Varios turistas recorren en automóviles la calle Lombard Street, en San Francisco - EFE / Vídeo: La calle más famosa de San Francisco será de pago a partir de 2020

Conducir por la calle más sinuosa del mundo costará 9 euros

La ciudad de San Francisco (EE.UU.) empezará a cobrar una tasa a partir de 2020 por recorrer en coche la famosa y cinematográfica Lombard Street

Agencias
Actualizado:

El Ayuntamiento de San Francisco cobrará 10 dólares (algo menos de nueve euros) a los turistas por conducir por la famosa Lombard Street, una de las calles con más curvas cerradas del mundo, hasta ocho en sus 183 metros de longitud, medida planteada en enero para minimizar la congestión y que ha sido aprobada por unanimidad por la Junta de Supervisores. No obstante, la tasa no se implantará antes de 2020, pues necesita luz verde del Estado de California.

La medida contempla realizar una reserva con antelación y una tarifa que podría oscilar entre de 5 dólares para días entre semana y los 10 dólares en fines de semana o festivos, informa CBS San Francisco.

Alrededor de 6.000 turistas al día visitan Lombard Street en verano atraídos por la peculiaridad de su zigzagueo para disfrutar de la panorámica retratada en las películas obstruyendo el vecindario de Russian Hill con filas de vehículos que esperan poder recorrer la citada calle. Al año, son más de 2,1 millones de turistas.

La ciudad necesita la aprobación del Estado californiano para cobrar por el uso de una vía pública, pero dependería del Ayuntamiento de San Francisco cómo y qué cobrar y cómo usar los fondos. La legislación estatal ya permite cobrar tarifas a los conductores por recorrer zonas consideradas de gran afluencia turística. La medida está diseñada para rebajar el tráfico y la presión turística sobre los vecinos de la zona, ya que en la calle Lombard hay residencias a cada lado y desde ella se accede tanto a garajes como a viviendas.

La supervisora de la zona Catherine Stefani ha explicado que esta tarifa ayudaría a mantener el sistema de reservas que se creará a tal efecto y a costear más controles de tráfico y patrullas policiales en el área, así como a garantizar que los visitantes de la famosa calle tengan una buena experiencia.

También en el Golden Gate

Recorrer en coche Lombard Street (la calle «más sinuosa del mundo») no sería la única atracción por carretera en San Francisco que cobra una tarifa: conducir por la Ruta 101 de EEUU a través del puente Golden Gate en un automóvil cuesta ocho dólares.

En 2018, San Francisco recibió 25,8 millones de visitantes, un 1,2% más que durante 2017, de esta cifra más de diez millones de visitantes correspondieron a viajes de negocios, según datos de San Francisco Travel.