CONTENIDO PROMOCIONADO

Mesa Redonda: «La financiación, clave para los jóvenes»

Expertos en el sector inmobiliario inciden en buscar una solución para la población de treinta años con capacidad de pago pero no de ahorro que busca comprar una vivienda

Guadalupe Monterroso

Compartir

Desde la recuperación económica que se ha vivido tras años de dura crisis, empresas cooperativistas y promotoras han buscado atraer de nuevo al cliente al ladrillo, consiguiendo que se vuelva a mirar al sector inmobiliario como una oportunidad y no como un problema o amenaza.

 

Sin embargo, hay un gran sector de la sociedad que no puede acceder a la vivienda debido a la financiación y al gran capital que hay que tener acumulado para poder comprar. «Los jóvenes tienen que tener ahorrado el 20% del valor de la casa más el IVA, aunque hablemos de viviendas de VPO, y en la realidad en la que vivimos no es algo que se pueda hacer», incidió Javier Pérez, jefe de ventas de Pryconsa – Isla Canela.

 

Los profesionales que se han sentado en la mesa redonda organizada en la Casa de ABC de Sevilla sobre «Nuevo suelo residencial frente a la rehabilitación del parque de vivienda», en el marco de la V edición del Salón Inmobiliario Welcome Home creado por ABC, Banco Santander y Vía Célere, aseguraron que ellos como sector pueden buscar soluciones y que, ayudados de la banca, se pueden crear soluciones para un mejor acceso a la vivienda para los jóvenes.

 

 

 

SEVILLA. 7.2.19. Segundo desayuno Welcome home. DE izq a der: Estanislao Torres, Javier Perez, Manuel Diaz, Juan Jose Abad . FOTO: J.M.SERRANO. archsev.

 

En este sentido, los expertos del sector incidieron en que el tiempo va en contra de este colectivo, ya que los salarios siguen siendo escasos y los precios de los inmuebles, aunque de manera pausada, van subiendo. «Hoy por hoy los jóvenes no tienen capacidad de ahorro, pero sí capacidad de pago y, por ello, es urgente buscar una solución a este grupo de personas que son nuestros futuros clientes», asegura Estanislao Torres, director general de Grupo Promar.

 

Todos coincidieron en que el principal actor para buscar un remedio a esta problemática es la banca. Como profesionales entienden que, debido a la crisis que ha soportado la sociedad y el duro golpe que sufrieron los bancos en ese momento, ahora mismo las entidades bancarias piensen en otras problemáticas y no se sumergen en lo que ellos plantean en estos momentos.

 

Burocracia y atrasos

 

En la mesa de debate, Estanislao Torres alzó un pensamiento en voz alta: «La burocracia creada no se adapta a la realidad que estamos viviendo. Ahora vemos cómo es la administración pública la que le cierra la mano a los bancos, lo que hace que se ralenticen los proyectos y, por tanto, estemos ante un grave problema que encarece el mercado», afirmó.

 

En este sentido, los ponentes estuvieron muy de acuerdo con su afirmación e indicaron que las tasas administrativas hacen que el precio de las casas se encarezca en torno a un 30%, además de advertir el mal funcionamiento de la administración, que es poco ágil y cada trámite se alarga meses en las oficinas pertinentes para recibir los permisos necesarios.

 

Juan José Abad, director financiero de Grupo Promotor ABU S.L., puso la mira en otra situación que hace que los tiempos en el sector inmobiliario se retrasen. De esta manera informaba de que «que exista una sola empresa que tenga la capacidad de realizar la instalación de luz hace que en cualquier momento tengamos parones en el desarrollo de las viviendas».

 

Asimismo, Manuel Díaz, socio-gerente de Némesis Gestora, añadió que, desde el punto de vista de la edificación, «la construcción de las viviendas sigue haciéndose a mano», ya que en las empresas cooperativistas acceden a inmuebles ya existentes en mal estado o derruidos o pequeños solares donde la industrialización no tiene cabida.

 

Alquileres turísticos

 

Juan José Abad entiende que «es imposible para alguien de menos de 35 años adquirir una vivienda, ya que en este entramado también entra el sector turístico». Y es que en muchos de los casos en los que se realizan ventas de viviendas, sobre todo en el centro de las ciudades y en las zonas mejor comunicadas, éstas las adquieren personas que buscan ponerlas en alquiler, bien como negocio o bien como manera de ahorro. «Ahora nos encontramos con clientes que compran como plan de pensiones ya que tiene menos riesgos que este tipo de productos bancarios», afirmó Juan José Abad.

 

La profesionalización del sector, gracias a la gran información que tienen los ciudadanos, hace que además sea un mercado mucho más transparente, ofrece confianza a los clientes finales. Esto está llevando a las personas a volver a mirar el ladrillo de manera empresarial, como posible negocio y debido a el auge de los alquileres turísticos.

 

Según uno de los expertos, Juan José Abad, «la sociedad sigue teniendo la mentalidad de que un inmueble nunca baja de precio, por tanto, es un ahorro asegurado y, además, nos gusta tener patrimonio en propiedad». Esto hace que la mayoría de compradores de viviendas de barrios céntricos sean personas con una estabilidad y con una edad. En esta dirección, los ponentes indicaron que son los bancos los que deciden qué clientes pueden tener, ya que bajo sus normas la mayoría de personas tiene dificultades para acceder a la financiación y «encontrar clientes que no tengan estos tipos de problemas es muy complicado», lamentaba Manuel Díaz.

 

Falta de suelo en Sevilla

 

Otra problemática abordada por los profesionales del sector y que tiene mucho que ver con la subida de precios y, por ende, la poca accesibilidad que tienen los jóvenes a la vivienda es la falta de suelo que hay en la ciudad de Sevilla. No solo se apunta a que las capitales tienen copado ya la mayor parte de zonas para la construcción, sino que, además, en tiempos de crisis la banca se hizo con numerosos solares debido a los impagos de ese momento.

 

Los empresarios insisten en que la materia prima básica de su trabajo es el suelo donde poder construir las viviendas. «En Sevilla sale poco suelo a la venta y siempre con precios muy al alza», argumentaba Manuel Díaz. Además, se quejan de que no es que no exista esta materia, sino que la farragosa maraña administrativa atrasa la salida de esta materia prima y los solares que tiene la banca acaban vendiéndose a inversores extranjeros.

 

Este tema es uno de los que más molesta al sector inmobiliario que ve cómo crece la especulación en cuanto al suelo. «Como tengo mucho dinero le compro a la banca un solar del que no conozco ni su ubicación y luego lo vendo a un precio mucho mayor», explicó Juan José Abad. Este punto es el que lleva el mercado a encarecerse sobremanera y a que los promotores locales tengan que esperar a que los grandes fondos de inversión saquen a la venta estas grandes bolsas de suelo ya que «este capital extranjero ve que sus expectativas económicas no se están cumpliendo», corroboró Estanislao Torres.

SEVILLA. 7.2.19. Segundo desayuno Welcome home. Estanislao Torres . FOTO: J.M.SERRANO. archsev.

SEVILLA. 7.2.19. Segundo desayuno Welcome home. Manuel Diaz . FOTO: J.M.SERRANO. archsev.

SEVILLA. 7.2.19. Segundo desayuno Welcome home. Juan Jose Abad . FOTO: J.M.SERRANO. archsev.

SEVILLA. 7.2.19. Segundo desayuno Welcome home. Javier Perez . FOTO: J.M.SERRANO. archsev.