Alfonso Casado en Sevilla durante estas navidades
Alfonso Casado en Sevilla durante estas navidades - RAÚL DOBLADO
CLÁSICA

Dos sevillanos graban por primera vez un disco con la BBC Concert Orchestra

Alfonso Casado, consolidado en el musical londinense, dirige a la orquesta en un programa de música española en el que colabora el pianista Juan Pérez Floristán

SEVILLAActualizado:

La proyección internacional de los jóvenes músicos españoles, entre los que se encuentran ilustres sevillanos, es un hecho. Algunos están en plantilla de las mejores orquestas del mundo, otros se han consagrado como solistas y hay, incluso, quienes se van abriendo paso en el complicado mundo de la dirección orquestal.

Uno de estos últimos es Alfonso Casado, un alcalareño que a sus treinta y pocos años se ha consolidado en la competitiva escena del musical del West End londinense, donde ha dirigido algunos de los títulos que están en la memoria de todos los aficionados al género, como «Los miserables», «El fantasma de la ópera» y «Miss Saigón».

Una carrera fulgurante en la escena de los musicales, que tuvo su primer hito cuando con solo veinte años se convirtió en director musical del Teatro Lope de Vega de Madrid y que tiene, por ahora, como punto de llegada Londres.

«Todo lo que ha sido mi trabajo desde los 19 años en el teatro musical ha sido un accidente, literal. Nunca tuve en mente dedicarme a esto, pero hacía falta un pianista corriendo y, la verdad, es que me gustó y me abrió el apetito de dirigir. Poco a poco comencé a meterme más en ello y a dirigir musicales de más envergadura y haciendo esos títulos descubrí que quería hacer cosas con orquestas sinfónicas más grandes y es en lo que estoy».

Porque el siguiente paso que quiere dar en su carrera este músico es abrirse paso en el mundo de la música clásica. Para ello, cuenta con una sólida formación, en la que ha contado como principales maestros con María Floristán y Juan Luis Pérez —padres del pianista sevillano Juan Pérez Floristán— y la pianista Ana Guijarro, del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid.

Además, Casado se encuentra en un momento de consolidación en su carrera en los musicales, en la que ya no dirige a diario en el West End, sino que se encarga de supervisar musicalmente títulos como «Los miserables» y «Miss Saigón» para Cameron Mackintosh, el mayor y más influyente productor del género en todo el mundo. Además, este alcalareño es profesor en la Royal Academy of Music londinense. «Estoy en un momento de transición total», señala.

La colaboración surgió tras dirigir a la BBC Concert en los premios Olivier y en el Palladium, en esta última ocasión ante la familia real británica

Por ello, este 2018 es clave en el arranque en la carrera clásica de este músico, en el que tiene varias citas importantes, entre las que destaca la que está llamada a ser su carta de presentación: la grabación, del 24 al 26 de este mes, de un disco con la BBC Concert Orchestra centrado en música española, con piezas de Manuel de Falla, Joaquín Turina, Isaac Albéniz, Enrique Granados y el compositor contemporáneo Pedro Vilarroig, que también produce el disco.

La colaboración con la BBC Concert, una de las orquestas que tiene la cadena de radiotelevisión británica, surgió gracias a los vasos comunicantes de la escena musical londinense, donde los músicos «pueden estar haciendo una sesión para una banda sonora de Hollywood por la mañana, tocar un programa de Brahms por la tarde y por la noche un musical».

Orquesta versátil

Además, la BBC Concert es una de las orquestas más versátiles de la cadena pública, capaz de pasar de Benjamin Britten a la banda sonora de Harry Potter, acompañar al músico de jazz Gregory Porter e interpretar piezas del compositor experimental Tyondai Braxton.

«La posibilidad de grabar con esta orquesta surge del contacto con los músicos. La primera vez que dirigí a esta orquesta fue durante la Royal Variety Performance en el Palladium, en la que se presentan todos los espectáculos de la temporada de Londres a la familia real británica. La segunda vez fue en la gala de los premios Olivier (los Tony ingleses). A través de esos contactos con músicos de esta orquesta que tocaban para mí en los musicales que dirigía surgió la idea. Me reuní con el gerente de la orquesta que me propuso grabar algo cercano a mí, un disco de música española. Les propuse a Juan Pérez Floristán, y ellos encantados».

La elección del que es otro de los músicos sevillanos más internacionales era obvia. «Pensé en él porque lo conozco desde pequeño, y su padre y su madre fueron mis maestros. Juan es un grandísimo pianista y hablé con él de este tema antes de que ganara el concurso de Santander. Me apetecía mucho hacerlo con él», explica Alfonso Casado.

La elección del pianista Juan Pérez Floristán se debe a «que lo conozco desde pequeño, sus padres fueron mis maestros y es un grandísimo pianista»

Con Pérez Floristán grabará una de las piezas más apreciadas de Falla, «Noche en los jardines de España». «“El sombrero de tres picos” o “El amor brujo” están muy grabados y creo que la BBC Concert nunca ha grabado las “Noches”».

El elenco de solistas lo completa la mezzosoprano granadina Magdalena Llamas, que ha cantado en escenarios como el Carnegie Hall. El disco, que publicará el sello Nibius, pretende ser la carta de presentación de este director, que confía en poder seguir colaborando con esta orquesta de la BBC. «Me gustaría, cuando tuviéramos el disco, poderlo presentar en algunos conciertos en España. Mi sueño sería poder moverlo por aquí».

Próximas citas clásicas

Mientras eso sucede, los próximos compromisos de Alfonso Casado se centran en el terreno de la música sinfónica. En febrero debuta con la London Concert Orchestra en el Royal Festival Hall. «En ese concierto vamos a hacer un repertorio centrado George Gershwin, con piezas como “Rapsody in Blue”», explica.

En julio se pondrá al frente de la Bournemouth Symphony Orchestra para clausurar el certamen de ópera «The Grange Festival». «Ahí dirijo “Candide”, la opereta de Leonard Bernstein, basada en el “Cándido” de Voltaire, en una versión de concierto con narrador».

Un futuro inmediato el de este músico de Alcalá de Guadaíra que pasa, sobre todo, por la música clásica, aunque sin renunciar al musical, algo que permite la escena de la capital británica.

«Estoy muy cómodo y me encanta el musical, al nivel y en el entorno en el que lo estoy practicando, pero es cierto que el tipo de trabajo que quiero hacer es más fácil realizarlo si estás en Londres. Poder hacer este salto de un lado a otro hay pocos directores que lo hacen, así que me gustaría tener esa variedad. Temporadas más clásicas y luego un buen concierto de musicales y bandas sonoras, que también lo disfruto mucho. Pero ahora mis energías están en abrir camino para que las orquestas me conozcan y, si les gusta, me vuelvan a invitar».