Florencia, una ciudad perfecta para una escapada de fin de semana
Florencia, una ciudad perfecta para una escapada de fin de semana - Flickr

Diez ciudades europeas para una escapada de fin de semana

Destinos europeos que son perfectos para un viaje de fin de semana aprovechando los últimos días del verano

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Puedes aprovechar los últimos días del verano para hacer una escapada de fin de semana. Te damos 10 ideas de destinos perfectos para un viajes exprés.

1. Oporto (Portugal)

Ubicada a orillas del río Duero, al norte de Portugal, es una de las ciudades más antiguas de Europa. Además, de la belleza natural que le caracteriza tiene un centro histórico que fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1996.

Dos días pueden ser suficientes para descubrirlo; Durante el primer día puedes recorrer el centro histórico y el distrito de Ribeira además, puedes añadir un breve crucero por el río Duero.

El segundo día se puede visitar Vila Nova de Gaia (situada en la orilla sur del río) y el distrito de Foz, podemos acabar con una visita a las bodegas y una degustación.

Por la noche puedes disfrutar de los animados restaurantes ubicados en el distrito de Ribeira, o si quieres algo de fiesta, debes dirigirte a los bares y clubs que hay cerca de la universidad o a la Rua galería (que se conoce afectuosamente como la «la calle de los bares»).

Oporto (Portugal)
Oporto (Portugal) - Flickr

2. Ámsterdam (Países Bajos)

Es una de las ciudades con más ambiente de Europa y culturalmente no se queda atrás ya que, está a la vanguardia en cuanto a espectáculos, artes y museos. La ciudad de las bicicletas cuenta con un ambiente único gracias a sus canales, su historia y sus tradiciones.

El primer día puedes dar un paseo por el centro histórico y aprovechar para hacerlo en bicicleta o en los famosos tranvías y autobuses turísticos. Te recomendamos un paseo relajante por plaza Dam, el animado Damrak, el Barrio Rojo, el Spui y la zona de los canales, considerados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. No te puedes olvidar de acercarte a la Museumplein y elegir entre visitar el Museo Van Gogh o el Rijksmuseum, dos museos imprescindibles de la ciudad.

El segundo día comienza con la visita al museo de Ana Frank, otra visita obligada. Cerca del museo tienes el Cafe ‘t Smalle para probar alguna de las delicias típicas, después seguimos por el sitio más sugerente del Ámsterdam medieval, Begijnhof; Por la tarde podemos dar un paseo para descubrir con detalle el Barrio Rojo.

Ámsterdam (Países Bajos)
Ámsterdam (Países Bajos) - Flickr

3. Milán (Italia)

Ofrece todas las ventajas de una gran ciudad unidas a la comodidad que proporciona su pequeño tamaño. Mundialmente conocida como una de las capitales de la moda, ofrece un amplio abanico de actividades.

Los lugares obligatorios de tu visita a la ciudad son el Duomo de Milán, uno de los edificios más emblemáticos de la ciudad, que encontrarás en la plaza del mismo nombre; En uno de los laterales tienes la Galleria Vittorio Emanuele, una elegantísimo espacio comercial y no te olvides de pisarle los testículos al toro de la galería. A nivel cultural, otro sitio que no te puedes perder es la iglesia y convento de Santa Maria delle Grazie, en el refectorio de este convento pintó Leonardo DaVinci un mural que se convertiría en una de sus obras maestras: La última cena.

No olvides comerte una pizza milanesa y un rico gelato italiano. Si quieres tener unas vistas fantásticas del Duomo y de su plaza, debes ir hasta La Rinascente, que también alberga multitud de delicatessen gastronómicas. Y para terminar, no dudes en pasarte por el cuadrilátero de la moda, en calles como via della Spiga y Montenapoleone.

Milán (Italia)
Milán (Italia) - Flickr

4. Berlín (Alemania)

La capital alemana tiene una historia que contar a sus visitantes, el turismo de la ciudad cuenta con un amplio abanico de actividades, visitas y excursiones que encantan a los turistas.

Uno de los mejores lugares para comenzar la visita es la Puerta de Brandenburgo, de ahí podéis ir hasta el parlamento alemán aunque es necesario realizar una reserva para visitarlo, el monumento del Holocausto es una forma de acercarnos a uno de los capítulos más tristes de la historia de la ciudad; Si continuamos por la misma calle llegamos hasta Potsdamer Platz, un primer acercamiento con los restos del Muro de Berlín.

Para visitar los búnkeres utilizados durante la Segunda Guerra Mundial, debéis estar temprano en la estación de metro Gesundbrunnen para comprar las entradas del Berliner Unterwelten, después iremos hasta la catedral de la ciudad para disfrutar de las vistas; El barrio judío donde se encuentra Tacheles, el centro cultural alternativo más famoso de Berlín, un edificio okupa en el que excéntricos artistas exponen sus obras. A escasa distancia, tenemos la Avenida Unter den Linden donde está la Nueva Guardia, un edificio con una escultura de una madre con su hijo fallecido en brazo; Junto a la Nueva Guardia se ubica la Bebelplatz, conocida por ser el lugar donde se realizó la más famosa quema de libros que los nazis consideraban inapropiados.

Otros sitios de interés son Palacio de Charlottenburg, la Iglesia Memorial Kaiser Wilhelm, la East Side Gallery que ofrece gran cantidad de sentimientos y deseos plasmados por medio de significativos grafitis y que se encuentra al aire libre.

Berlín (Alemania)
Berlín (Alemania) - Flickr

5. París (Francia)

La ciudad de la luz, nombre con la que se le conoce popularmente, es el claro ejemplo de la ciudad que nunca duerme; Con sus arquitectura, museos, iglesias, esculturas, sus numerosos jardines y sus rincones artísticos debes visitarla al menos una vez en la vida.

Comience su visita en el Centro Pompidou, un museo de arte de estilo industrial que también alberga diferentes eventos y exposiciones. Con un breve paseo por la Rue de Renard llegamos al ayuntamiento llamado Hôtel de Ville, una impresionante mansión que cuenta con 136 culturas ubicadas en las cuatro esquinas del edificio. Luego continuamos hasta la catedral de Notre-Dame, la iglesia más famosa de París y una de las visitas obligadas. Al otro lado del Sena, se encuentra la famosa librería Shakespeare & Company también, puedes visitar la Universidad de París ubicada en el barrio latin y el Panteón donde se encuentran las tumbas de Victor Hugo, Emile Zola, Voltaire o Jean-Jacques Rousseau y el palacio de luxemburgo.

Al día siguiente puedes explorar alguno de los museos más famosos, comenzando por el Louvre, frente al museo tenemos la famosa pirámide del Louvre. No podemos olvidarnos del Arco del Triunfo, el punto de partida del bulevar más famoso, La Avenida de los Campos Elíseos; No podemos dejar de citar la Torre Eiffel, el pintoresco barrio de Montmartre donde tenemos el Sacré Coeur y uno de los símbolos de la ciudad el Moulin Rouge.

París (Francia)
París (Francia) - Flickr

6. Dublín (Irlanda)

Aparte de ser la capital de Irlanda, es el lugar perfecto para los amantes de los pubs y la cerveza Guinness; Es uno de los destinos ideales para un fin de semana ya que, sus dimensiones no son tan excesivas y los puntos clave son fácilmente accesibles a pie.

Comenzamos el primer día visitando la cárcel de Kilmainham, uno de los lugares más importantes de la historia de Irlanda; Tras esta visita debes dirigirte a la Fábrica de Guinness y posteriormente a la Catedral Christ Church y la Catedral de San Patricio, dos de las iglesias más importantes y que merecen una visita. Luego podemos dedicar tiempo a las zonas comerciales de la ciudad: comenzaremos el recorrido por Grafton Street y llegaremos hasta St Stephen Green Shopping Centre. En este camino se encuentran los grandes almacenes Brown Thomas, los más famosos de Dublín.

Al día siguiente, podemos comenzar por uno de los símbolos de la ciudad, el Trinity College; Otros lugares de la ciudad que son de interés son el parque de Merrion Sqare, el museo de historia natural y la galería nacional de Irlanda y una de las calles con más ambiente de la ciudad St Stephens Green. No podéis iros de la ciudad sin hacer una visita a Temple Bar para tomar una copa, cenar o disfrutar de la vida nocturna de la ciudad.

Dublín (Irlanda)
Dublín (Irlanda) - Flickr

7. Bruselas (Bélgica)

Es considerada como la capital de Europa puesto que alberga la sede de la Unión Europa y la OTAN. Su carácter internacional es indudable por la cantidad de lenguas y culturas que conviven.

La ruta del primer día empieza en la impresionante Grand Place que es una de las plazas más bonitas del mundo, cerca está otro de los símbolos de la ciudad Manneken Pis, una pequeña estatua de bronce que representa a un niño orinando del que una de sus peculiaridades son los trajes con los que lo visten y que cambian dependiendo de la celebración. La ruta sigue por el Palacio de Justicia situado en el elegante barrio de Le Sablon, al salir puedes llegar a los otros dos lugares imprescindibles: el jardín de la Place du Petit Sablon y la iglesia gótica de Notre-Dame du Sablon.

No puedes dejar de probar las excelentes cervezas artesanales en el Delirium Café; Al lado de este local tenemos la versión femenina del Manneken Pis y al anochecer puedes disfrutar del ambiente de la calle Rue des Bouchers antes de volver a la Grand Place para verla iluminada.

En el segundo día puedes empezar haciendo la ruta del cómic con fachadas pintadas con murales de los cómics belgas más famosos como Tintín o Astérix y Obélix. En el barrio europeo se encuentran la mayoría de los edificios y instituciones que controla la Unión Europea, además de visitar el parlamento, te recomendamos ver el edificio Justus Lipsius, sede del Consejo de la Unión Europea, el edificio Belayrmont, sede oficial de la Comisión Europea, y el parque Leopold. Seguimos con otro de los símbolos y que por tanto es visita obligada el Atomium, un átomo de hierro ampliado 165 billones de veces hasta alcanzar una altura de más de 100 metros.

Bruselas (Bélgica)
Bruselas (Bélgica) - Flickr

8. Tallin (Estonia)

La llamada «Praga del Báltico» destaca por su cuidado casco medieval con callas adoquinadas, torres y murallas. Se encuentra ubicada estratégicamente a orillas del mar, la ciudad tiene una mezcla de culturas que hacen de ella una ciudad moderna y cosmopolita.

Una buena elección para empezar el recorrido es su casco antiguo, declarado Patrimonio de la Humanidad, una zona rodeada de murallas y torres coronadas con almenas rojas; Una de las coloridas edificaciones que destaca por la zona es el ayuntamiento y su torre desde donde se puede contemplar la ciudad. Visita también la antigua farmacia Raeapteegi Hoone que aún conserva los frascos originales y pasa por el pasaje de Santa Catalina para una de las fotos típicas de la ciudad además, debes recorrer la calle Pikk que atraviesa buena parte de la ciudad vieja.

Algunos lugares que no te puedes perder son sus construcciones religiosas y el itinerario por las murallas, tanto intramuros como extramuros.

Tallin (Estonia)
Tallin (Estonia) - Flickr

9. Florencia (Italia)

Es la capital de la Toscana, su centro cultural y la ciudad más popular de la región; Una pequeña metrópoli cultural que ofrece los mejores museos y galerías de arte.

En nuestro primer día en la ciudad debemos ir hasta la Galería de la academia donde se encuentra la obra maestra de Miguel Ángel, el Duomo que es una de las obras maestras del arte gótico y patrimonio de la humanidad, cerca tenemos la Campanile de Giotto que es uno de los miradores más bonitos de la ciudad, el Battistero di San Giovanni famoso por sus tres conjuntos de puertas de bronces; la Basílica de la Santa Cruz, que según dicen ha sido punto de encuentro de artistas, arquitectos, teólogos y políticos, la Basílica de San Lorenzo donde destaca la sacristía nueva diseñada de Miguel Ángel y La Plaza de la República en la que se encuentra un carrusel pero, lo más bonito es el arco de entrada.

En el segundo día debemos recorre el Museo Uffizi donde tenemos la mayoría de las obras del renacimiento, el Ponte Vecchio símbolo de la ciudad y uno de los puentes más famosos, La plaza de Michelangelo desde el cual tendrás las mejores vistas de la ciudad y caminar por la plaza de la Signoria y corázon de la vida social de la ciudad.

Florencia (Italia)
Florencia (Italia) - Flickr

10. Londres (Reino Unido)

La capital económica y política de Reino Unido, es una de las ciudades más visitadas debido a su carácter cosmopolita. Es una mezcla entre lo antiguo y lo moderno que la hace tan atractiva.

En tu primer día puedes acercarte hasta el Big Ben, la Abadía de Westminster, el Parlamento Británico y el London Eye. Después nos podemos dirigir hasta Trafalgar Sqare hecha para conmemorar la batalla del mismo nombre. Otro de los lugares que no os podéis perder es el Palacio de Buckingham y uno de sus cambios de guardia, de ahí pasamos a la Westminster Abbey, la abadía principal de Londres acabando nuestro recorrido en la Torre de Londres. Para finalizar la jornada podemos acercarnos Chinatown o el Soho, con bastante ambiente nocturno y que cuenta con algunas discotecas.

El segundo día nos podemos acercar hasta el mercadillo más famoso de la ciudad, Camden Town. Por la zona encuentras el Regent’s Park y si os gusta Harry Potter podéis visitar King’s Cross Station, donde se encuentra el Andén 9 y ¾ o quizás quereis acercaros hasta Abbey Road, el cruce que hizo famoso a los Beatles. Otro de los lugares imprescindibles son Notting Hill, el mercadillo de Portobello Road, las zonas verdes de la ciudad: Kensington Gardens y Hyde Park. Para terminar el recorrido de nuestro segundo día nos dirigimos a las calles comerciales con más vida de la ciudad, Oxford Street.

Londres (Reino Unido)
Londres (Reino Unido) - Flickr

.