mundo (entre ellas en España) a en las que se presentan como los Monjes de Shaolin.