Catorce restaurantes con estrella Michelin en aldeas y pueblos de España

Comida excelente en pequeños (muy pequeños) pueblos. Una combinación casi perfecta

Actualizado:1234567891011121314
  1. Casa Marcial

    Es el único restaurante con dos estrellas Michelin de esta lista. Se encuentra situado en la aldea de La Salgar, en plena montaña asturiana, cerca de Arriondas. Su propietario y cocinero es Nacho Manzano, miembro de esa generación que ha situado a la cocina asturiana entre las más destacadas de España. La suya es una cocina intuitiva basada en el respeto por el producto autóctono y por el recetario de su entorno.

    CASA MARCIAL. La Salgar (Asturias).

  2. Casa Gerardo

    Cinco generaciones se han sucedido en esta casa, probablemente la mejor del Principado, situado en Prendes, un pueblo de 128 habitantes. En la actualidad son Pedro Morán y su hijo Marcos los artífices de un establecimiento que combina con habilidad la cocina tradicional con otra más moderna y creativa, basada siempre en el excelente producto asturiano. La fabada y el arroz con leche tienen merecida fama, pero no desdeñen el magnífico menú degustación.

    CASA GERARDO. Prendes (Asturias).

  3. El Retiro

    Ricardo González Sotres es uno de los jóvenes cocineros asturianos que está tomando el relevo de la generación que les abrió el camino. En el recién remodelado restaurante familiar situado en Pancar, una parroquia muy próxima a Llanes, practica una cocina valiente y bien resuelta en la que manda el sabor por encima de todo. Cocina de proximidad, imaginativa, que ya tiene algunos clásicos en su carta como la cigala a la sal.

    EL RETIRO. Pancar (Asturias).

  4. Cenador de Amós

    Jesús Sánchez es el mejor representante de la nueva cocina cántabra. Su restaurante está en una preciosa casona del siglo XVIII en Villaverde de Pontones, localidad próxima a Santander con 350 habitantes. Ayudado en la sala por Marian, su mujer, Sánchez es un cocinero muy técnico que elabora platos ligeros, naturales, con gran respeto por el producto principal y en los que el aspecto visual juega también un papel importante.

    CENADOR DE AMÓS. Villaverde de Pontones (Cantabria).

  5. La Botica

    A 40 kilómetros de Valladolid, Matapozuelos es un pueblo que roza los mil habitantes. Allí, en una antigua botica situada en la Plaza Mayor, Miguel Ángel de la Cruz ha convertido el asador familiar en un restaurante de cocina actual en el que está revolucionando la cocina vallisoletana con su apuesta por las verduras y otros productos silvestres de su entorno, como los pinos piñoneros, de los que aprovecha todo.

    LA BOTICA. Matapozuelos (Valladolid).

  6. La Lobita

    Restaurante La Lobita, de Navaleno
    Restaurante La Lobita, de Navaleno

    Con 865 habitantes, Navaleno es un pueblo soriano que siempre ha sido conocido por sus setas y por la caza. En La Lobita, Elena Lucas ha convertido lo que era un modesto bar propiedad de su familia en un restaurante de referencia en la provincia. Cocina de autor que se basa en la calidad de los productos que se emplean y en unas cuidadas presentaciones. Imprescindibles, en temporada, los platos de setas.

    LA LOBITA. Navaleno (Soria).

  7. As Garzas

    En plena Costa da Morte, situado frente al mar, con estupendas vistas desde su comedor acristalado, As Garzas es el restaurante de Fernando Agrasar, un joven cocinero que ha sabido actualizar la cocina tradicional gallega, especialmente en lo que a pescados se refiere. Ofrece una breve carta y un completo menú que se basa en un gran producto. Cocina de sabores nítidos, sencilla, que saca el máximo partido del producto marino.

    AS GARZAS. Barizo (La Coruña).

  8. Etxebarri

    Terraza de Extebarri
    Terraza de Extebarri

    En un tradicional caserío del valle de Atxondo, en Axpe, con 229 habitantes, Vitor Arguinzóniz ha logrado tener el mejor asador de España. Utiliza maderas diferentes para cada producto y ha diseñado una serie de artefactos que permiten asar incluso productos tan poco habituales como las angulas con resultados espectaculares. Es un asador de carnes y de pescados indistintamente. Por las parrillas pasan chuletas perfectamente seleccionadas y pescados de la máxima calidad.

    ETXEBARRI. Axpe (Vizcaya).

  9. Venta Moncalvillo

    Venta Moncalvillo
    Venta Moncalvillo

    Los hermanos Echapresto presumen de que no hay en el mundo ningún restaurante con estrella Michelin en un pueblo con menos habitantes que los que tiene Daroca de Rioja: 58 concretamente. Ignacio, en la cocina, elabora platos modernos que se inspiran en los productos y en el recetario tradicional de su región. Por su parte, Carlos, un gran sumiller, se ocupa de una completísima bodega, una de las mejores de España.

    VENTA MONCALVILLO. Daroca de Rioja (La Rioja).

  10. Tierra

    En Torrico, un pueblo de 824 habitantes, se encuentra el lujoso hotel Valdepalacios, un alojamiento con encanto, acogedor y decorado con el máximo gusto. Su restaurante es Tierra, con un comedor clásico y elegante, con gran amplitud entre mesas, a la altura del lujo del hotel. Allí José Carlos Fuentes demuestra su técnica en platos actuales y refinados. Cuenta además con un servicio de sala de alto nivel.

    TIERRA (Hotel Valdepalacios). Torrico (Toledo).

  11. Fonda Sala

    Filete de cerdo ibérico con salsa agridulce
    Filete de cerdo ibérico con salsa agridulce

    Este restaurante de apariencia modesta, situado en la Plaza Mayor de la pequeña localidad de Olost, es una de las grandes referencias de la cocina de la caza en Cataluña. En su sencillo comedor se dan cita los aficionados, que buscan los platos clásicos del cocinero y propietario, Toni Sala, desde la perdiz con col hasta el costillar de jabalí. En temporada tampoco hay que perderse los platos con trufa.

    FONDA SALA. Olost (Barcelona).

  12. Els Casals

    Restaurante situado en una masía tradicional. En la finca que rodea esta masía se cultiva y se cría la mayor parte de la materia prima que luego se emplea en la cocina del establecimiento. Precioso el comedor, decorado con maderas de robles centenarios. Allí Oriol Rovira, un cocinero de mucho nivel, ofrece una carta de platos actuales, muy enraizados en el entorno, en los que busca sobre todo dar protagonismo al producto.

    ELS CASALS. Sagás (Barcelona).

  13. Casamar

    Terreza de Casamar, en Llafranc
    Terreza de Casamar, en Llafranc

    Está situado en el pequeño hotel familiar situado en la parte alta de Llafranc, un pueblo costero de poco más de 300 habitantes, con magníficas vistas al mar. Además de sus dos comedores interiores tiene una estupenda terraza. En la cocina, Quim Casellas prepara platos actuales y muy elaborados, con un gran respeto por la materia prima. En su carta sobresalen los pescados del litoral gerundense y los arroces.

    CASAMAR. Llafranc (Gerona).

  14. Hostería El Batán

    En Tramacastilla, un pequeño pueblo de la Sierra de Albarracín con apenas 114 habitantes, se encuentra esta hostería que ocupa el edificio de una antigua fábrica de lana. Cuenta también con siete habitaciones para alojarse. Cocina de raíces tradicionales con algunos toques actuales. La mejor época para visitarlo es el otoño porque las setas, la trufa negra y la caza de la zona tienen una destacada presencia en la carta.

    HOSTERÍA EL BATÁN. Tramacastilla (Teruel).