Detalle de la cúpula del Louvre Abu Dhabi
Detalle de la cúpula del Louvre Abu Dhabi - EFE/EPA/MAHMOUD KHALED

ABU DHABITres caras del lujo en la capital del Mundialito de Clubes

La capital de los Emiratos Árabes Unidos aprovecha la repercursión de la Copa Mundial de Clubes de la Fifa, en la que participa el Real Madrid, para promocionar el turismo

Actualizado:

El museo

Era la apertura más esperada del año y finalmente se hizo realidad. El pasado 11 de noviembre fue el gran día en que abría sus puertas al público el flamante Louvre Abu Dhabi estableciendo un antes y un después muy difícil de superar como icono en el paisaje geográfico, cultural y turístico no solo de esta futurista ciudad sino del mundo entero.

Con todas las miradas puestas en la alucinante estructura de esta obra maestra con la que el arquitecto Jean Nouvel ha pulverizado sus propios registros, Abu Dhabi suma así un poderoso atractivo a su oferta turística que ya era de por sí muy seductora. Ubicado en la Saadiyat Island, en la que pronto habrá más museos, y con el mar rodeándolo por tres de sus cuatro costados, la delegación en Oriente Medio del mítico museo francés aúna en sus más de 64.000 metros cuadrados 55 edificaciones de baja altura con 23 galerías permanentes, un museo para niños, un colosal auditorio, un centro de investigación y varias tiendas y restaurantes.

Según Nouvel, el proyecto fue concebido como una «ciudad museo» combinando la inspiración árabe tradicional con el diseño contemporáneo y la ingeniería de vanguardia eficiente, con lo que todo el conjunto representa un antiguo zoco árabe con pasillos interconectados, plazas y canales cubiertos. Como colofón, una increíble bóveda que ofrece un asombroso efecto «lluvia de luz». La cúpula, que ya es el indiscutible nuevo icono de Abu Dhabi, ha sido construida en acero y aluminio formando un tejido de 8.000 piezas que simulan ser estrellas distribuidas en ocho capas. Tiene unas dimensiones faraónicas con 180 metros diámetro, 40 de altura en su punto más alto y 7.500 toneladas, un peso que equivale al de la Torre Eiffel. Esta es, por cierto, una obra de ingeniería de una empresa española.

En cuanto a la experiencia del visitante, esta pinacoteca, para cuyo proceso de construcción se han necesitado casi una década y 500 millones de euros, lo tiene todo listo para garantizar una travesía memorable a través de sus 9.200 metros cuadrados de espacio expositivo. El recorrido, con el que se pretende transmitir un mensaje de tolerancia y de interculturalidad basado en las relaciones e influencias que las distintas culturas han intercambiado a lo largo de la historia, se estructura en doce etapas que abarcan desde la prehistoria hasta el momento actual, con lo que hay obras de Leonardo, Monet o Picasso así como otros tesoros mucho más antiguos como estatuas egipcias o cabezas de buda centenarias.

El vuelo

Business Studios de Etihad
Business Studios de Etihad

Viajar a los Emiratos Árabes y en concreto a Abu Dhabi es, aun sin proponérselo, prepararse para un festival de lujos y atenciones exclusivas. Etihad, la aerolínea de bandera de Abu Dhabi, presentó hace unas semanas su nuevo Boeing 787 Dreamliner para sus rutas desde Madrid en el que, además de garantizar mucho más espacio para los pasajeros en todas la categorías, se incluyen detalles tan especiales como que la atmósfera en cabina permite una mayor humedad con lo que se llega con una sensación de cansancio mucho más reducida.

Uno de los hoteles de Anantara en Abu Dabhi
Uno de los hoteles de Anantara en Abu Dabhi

El hotel

Anantara, la exclusiva cadena de hoteles tailandesa, dispone en Abu Dhabi de tres establecimientos icónicos. El Easter Mangroves es ideal para los primeros días en la ciudad con vistas a los manglares. Después, el Qasar Al Sarab, es un oasis a todo lujo en medio del desierto mientras que el Sir Bani en la isla de Yas es perfecto como resort para relajarse al máximo frente al mar.