En 2018 más de un millones de maletas nunca fueron recuperadas por sus propietarios
En 2018 más de un millones de maletas nunca fueron recuperadas por sus propietarios

Consejos prácticos para evitar que tu maleta se pierda en el aeropuerto

En 2018 más de 4.000 millones de maletas se perdieron o manipularon de manera incorrecta en todo el mundo

Actualizado:

Año tras año el número de pasajeros aéreos va en aumento y una gran cantidad de las maletas que se facturan se siguen perdiendo o son mal manipuladas cada día. Concretamente, según el informe anual de SITA durante 2018 se gestionaron en todo el mundo un total de 4.270 millones de maletas, de las cuales 24,8 millones se manipularon de manera incorrecta. Dentro de esa deficiente manipulación, un 5% de las maletas se perdieron, es decir, traducido en cifras: 1,2 millones de maletas nunca han sido recuperadas por sus propietarios. Además, un 18% (cerca de 4 millones y medio de maletas) fueron dañadas o robadas; la buena noticia es que el 77% restante se demoró en su entrega, pero finalmente llegó a manos de sus dueños.

Todas estas cifras revelan una problemática importante para los pasajeros aéreos. Por ello, los expertos de Flightright, portal internacional líder en la defensa de los derechos de los pasajeros aéreos, han querido recopilar las principales causas de este contratiempo, así como algunos consejos prácticos para evitar la pérdida del equipaje.

Por qué se pierden las maletas

La Resolución 753 de la IATA relativa a la mejora de las operaciones de equipaje de las compañías aéreas y aeropuertos, obliga a que el equipaje sea registrado y rastreado desde su salida hasta su llegada. Esto ha supuesto que cada vez más aerolíneas introduzcan el seguimiento de equipaje mediante apps móviles, ofreciendo al pasajero información constante en su dispositivo acerca de la situación de sus maletas durante todo el trayecto: check-in, embarque, traslados y llegada.

Así y todo, la realidad es que las maletas siguen sufriendo incidencias por múltiples causas, siendo la principal la mala manipulación en la transferencia del equipaje, motivo que significó el 46% de las incidencias. Otras causas fueron la mala manipulación en la llegada, cambio erróneo de maleta, restricciones aeroportuarias o aduaneras, error en la carga o carga no efectuada, así como errores de identificación.

A pesar de todo, las cifras han mejorado notablemente en la última década, ya que en 2007 el número de maletas mal manipuladas eran el doble que las actuales, aun siendo sensiblemente menor el número de viajeros. Por ejemplo, en el caso de Europa se ha pasado de 16,6 maletas mal manipuladas por cada 1.000 pasajeros en 2007 a 7,29 maletas mal manipuladas por cada 1.000 pasajeros en 2018.

Consejos prácticos

Para proteger y prevenir la pérdida o robo de tu maleta o facilitar su recuperación, Flightright ofrecen los siguientes consejos:

1. Identifica tu equipaje correctamente con etiquetas en el exterior. También es aconsejable incluir una identificación en el interior por si la etiqueta externa se rompiese. No está de más incluir dentro de la maleta un itinerario de vuelos y la dirección de tu alojamiento.

2. Haz una foto del exterior de la maleta y una foto de los objetos que llevas en el interior, por si hubiera que reclamar el contenido en objetos perdidos.

3. Llega con tiempo a la facturación de equipaje. Las maletas facturadas en último momento tienen más probabilidades de no llegar a tiempo para embarcar en el vuelo, o quedarse tiradas en la pista.

4. Comprobar el código de la etiqueta. Al facturar la maleta comprueba que la etiqueta coincide con el código de destino y número de vuelo antes de que pase por la cinta. No pierdas el número de identificación por si tienes que reclamar luego.

5. Elige maletas resistentes de buena calidad y reemplaza las muy gastadas. Si una maleta está rota es posible que no llegue a su destino. Puedes plastificar tu maleta para protegerla por si se quedase perdida bajo la lluvia. Evitará que se arruinen los objetos del interior.

6. No pongas una etiqueta de clase «business» en tu equipaje ya que puede significar que llevas objetos valiosos y ser más tentadora para los ladrones.

7. Procura llegar pronto a la cinta transportadora para evitar el robo de maletas.

8. Marca o señala la maleta con algo llamativo, como una pegatina o un lazo. Debido a que hay gran cantidad de maletas muy parecidas es un modo de identificarla más rápidamente en la cinta de equipaje.

9. En general, nunca factures objetos de valor como tecnología, dinero, ni tu documentación, siempre llévalos contigo. Ni tampoco los regalos que has comprado durante las vacaciones por si no quieres perderlos.

Si la maleta se pierde, ¿cómo reclamar?

Solicita el Parte de Irregularidad de Equipajes (PIR), donde se hace constar las incidencias que haya sufrido el equipaje, y preséntalo en los mostradores de la aerolínea. Para realizar la reclamación por los inconvenientes causados por la pérdida, retraso o daño debes tener en cuenta los siguientes plazos establecidos en el Convenio de Montreal.

Daños en el equipaje: 7 días para reclamar desde la recepción del equipaje.

Retraso del equipaje: hasta 21 días desde la fecha en que debería haber recibido.

Pérdida del equipaje: Se recomienda realizar la reclamación lo antes posible, una vez transcurridos los 21 días durante los cuales la maleta ha estado «retrasada», o después de que la compañía aérea haya confirmado que el equipaje está perdido.

El Convenio de Montreal establece que la aerolínea es la responsable de pagar por la pérdida del equipaje, pero el importe varía según la compañía. Si tu maleta se retrasó, las aerolíneas cubrirán los costes de artículos de primera necesidad como productos de aseo o de ropa que necesitaste comprar, pero asegúrate de guardar los tickets de compra. Al hacer una reclamación, la aerolínea probablemente pedirá una lista del contenido del interior de la maleta, para lo que será muy útil presentar fotos. Por último, si compruebas que algún objeto de tu equipaje ha sido robado, acude lo antes posible a denunciarlo a una comisaría de policía.