Un tren de pruebas de Adif, en la línea Córdoba-Almorchón en mayo de este año
Un tren de pruebas de Adif, en la línea Córdoba-Almorchón en mayo de este año - ACAF
Infraestructuras

ADIF mantendrá operativa la línea férrea del Norte a Almorchón tras el paso del último tren

El único cliente del tramo es la central de Puente Nuevo, que cerrará en junio del año que viene

CórdobaActualizado:

La línea férrea Córdoba-Almorchón, la única que aún conecta la capital con el norte de la provincia al margen de la parada del AVE en Villanueva de Córdoba, se quedará sin tránsito en breve. En la actualidad, según han conformado a ABC fuentes de ADIF (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias, el gestor público de todas las vías férreas del país), sólo existe un operador en esa línea, la propietaria de la central térmica de Puente Nuevo, la compañía eléctrica Viesgo. Y lo único que se mueve por esa línea es el carbón para abastecer a la planta, que viene desde Puertollano (Ciudad Real).

Viesgo ya ha anunciado el cierre de su central junto a Espiel debido al elevado coste que le supondría adaptarse a la normativa ambiental para reducir las emisiones a la atmósfera, estimado en una horquilla de entre 60 y 80 millones de euros. La fecha anunciada para el cierre y el inicio del desmantelamiento es junio de 2020. A partir de entonces, la vía férrea quedará sin tráfico, aunque ya de por sí estaba muy limitado. «Actualmente la línea no es utilizada por más operadores», indican desde el organismo Adif.

No obstante, la empresa pública no piensa cerrar la línea. Estará operativa aunque no circulen trenes comerciales por si en el futuro se interesa por ella algún otro operador. Según las fuentes consultadas, en la planificación vigente de Adif no está previsto el cierre de este tramo. Se está trabajando en la planificación y diseño de nuevas actuaciones que permitan seguir manteniendo el tramo en funcionamiento», sin precisar más.

La línea Córdoba-Almorchón ha sido empleada en ocasiones como banco de pruebas para nuevos sistemas o trenes de Adif, gracias a su escaso o nulo tráfico ferroviario. Así ocurrió, por ejemplo, en mayo de este mismo año, cuando se realizaron «pruebas de carácter habitual, similares a las que se efectúan en vías de alta velocidad, relativas básicamente a geometría de vía y catenaria», según apuntan desde Adif.

Aunque el tramo seguirá abierto temporalmente tras el cierre de la central térmica de Puente Nuevo por parte de Viesgo, Adif advierte de que «esta situación podría variar ya que el uso que se produzca no depende de Adif sino de los operadores que soliciten circular por la línea».

Características

La línea Córdoba-Almorchón (cuya denominación oficial es «04-528-Almorchón-Alhondiguilla-Mirabueno») es en realidad una superposición de dos tramos que en conjunto suman 133 kilómetros. El primer trayecto, entre Córdoba y Belmez, tiene un total de 72 kilómetros, mientras que los 61 restantes discurren entre la localidad del Valle del Guadiato y Almorchón, ya en Badajoz. Desde allí, el tren viaja hasta Puertollano (Ciudad Real), de donde procede el carbón para Puente Nuevo.

Es una de las líneas más antiguas de la provincia. Data de 1868-1870 y fue construida por dos compañías mineras para dar salida al carbón del Guadiato. Nunca se pensó en esta línea para tráfico de pasajeros y su explotación fue complicada y deficitaria, debido a una difícil orografía, especialmente en el tramo entre Córdoba y Belmez que atraviesa Sierra Morena.