La Orquesta de Córdoba en una actuación
La Orquesta de Córdoba en una actuación - ARCHIVO
CULTURA

El sistema de pago de la Junta pone en jaque las cuentas de la Orquesta de Córdoba

Necesita recibir ya las aportaciones económicas para asegurar las nóminas del mes de junio

CÓRDOBAActualizado:

La Orquesta de Córdoba necesita de aportaciones de dinero ya para garantizar las nóminas de los trabajadores del mes de junio. Esa es la información que tienen los responsables del consorcio formado por el Ayuntamiento de Córdoba y la Junta de Andalucía por un problema que se conoce y al que no se le coto con los efectos de todos conocidos.

Tensiones de tesorería que impiden un funcionamiento normal como consecuencia de un régimen de pago muy complejo. Los salarios del mes de mayo de los músicos de la Orquesta de Córdoba sí se encuentran garantizados como consecuencia de una póliza de crédito de 300.000 euros formalizada anualmente para aliviar los problemas de caja.

Las opciones que tiene la Orquesta de Córdoba son dos. La primera es que se produzca en un breve plazo de tiempo tanto la firma del convenio de colaboración con la Diputación. La institución provincial aporta 300.000 euros a cambio de desarrollar acciones en la provincia de Córdoba. En varios momentos, se ha debatido cambiar el estatus de la Diputación para que asuma un mayor protagonismo incluso de gestión.

El Gobierno andaluz modificó el sistema de pago y se comprometió a agilizar el procedimiento

El problema principal se encuentra en la Junta de Andalucía, que es la segunda gran financiadora de la institución cultural cordobesa. Hace años, la Consejería de Cultura decidió modificar el sistema de pago desde las transferencias a las subvenciones. El asunto puede parecer técnico pero fue toda una debacle. La mayor parte de las subvenciones se abonan con posterioridad al desarrollo de los acontecimientos, lo que generó en el consorcio un problema de enorme magnitud. Tan dilema eran los recortes como la forma de pago. El 31 de marzo pasado, la Consejería decidió volver al viejo sistema de transferencias corrientes, que es el dinero que se manda a un organismo autónomo de carácter propio.

La Junta, visto lo que ocurrió, se comprometió a agilizar sus procedimientos de aportación para que se asemejaran en lo posible a lo que hace el Ayuntamiento de Córdoba, esto es, un pago mensual. Cultura ha prometido, en este caso, empezar a pagar a finales del mes de mayo (hasta ayer, no había realizado pago alguno). El departamento de Rosa Aguilar decidió fraccionar el dinero que tiene que entregar en siete abonos. En el entorno de la Orquesta se asegura que no se trata de candidades de dinero como para establecer esas cautelas. El Gobierno andaluz pondrá en este año 1,1 millones de euros.

La segunda derivada tiene que ver con economía básica. Los manuales eligen entre la producción de mantequilla o cañones cuando llegan los tiempos de paz y de guerra. Ambas cosas, sostienen los teóricos, no se pueden. La Orquesta opta por relajar sus procedimientos de pago a proveedores -fundamentalmente, públicos- para no caer en el agujero.