Entre Suspiro y Suspiro, un clásico en Madrid
Entre Suspiro y Suspiro, un clásico en Madrid

Los diez mejores restaurantes mexicanos de Madrid

El crítico gastronómico de ABC elige sus direcciones favoritas para probar la cocina mexicana en la capital

Actualizado:

El blog de Carlos Maribona en ABC se llama Salsa de Chiles, lo que da idea de hasta qué punto le interesa la cocina mexicana. En esta ocasión, elabora una lista para guardar y consultar con sus restaurantes preferidos en Madrid, encabezada por Punto MX, quizá el mejor restaurante mexicano fuera de México. Quien siga leyendo encontrará propuestas para todos los gustos y bolsillos, incluida una taquería excelente en la que comer por menos de diez euros.

[Si buscas otro tipo de cocina u otros restaurantes, los encontrarás en nuestra Guía de restaurantes de Madrid]

12345678910
  1. Punto MX

    Mezcal Lab, la parte informal del restaurante Punto MX
    Mezcal Lab, la parte informal del restaurante Punto MX - Belén Díaz

    PUNTO MX. General Pardiñas, 40. www.puntomx.es

    Ya desde sus comienzos se convirtió en el mejor restaurante mexicano fuera de México. Siete años en los que el cocinero Roberto Ruiz y su equipo han ido evolucionando desde conceptos tradicionales, bajo el lema «enchilando España», hacia una cocina más elaborada, más personal, que no renuncia a las raíces populares, ni a los sabores del país azteca, ni a sus ingredientes, pero aporta una nueva visión, más compleja. Ruiz es un chef inteligente, muy imaginativo, que conoce bien la cocina de su país pero también la española, y que ha sabido adaptar el producto de aquí al recetario de allá, sin renunciar nunca a la autenticidad y frescura de ingredientes y sabores. Galardonado con una merecida estrella Michelin, en el restaurante sólo se ofrece un menú degustación pero disponen de un espacio informal, Mezcal Lab, donde se pueden pedir a la carta algunos de los platos de más éxito en estos años.

  2. Tepic

    Tepic
    Tepic - Belén Díaz

    TEPIC. Ayala, 14. www.tepic.es

    Lleva ya una década funcionando, primero en un local de Chueca y desde hace tres años en pleno barrio de Salamanca. Tepic fue el primero en romper con los tópicos, tanto en su decoración como en su carta, en una ciudad que, con la excepción de Entre Suspiro y Suspiro, apenas se conocía algo más que esa cocina de batalla conocida como tex-mex. En su actual ubicación cuenta con un local de dos plantas. En la superior, una amplia barra tipo cantina y algunas mesas. En la inferior, el comedor principal. Su jefa de cocina es la mexicana Sara Herrera, que aporta un mayor refinamiento a la cocina tradicional que sigue siendo santo y seña de esta casa, especialmente en la amplia oferta de tacos.

  3. Entre Suspiro y Suspiro

    Entre Suspiro y Suspiro
    Entre Suspiro y Suspiro

    ENTRE SUSPIRO Y SUPIRO. Caños del Peral, 3. www.entresuspiroysuspiro.com

    En 1993 la familia Castañeda, importantes pintores mexicanos, abrió un restaurante en la Plaza de la Marina Española, Entre Suspiro y Suspiro, que desde entonces ha sido referencia de la cocina mexicana en Madrid. Más tarde se trasladaron a su actual local, junto a la plaza de la Ópera. La vena artística de sus propietarios se refleja bien en un comedor lleno de encanto y colorido, casi un museo, cargado de detalles, con cuadros modernos en las paredes, muchos pintados por ellos mismos. En la entrada, más de 1.200 botellas de tequila conforman la mejor colección que existe en Europa de esta bebida obtenida del agave. La de esta casa es una cocina fuera de los cánones habituales en Madrid. Platos tradicionales muy elaborados, bien actualizados y con toques de innovación.

  4. Cantina Roo

    Cantina Roo
    Cantina Roo - Belén Díaz

    CANTINA ROO. López de Hoyos, 13. www.cantinaroo.es

    Un proyecto del fotógrafo mexicano Óscar Polanco, empeñado en traer los sabores de su país a España. Curiosamente, para dirigir la cocina no ha recurrido a un compatriota, sino a un joven cocinero español, Guillermo Ortega, que estuvo tres años en Santceloni junto a Óscar Velasco, lo cual es toda una garantía de solidez. Ortega viajó con Polanco a México, visitando la capital federal y Oaxaca, para empaparse de la cocina popular de aquel país. El resultado es una carta de platos atractivos y precios contenidos, en los que la esencia mexicana es evidente pero a los que se incorporan buenos detalles técnicos. Elaboraciones atractivas a las que sólo cabe reprochar la falta de intensidad en bastantes ocasiones. Pero si se le indica al amable camarero que uno busca algo más de potencia le ofrecerá un surtido de buenas salsas caseras con distintos grados de picante, algunas hechas en el tradicional molcajete.

  5. Salón Cascabel

    Ternera cocinada al vacío durante 12 horas, con salsa de Tzatziki , chile habanero y pepino
    Ternera cocinada al vacío durante 12 horas, con salsa de Tzatziki , chile habanero y pepino

    SALÓN CASCABEL. Serrano, 52 (7ª planta El Corte Inglés). www.saloncascabel.com

    En el Gourmet Experience de El Corte Inglés de Serrano, el equipo de Punto MX está a cargo de esta antojería mexicana. Un espacio informal para comer de manera rápida. Una barra con banquetas, algunas mesas bajas y una magnífica terraza sobre la calle de Serrano. Tras la barra, la cocina abierta, con los cocineros sirviendo y explicando los platos, y con un coctelero que borda los combinados con tequila y mezcal. La carta es muy breve, casi todos pequeños bocados (antojos en México). Pero con un nivel muy satisfactorio. A diferencia de la casa madre, las tortillas no se hacen al momento, lo que baja un tanto su calidad. Aun así, están ricos los diferentes tacos, los aguachiles y demás elaboraciones. No admiten reservas.

  6. Mawey Taco Bar

    Mawey Taco Bar Gran Vía, en la calle de San Bernardo
    Mawey Taco Bar Gran Vía, en la calle de San Bernardo

    MAWEY TACO BAR. Olid, 6. San Bernardo, 5. www.restaurantemawey.com

    Julián Barros y Fernando Carrasco buscan reproducir en Madrid el modelo de las taquerías mexicanas, que son el mejor exponente de la cocina callejera de aquel país. Establecimientos modestos en los que se preparan y se sirven las tradicionales tortillas de maíz que se rellenan con muy variados contenidos, casi siempre carne de vaca o cerdo. Los dos cocineros han dado una vuelta más de tuerca a estas taquerías, incorporando una visión personal de esos tacos a partir de sus experiencias en diferentes cocinas. Sin renunciar a la calidad y a la frescura, incorpora, junto a los tradicionales, algunos más creativos, en los que juega con combinaciones más atrevidas de ingredientes y salsas. Los tacos y demás platos de la breve carta resultan ricos y sabrosos, bien equilibrados sus ingredientes.

  7. Taquería Mi Ciudad

    Taquería Mi Ciudad
    Taquería Mi Ciudad

    TAQUERÍA MI CIUDAD. Hileras, 5. Fuentes, 11. www.taqueriamiciudad.com

    Una modesta taquería al estilo de las que podemos encontrar en cualquier rincón de México pensado únicamente para vender tacos, o lo que es lo mismo tortillas de maíz rellenas de diferentes tipos de carnes. Más allá de estos tacos la oferta es mínima. Primero pusieron en marcha un local diminuto en la calle Fuentes, a un paso de Ópera, donde sólo se puede comer de pie. Sigue abierto, pero el éxito les llevó a abrir una segunda taquería, muy próxima a la anterior, en la calle Hileras, donde disponen de varias mesas además de la barra. La clave de esta taquería está en su autenticidad. Las tortillas caseras que sirven de soporte a los tacos están entre las mejores de Madrid, sin nada que envidiar a las de restaurantes mexicanos de mucho mayor nivel. Y los rellenos ofrecen sabores genuinos que se refuerzan con la intensidad de las salsas que se ponen en la mesa. Y todo a un precio imbatible. La mayor parte de los tacos cuestan 1,50 euros. El de la calle Fuentes está abierto todo el día, desde las 11 de la mañana hasta las dos de la madrugada, lo que permite hacer una sabrosa comida informal a cualquier hora por un precio que raramente supera los 10 €.

  8. Mestizo

    Restaurante Mestizo
    Restaurante Mestizo

    MESTIZO. Recoletos, 13. http://madrid.mestizomx.com/

    Restaurante y a la vez bar de tequilas, ya que cuenta con un espectacular surtido de esta bebida alcohólica procedente del agave. Más de 120 marcas. En la carta, un surtido de antojitos tradicionales, desde guacamole a tamales de Oaxaca. También panucho, flautas y por supuesto una amplia variedad de tacos en lucidas presentaciones. Un apartado interesante por ser poco habitual es el de las sopas, entre las que destacan la muy tradicional de tortilla, a base de tomate y tiras de maíz frito, la crema de chile poblano y el pozole (sopa de maíz). Pero donde marca las diferencias esta casa es en los molcajetes. Un guiso de pollo, ternera o verduras que se elabora y se sirve en los ancestrales morteros de piedra volcánica acompañado con aguacate, cebolleta y cilantro, y alguna salsa a elegir en función del grado de picante que se desee. Además, buena coctelería.

  9. La Lupita

    Taquería La Lupita
    Taquería La Lupita

    LA LUPITA. Villanueva, 15. Conde de Xiquena, 10. Ponzano, 91. www.lalupita.es

    El Farolito es una popular taquería de la Ciudad de México. Desde hace unos años tienen tres sucursales en Madrid. Espacios modernos, alejados en su decoración de los parques temáticos que encontramos en algunos establecimientos mexicanos. Los tacos son su principal atractivo. Tortillas caseras que se rellenan de carnes o pescados, con algunos guiños a los productos españoles. Ofrecen también un buen surtido de botanas (entradas). Para acompañarlas un margarita, de los mejores que se pueden beber en Madrid, micheladas y diversas cervezas de allá.

  10. La Leyenda del Agave

    La Leyenda del Agave
    La Leyenda del Agave

    LA LEYENDA DEL AGAVE. Núñez de Balboa, 37. www.laleyendadelagave.com

    En su colorido comedor, lleno de fotos y pinturas mexicanas, esta veterana cantina mantiene una oferta muy tradicional sin mayores complicaciones: caldo tlalpeño, sopa de tortilla, ensalada de nopalitos, chalupas, panuchos, quesadillas, chilaquiles, alambres, arracheras, tacos… Todo un surtido de los platos más populares de México. Destacable su mole poblano, francamente bueno, servido con pollo. Postres muy dulces, como gustan por allá. Y los fines de semana incluso un mariachi para amenizar las cenas.