Cultura

La falta de ambiente previo da al traste con la Feria del Libro de Córdoba

La bajada de ventas rondó el 5% y también se ha notado un descenso de visitantes, a pesar del programa atractivo

Imagen de la última edición de la Feria del Libro
Imagen de la última edición de la Feria del Libro - Valerio Merino

Habrá que analizar más en profundidad lo que ha ocurrido con la última edición de la Feria del Libro en Córdoba, la 44, porque, según ha avanzado a este periódico la presidenta de la Asociación de Papelerías y Librerías de Córdoba (Aplico), Hermenegilda Moreno Medina, «no ha ido bien».

Se ha notado una bajada sensible de público y, en consecuencia, de las ventas, que algunos de los libreros han cifrado hasta en un 4 o un 5 por ciento menos. Hasta el punto ha sido así, que el último día, ayer, domingo, «se hicieron la mitad de ventas que en el último finde semana del pasado año».

Eso, muy a pesar del programa de este año, «que estaba pensado para haber tenido llenos prácticamente todos los días, y han sido puntuales, como en el caso de Fernando Aramburu, pero en otras ocasiones, con premios nacionales, apenas había público», ha añadido la responsable de Aplico.

También ha habido buen tiempo en esta ocasión y además se prefirió adelantar el evento un mes para no coincidir en abril con la Feria de Barcelona, que es donde se hacen buenas ventas y donde la mayor parte de los autores quieren estar. Todas ellas razones de peso para que no se haya producido este extraño retroceso, sobre todo teniendo en cuenta que en 2016 hubo satisfacción general entre los libreros y editoriales de Córdoba.

Ni público de la provincia

En cualquier caso, Hermenegilda Moreno tiene sospechas claras de lo que ha podido ocurrir para que se produjera semejante bajada. Ni carteles del evento ni campaña informativa para que los cordobeses, tanto de la capital como de la provincia (un público que también ha dejado notar su ausencia), supieran con antelación que se había adelantado un mes.

«No hemos sabido crear ambiente este año», se ha lamentado la responsable de la Asociación en un plural que incluye al Ayuntamiento, que era el encargado de su promoción, como a la propia Aplico «por no haber sabido, quizá, presionar los suficiente o haber advertido a tiempo esta circunstancia».

Una cuestión que se tendrá presente de cara a la próxima edición, con un «análisis más en profundidad», aunque no parece que se vaya a variar la fecha de celebración para evitar, como se ha indicado, la fortísima competencia de Barcelona.

El Ayuntamiento, por su parte, ha subrayado que «más de 3.500 asistentes han participado en las 87 actividades programadas en esta edición de 2017, una de las más concurridas y que ha obtenido una mayor y más cálida respuesta por parte del público».

Toda la actualidad en portada

comentarios