Patio central del Museo Palacio de la Condesa de Lebrija. Fuente: palaciodelebrija.com
Patio central del Museo Palacio de la Condesa de Lebrija. Fuente: palaciodelebrija.com

Museo Palacio de la Condesa de Lebrija

Sevilla esconde muchos tesoros, incluso a los propios sevillanos, y uno de ellos es el maravilloso Museo Palacio de la Condesa de Lebrija

SevillaActualizado:

Es cierto que en ocasiones los turistas conocen mejor algunas cosas de las ciudades que sus propios ciudadanos. Esto es lo que sucede en Sevilla con el Museo Palacio de la Condesa de Lebrija, una antigua casa-palacio que pocos sevillanos conocen, pero que es un reclamo para aquellos que vienen a visitar la ciudad, e investigando sobre posibles lugares de interés, se encuentran esta maravilla arquitectónica.

Una casa-palacio del siglo XVI

Sevilla está repleta de estas delicadezas arquitectónicas que son sus casas-palacio, herencia de una época esplendorosa. Pero sin duda una de las más bonitas y mágicas es la casa-palacio de la Condesa de Lebrija, construida en el siglo XVI con un estilo renacentista-mudéjar. Al igual que este tipo de construcciones, se trata de un edificio con varios cuerpos que se vertebran alrededor de un precioso patio central.

Una infinidad de tesoros

Uno de los detalles más interesantes del Museo Palacio de la Condesa de Lebrija son los mosaicos que decoran los suelos. Se trata de auténticos mosaicos romanos antiguos, que la condesa compraba en anticuarios, y gracias a lo cual se valió el renombre de “la casa mejor pavimentada de Europa”.

Salón comedor en la primera planta. Fuente: palaciodelebrija.com
Salón comedor en la primera planta. Fuente: palaciodelebrija.com

Pero las delicias de su arquitectura no acaban ahí. Las muestras de artesonado en madera son preciosas, y están perfectamente conservados, así como los realizados en escayola. En las diferentes salas se pueden ver delicados frisos y obras de yesería en las que uno se puede detener durante horas si se queda a contemplar el detalle. Y los azulejos son una pura muestra del este arte en Sevilla, mezclando estilos entre lo renacentista y nuestra herencia musulmana. A esto hay que sumarle columnas, arcos, y frisos, junot a otros muchos tesoros.

Además, el Museo Palacio de la Condesa de Lebrija funciona como museo, y alberga una enorme cantidad de piezas de gran importancia a nivel histórico, desde la pintura a la escultura, pasando por la literatura y el mobiliario. Así, a lo largo del recorrido se pueden ver estatuas y piezas provenientes de la Roma antigua, piezas de cerámica y vidrio encontradas en tumbas romanas, una gran colección de lozas barrocas, vitrinas y mobiliario clásico, así como una exposición de objetos personales de la familia. Y no nos queremos olvidar de otros dos detalles, como la artesanía de sus puertas, objetos que muchas veces pasan desapercibidos, y sobre todo su increíble escalera principal.

Se trata pues de una maravillosa obra de arte, como entrar dentro de una joya que es la historia de Sevilla, y que no sólo no deberían perderse los visitantes que vengan a conocer la ciudad, sino que los propios sevillanos que no la conozcan deberían cambiar tal condición y pasarse un día por el Museo Palacio de la Condesa de Lebrija.