Un verano en barco en Menorca
Un verano en barco en Menorca

Recorre Menorca en barco durante tus próximas vacaciones

Nautal.es recomienda alquilar un barco para concer mejor Menorca, una fantástica idea para los amantes del sol, el mar y las grandes aventuras

Publirreportaje
Actualizado:

La isla de Menorca es todo un paraíso, perfecta para escapar unos días este verano y relajarte junto al mar. Pero si lo que quieres es vivir una experiencia realmente inolvidable tu mejor opción es alquilar un barco para recorrer la isla. Es una aventura diferente en la que encontrarás relax y diversión a partes iguales.

Menorca es una de las islas que forman el archipiélago balear. Aunque Mallorca e Ibiza suelen acaparar la atención, cada verano Menorca recibe miles de visitantes esperando descubrir sus inmejorables playas y rincones mágicos.

Para quien no haya estado nunca en Menorca, se trata de una isla tranquila con una extensión de 701 km2, clima mediterráneo y declarada Reserva de la Biosfera por la UNESCO. Aunque tiene muchos atractivos turísticos, destaca especialmente por sus playas de agua cristalina y por sus calas, algunas más concurridas y otras prácticamente vírgenes. Nautal.es nos recomienda optar por un alquiler de barco en Menorca, una fantástica idea para los amantes del sol, el mar y las grandes aventuras.

Las mejores calas de Menorca

Cala Pilar: Se trata de una cala de arena arcillosa donde los turistas suelen embadurnar sus cuerpos para aprovechar sus propiedades exfoliantes. No es una cala concurrida ya que no tiene un fácil acceso caminando. Está situada entre Ferreries y Ciutadella. Es una zona de pesca protegida pero un muy buen lugar para practicar actividades como el buceo o snorkel. No hay ningún servicio en ella y apenas hay lugares de sombra con lo que es importante estar protegido del sol.

Cala Macarella: Esta cala está mucho más concurrida, típica de las postales menorquinas, sobre todo por el llamativo color azul de sus aguas. Junto a ella hay una cala más pequeña llamada Macarelleta, conocida por ser zona nudista.

Cala Pregonda: Es una playa distinta a las demás, destaca el color rojizo de su arena aunque sus aguas siguen siendo cristalinas. Debido a que es una isla bastante lejana al centro turístico de la isla es poco visitada por lo que acercarse en barco siempre es una buena opción. En la cala hay pequeños islotes y sopla una brisa fresca muy apetecible durante la época estival.

Es Talaier: Está situada entre dos playas: Son Saura y Cala Turqueta, esta última también muy popular en la zona. Se trata de una playa virgen de lo más tranquila, de arena blanca y fina y de agua transparente que cubre muy poco. Es una balsa perfecta para descansar y relajarse tomando el sol sin necesidad de coger sitio a primera hora de la mañana como ocurre en otras calas cercanas.

Por qué es una buena idea alquilar un barco en Menorca

Alquilar un barco en Menorca durante unos días o para pasar una jornada es un buen plan si lo que buscas es una experiencia diferente. Lógicamente te tienen que gustar el mar, y el relax y la comodidad que te ofrece esta opción. No te preocupes si no eres patrón de barco porque existe la posibilidad de contratar este servicio y que una persona experimentada y conocedora de la zona te acompañe.

Navegar es la mejor manera de estar en contacto con la naturaleza, y de acercarte a calas y playas a las que difícilmente podrías acceder de otra forma. Siempre puedes darte un chapuzón, aprovechar el sol de la isla y hacer paradas para dar paseos por las playas de la zona. Pasar tus vacaciones en un barco te transportará a un auténtico paraíso donde la tranquilidad y la paz están aseguradas.

Es un plan perfecto si estás harto del bullicio de la ciudad, de la carretera, de encontrarte constantemente hoteles y restaurantes llenos por la cantidad de turistas en verano. Todo eso se cambia por pasar unos días íntimos con tus amigos o tu familia. También es una actividad muy enriquecedora y divertida para los niños.

Además de disfrutar del barco puedes planear todo tipo de experiencias mientras estés en él. Las playas son tranquilas especialmente cerca de la costa por lo que hay un sinfín de actividades que realizar como paddle surf, snorkel, kayak, esquí acuático o simplemente dejarte llevar montado en un flotador gigante tipo donut. Muchas zonas están protegidas de la pesca pero hay otras que no por lo que, si eres amante de la pesca, puedes hacer antes una investigación sobre los mejores sitios en los que practicar tu afición. Y siempre puedes disfrutar de actividades más tranquilas como leer un buen libro, meditar o dedicarte a hacer fotos de los impresionantes paisajes.

Aunque pueda parecer lo contrario, los barcos modernos son muy cómodos para hacer vida con toda tranquilidad y tienen espacio suficiente para que no te falte de nada en ninguna de las estancias. ¡No hay un mejor plan para unas vacaciones de ensueño en Menorca!