El barco Viking Sun en la Bahía de Kotor, en Montenegro
El barco Viking Sun en la Bahía de Kotor, en Montenegro - Viking Ocean Cruises

Así es la vuelta al mundo en crucero más larga que existe: 245 días

El Viking Sun acaba de salir de Londres y recorrerá seis continentes, 51 países y 111 puertos para entrar en el Libro Guinness de los récords

Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Si dispones de 245 días libres y alrededor de 73.000 euros, que es lo que cuesta el billete más barato, puedes embarcarte en este crucero que te llevará por seis continentes, 51 países y 111 puertos. El buque Viking Sun salió de Londres el 31 de agosto, y allí regresará en mayo de 2020. Será entonces cuando un juez oficial de Guinness World Record certifique la nueva marca: el crucero continuo más largo hasta la fecha.

La embarcación cuenta con capacidad para 930 personas distribuidas en 465 camarotes, todos ellos con balcón privado. La empresa ha calificado a este viaje como el «crucero mundial definitivo» (Ultimate World Cruise), con el que pretenden establecer el récord mundial Guinness del crucero más largo del mundo.

La travesía tiene una duración de 8 meses durante los cuales los pasajeros explorarán Escandinavia, el Caribe, Sudamérica, el Pacífico Sur, Australia y Asia antes de regresar a Europa. Habrá oportunidad de bajar a tierra en 23 ciudades, entre ellas Río de Janeiro en Brasil, Ushuaia en Argentina, Hobart en Tasmania, Ho Chi Minh en Vietnam, Mumbai en India y Luxor en Egipto.

En total son 54 personas las que se han inscrito para los 245 días: cuatro procedentes del Reino Unido, 40 de Estados Unidos y 10 de Australia. El resto de los pasajeros abandonarán el crucero en Los Ángeles después de cubrir la mitad del itinerario, para ser reemplazados por nuevos pasajeros.

Para un crucero de semejante duración, es de vital importancia disponer de un espacio cómodo. Los huéspedes pueden escoger entre cinco tipos de camarote. Todos ellos disponen de las mejores comodidades como camas de tamaño king size, wifi gratuito e ilimitado o vistas panorámicas. Quien quiera vivir esta aventura por todo lo alto puede optar por una Suite Explorer de más de 100 metros cuadrados. O aún más allá, la Owner’s suite, que cuenta con una sala de estar decorada con obras de arte originales, sauna, salón con capacidad para 12 personas, cocina, bodega de vinos y hasta su propio chef.

Fuera de las habitaciones, el barco ofrece todas las comodidades que puedes necesitar: los huéspedes pueden nadar en dos piscinas (una de ellas es infinita), disfrutar de un spa nórdico y una gruta de nieve donde los copos descienden del techo. O tal vez prefieran descansar en el jardín de invierno bajo un dosel de madera escandinava.

En cuanto a la gastronomía, hay ocho restaurantes que ofrecen 245 menús diferentes, incluidas las opciones temáticas de chefs invitados o propuestas adaptadas a los lugares que visita el crucero. En la carta hay desde especialidades en pescados y mariscos a cocina de autor pasando por hamburguesas gourmet, además de disponer de tres bares. El crucero es consciente de que debe cuidar el estado físico de sus huéspedes y por ello cuentan con un gimnasio bien equipado para poder hacer ejercicio.

En un comunicado, el presidente de Viking, Torstein Hagen, ha manifestado su compromiso de conectar a los viajeros con experiencias culturalmente inmersivas y, por ello, los pasajeros podrán acudir a conferencias de invitados de clase mundial, desde autores y arqueólogos hasta exdiplomáticos y corresponsales de noticias.