Planes para regalar y compartir por el Día de la Madre

Casas rurales, spa, playas ... escapadas dentro y fuera de España para regalar tiempo en familia

Actualizado:

Como cada año, el primer domingo de mayo -este 2018 es el día 6- las familias españolas celebran el Día de la Madre, ese momento en que hijos e hijas envuelven con esmero perfumes, ropa, complementos o regalos caseros para homenajear a una de las personas más importantes de su vida. Además de los clásicos obsequios hay otras formas de dar las gracias y lo cierto es que cada día son más los que regalan experiencias para compartir con ellas, porque para una madre no hay mayor regalo que disfrutar del tiempo de sus hijos, ese que nunca vuelve pero que se recuerda para siempre. Estas son algunas propuestas dentro y fuera de España.

12345678910111213
  1. Escapada al hotel Rural Los Ánades

    Para pasar un fin de semana en familia una opción es escaparse al hotel Rural los Ánades que se encuentra en Abánades, Guadalajara, a escasa hora y media de Madrid, rodeado por los Parques Naturales del Alto Tajo y Río Dulce. La mezcla de desconexión y libertad de la naturaleza con la diversión de estar fuera de la ciudad con la familia se puede convertir en la combinación perfecta para muchos. Una magnífica estancia donde los cuidados y mimos estén dedicados a todas las madres. Unos días de spa privado, comida gourmet, un entorno incomparable y un detalle muy cuidado: una cesta de productos cosméticos naturales de Mielería Alcarreña y Castillo de Peñalver compuesta por un jabón de manos a la lavanda y miel, dos pastillas de jabón a la lavanda y naranja con miel, una crema de manos y un protector labial.Para que pequeños y mayores aprovechen al máximo estos días, el hotel pone a su disposición multitud de actividades como Putting Green Golf, bicicletas, gimnasio, sala de juegos, pic-nic, rutas a caballo o avistamiento de aves.

    Alojamiento en loft rurales para los que prefieran ir en pareja o preciosas casas rurales para los que decidan compartir esos días en familia. Además, para aquellas familias viajen con su mascota, el hotel dispone de magníficas casas rurales.

  2. Escapada a Valencia en familia

    Si viajas en familia un plan divertido es Bioparc, en Valencia, un referente en el ámbito de los parques con animales. Una visita muy dinámica donde mayores y pequeños pueden hacerse una idea de la vida salvaje en África a través de la recreación de su vegetación y paisaje. Con una fauna diversa, los 100.000 metros cuadrados de los que se compone el entorno buscan concienciar de la correcta necesidad de preservar el ecosistema y mantener un equilibrio entre la vida salvaje y la actividad humana.

    Para esta escapada de primavera te proponemos también conocer la historia de Valencia a través de la seda. Son muchos los rincones de la ciudad donde encontramos vestigios de este negocio que convirtió la sedería en la industria más potente de la capital entre los siglos XIV y XVIII. La Ruta de la Seda muestra un recorrido que va desde el barrio de Velluters, donde se asentaron los maestros sederos y se manufacturaba el tejido, hasta la Lonja de la Seda, centro neurálgico del comercio de la sedería española en el siglo XV.

  3. Un banquete para la reina de la casa

    Para las madres más sibaritas, que por encima de todo disfrutan del buen comer, el plan ideal es disfrutar de un banquete gourmet en un ambiente agradable y compartiendo con su familia. Por eso, para agasajar a las madres el hotel Barceló Bilbao Nervión ofrecerá un delicioso menú especial creado por su reconocido chef Óscar Gaspar. El día estará lleno de sorpresas para mamá y su familia, con lo que promete ser un regalo que toda madre apreciará. (Precio: 35 euros por persona)

  4. El plan de moda, el Sprunch

    Atrás han quedado los días en que para celebrar su día bastaba con invitar a las madres a un sencillo desayuno, porque desde el mes de mayo en Barceló Illetas Albatros todas las madres podrán disfrutar de su día con un Sprunch (spa + brunch).

    El pack Sprunch del hotel mallorquín incluye un relajante circuito de aguas termales en su sofisticado spa y un exclusivo brunch en clave gourmet que se puede degustar con el mar Mediterráneo de fondo.

    Cremadillo de chocolate, rubiol de requesón, ceviche de atún con caviar de limón y un irresistible queso frito de Mahón con mermelada de rosas son solo algunas de las delicias que podrás probar con tu madre en su día… ¡Y te lo agradecerá todo el año! (Precio: 35 euros por persona)

  5. Escapada a Ibiza

    ¡Mamá, nos vamos de compras! ¿Y qué mejor lugar para hacerlo que la isla como más encanto y estilo del Mediterráneo? Una escapada tranquila dedicada únicamente a descansar, comer bien, recorrer calas y sobre todo, comprar en las tiendas boutique más exclusivas de la isla blanca. Para ello, es importante saber qué lejos del bullicio y la fiesta del sur de Ibiza, hay un refugio idílico en el norte rodeado de aguas cristalinas y cerca del encantador pueblo ibicenco de San Juan que invita al descanso y a las compras más trendy, el hotel Barceló Portinatx Adults Only. Un lugar privilegiado para desconectar mientras disfrutáis mano a mano del encanto boho-chic de la isla pitiusa. ¡Volveréis con las últimas tendencias y súper bronceadas! (Precio: desde 140 euros por noche).

  6. Disfrutar de un spa privado en Bermellar (Salamanca)

    Uno de los mejores regalos que podemos recibir es que nos cuiden mimándonos mucho. Por eso, una buena opción para el día de la madre es regalarle unos días en un spa exclusivo, que pueda tener solo para ella. Es lo que ofrecen alojamientos como Casa Balneario, en la salmantina comarca de Vitigudino, en pleno parque natural de las Arribes del Duero, sin duda otro regalo para la vista.

    Allí podemos alojarnos en este establecimiento de seis plazas con habitaciones abuhardilladas, chimenea, horno tradicional de leña y balcón corrido con vistas al salón. Diseñado para el relax y el cuidado, en esta casa nos aguarda una cueva termal con jacuzzi, sauna, pediluvio y chorro para que podamos regresar a casa como nuevos.

  7. Gastronomía y naturaleza en el nacedero del Urederra (Navarra)

    Hay pocos regalos tan especiales como que alguien nos lleve a un paraíso escondido, y el nacedero del Urederra nos pone en bandeja poder hacer este obsequio a quien más lo merece. Declarado reserva natural desde 1987, es uno de los parajes imprescindibles de la sierra de Urbasa, en Navarra, donde este manantial forma un paisaje que parece sacado de un cuento.

    Sin embargo, no es el único aliciente de esta zona. Su estupenda gastronomía, que gustará especialmente a los aficionados al buen queso, también pone fácil agasajar a la homenajeada con uno de esos banquetes que no se olvidan. Para completar un regalo de 10 podemos alojarnos en Casa Gailupa, una preciosa vivienda llena de pequeños detalles. Su estupenda terraza cuenta con una barbacoa profesional a gas Broil King en la que podremos cocinar todo tipo de carnes, pescados y verduras. Para los amantes de las paellas y los calderetes, los propietarios ponen a disposición del cliente todo el material necesario.

  8. Relajarse en Hita (Guadalajara)

    Para las madres amantes de los cascos históricos medievales, cuyas murallas esconden decenas de leyendas, la localidad de Hita, a unos 24 kilómetros de Guadalajara, es uno de esos destinos especiales con los que resulta fácil sorprenderla. Porque además de disfrutar del rico pasado medieval, cuyas huellas persisten en sus calles, podemos regalar algo de relax a la homenajeada en entornos muy especiales como los que ofrece el complejo Hita Spa, un espacio donde sentirse como una verdadera reina.

    Hay tres opciones de casas rurales con distinta capacidad -desde 6 hasta 14 personas-, algunas con bodega, cenador, jacuzzi o vistas a la campiña del Henares, y todas ellas con acceso a terraza, piscina, barbacoa y jardín. Un lugar diferente en el que disfrutar de unos días de descanso muy especiales.

  9. Disfrutar de la dehesa extremeña en Valdeobispo

    En el cacereño valle del Alagón, la dehesa extremeña muestra todos sus encantos de un vistazo en un paisaje repleto de encinas centenarias. Quienes busquen regalar tranquilidad en un emplazamiento donde ofrezcan, además, mimar el cuerpo en un spa privado con piscina, un gran jacuzzi y baño turco entre otras instalaciones, encontrarán la combinación perfecta en Valdeobispo, en el alojamiento Camino de la Ermita.

    Entre las opciones a elegir se encuentran tres casas rurales, dos de ellas con capacidad de hasta 15 personas por si la reunión familiar es muy numerosa. Cuentan con toda clase de comodidades y un emplazamiento perfecto para disfrutar de estupendas puestas de sol en plena dehesa extremeña. Un lujo asequible que merece la pena.

  10. El paraíso del agroturismo

    Hay lugares con tal encanto que pasar unos días en ellos es un regalo que cumple con todo lo que se busca con el obsequio, que es conseguir que la otra persona disfrute como nunca. Entre ellos se encuentra Salt de Colom, un establecimiento diseñado para el bienestar personal en el que se ha cuidado el ecosistema natural y donde ningún detalle se ha dejado al azar.

    Por eso los amantes de la naturaleza encontrarán en estas dos casas rurales construidas junto al estanque de agua natural y la zona de relax con sauna, jacuzzi y el camino de sensaciones, un espacio donde el descanso y la tranquilidad están asegurados en el entorno de Berguedà, concretamente en L'Espunyola.

  11. Perderse por los zocos de Marrakech

    Marrakech, uno de los centros culturales más importantes de Marruecos, es una ciudad muy viva y famosa por sus mercados. Para las madres amantes de las compras, Luxotour propone recorrer a pie la ciudad sumergiéndose de lleno en sus zocos partiendo desde la plaza Jemaa el-Fna con sus puestos, músicos, cuentacuentos, encantadores de serpientes, acróbatas, etc. Desde allí se abren los zocos organizados por gremios de artesanos que ofrecen telas, babuchas, joyas, bolsos, lámparas, alfombras, especias, frutas y todo tipo de productos.El touroperador propone una escapada a Marrakech durante cuatro días, desde 240 euros por persona, con pasaje en barco desde Algeciras, transporte en Marruecos durante todo el itinerario, guía marroquí de habla hispana, tres noches de alojamiento en régimen de media pensión, visitas y seguro de asistencia.

  12. Relajarse en familia en «el Caribe marroquí»

    Playa de Saïdia
    Playa de Saïdia - Flickr

    Saïdia, también llamada la «Perla Azul», es uno de los destinos del Mediterráneo más exclusivos de Marruecos, con una de las playas más espectaculares y mejor valoradas de la costa de Berkane, concebida como el «Caribe marroquí». Se trata de un destino ideal para disfrutar de unos días de ocio y relax en familia gracias a su belleza paisajística, la variedad de actividades que ofrece y sus áreas de ocio como el centro comercial.

    El mayorista Luxotour cuenta con varias propuestas para viajar a Saïdia, de cuatro días de duración, a partir de solo 280 euros por persona. El precio incluye vuelos de ida y vuelta, traslados aeropuerto-hotel-aeropuerto, tres noches de alojamiento en régimen de todo incluido, asistencia en la frontera, seguro de asistencia en viaje, tasas aéreas y suplemento de carburante.

  13. Practicar submarinismo en Hammamet

    Hammamet, a orillas del Mediterráneo, es uno de los centros turísticos más importantes de Túnez, con playas de arena blanca y una extensa oferta cultural, de ocio y restauración. Practicar submarinismo en sus fondos marinos es todo un lujo para los amantes del buceo, que encuentran en sus aguas transparentes preciosos arrecifes y una rica fauna marina.

    Entre los planes más atractivos para hacer en la localidad, se puede disfrutar del atardecer en el café ubicado junto a la Kasbah, los paseos por las calles de la Medina, las compras en el zoco y los platos típicos de la gastronomía tunecina. Luxotour propone una estancia en Hammamet durante cuatro días, desde 349 euros por persona, con pasajes de avión incluido, traslados aeropuerto-hotel-aeropuerto, alojamiento en hotel con régimen seleccionado y seguro de asistencia.