Sevilla, epicentro mundial de la tapa

La ciudad andaluza será la protagonista de la cumbre gastronómica Madrid Fusión

EP
Actualizado:

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas; el concejal delegado de Hábitat Urbano, Cultura y Turismo hispalense, Antonio Muñoz; el presidente de la Asociación de Hosteleros de Sevilla, Pablo Arenas, y el director general de la Federación Cultural de Asociaciones de Cocineros y Reposteros de España (Facyre), Diego Olmedilla, junto a chef de la capital andaluza, han presentado la oferta que llevará Sevilla, como ciudad invitada, al Congreso Internacional Gastronómico Madrid Fusión, que se celebra del 22 al 24 de enero en la capital española y donde reivindicará su papel como «epicentro» de la tapa a nivel mundial.

Los encargados de defender la gastronomía sevillana serán los chefs de «Cañabota», «La Azotea», «El gallinero de Sandra», «La Lola Gastrobar», «María Trifulca» e «Ispal», quienes han puesto en valor el elemento diferenciador que supone la gastronomía sevillana y su «actitud», que será llevada a Madrid Fusión con el objetivo de hacer «algo grande». Éstos, que fusionan cocina tradicional y de vanguardia, acudirán junto a 21 empresas fabricantes de alimentos y bebidas, que representarán a la agroindustria andaluza.

En el acto de presentación, celebrado en «Seis Tapas Bar, en el Hotel Inglaterra, Espadas ha destacado la importancia de la gastronomía local para afianzar el turismo que llega a la ciudad atraído por su oferta cultural. Así, apuesta por «hacernos fuertes» en el concepto de la tapa, reivindicando la identidad de la ciudad ligada a ésta para el visitante.

Subraya que llevar la gastronomía al nivel de la excelencia conlleva «no sólo hablar del crecimiento de turistas en Sevilla, sino del perfil de éstos» relacionado con un mayor gasto económico en la capital, ayudando a «consolidar el turismo como motor económico» de la ciudad.

De su lado, Muñoz ha puesto en valor el momento turístico que vive la ciudad, que tras la Feria Internacional del Turismo (Fitur), participará en 'Madrid Fusión', donde «se reivindicará la tapa como elemento identitario de la gastronomía sevillana». Considera una «oportunidad» el que Sevilla sea la ciudad invitada de una de las principales ferias gastronómicas y advierte de que, mientras aquí se parecía tener complejos a la hora de exhibir las tapas, en otras ciudades, como París o Nueva York, despegaba su desarrollo.

En esa línea, Arenas señala que Madrid Fusión supone «uno de los escaparates más importantes a nivel nacional e internacional, una oportunidad para desplegar toda la artillería gastronómica». Recuerda que la Real Academia de la Lengua (RAE) definía en 1939 la palabra tapa como un «andalucismo» y subraya que Sevilla tiene que «enseñar al mundo ese modelo gastronómico y exportar el concepto de tapeo».

«Showcooking»

Igualmente, Olmedilla insta a defender la tapa como patrimonio cultural y a Sevilla como «epicentro de ésta, como el kilómetro cero de la tapa». «El resto de España lo copia, pero ha surgido aquí», incide, añadiendo que con el papel que jugará Sevilla en Madrid Fusión «no sólo va a ganar la ciudad, sino la gastronomía de España».

En Madrid Fusión 2018, habrá «showcooking» por parte de los restaurantes y gastrobares sevillanos seleccionados, además de un amplio programa de catas y degustaciones de productos agroalimentarios andaluces coordinados por la asociación empresarial Lándaluz. Asimismo, se presentará la «Sevilla Tapas Week», la semana de la tapa de Sevilla, que se celebrará en la capital hispalense entre finales de febrero y principios de marzo.

En la edición de 2017, el evento gastronómico madrileño contó con la participación de más de un centenar de cocineros procedentes de quince países, con la asistencia de 12.300 personas y 167 expositores. Además, se acreditaron alrededor de 630 periodistas nacionales e internacionales.