Una de las obras de Elisabeth Bolza en la Casa Árabe de Córdoba
Una de las obras de Elisabeth Bolza en la Casa Árabe de Córdoba - Valerio Merino
CULTURA

La caligrafía como arte: Elisabeth Bolsa muestra su obra en la Casa Árabe de Córdoba

La autora nacida en Alemania funde la escritura oriental con los mapas y la pintura

CórdobaActualizado:

La sede de Casa Árabe en Córdoba acoge la obra de una autora de resonancia internacional, también con una historia cosmopolita. Se trata de Elisabeth Bolza, cuya sola historia personal habla ya de diferentes ascendencias culturales que se plasman en una obra que tiene que ver con el mundo árabe, y por eso se expone, pero también con Occidente. Bolza es un artista que nació en Alemania y se formó en Florencia, aunque viene de una familia noble que pudo escapar de la guillotina en la Revolución Francesa y se estableció en Polonia.

Una de las obras que componen la exposición en la Casa Árabe de Córdoba
Una de las obras que componen la exposición en la Casa Árabe de Córdoba - Valerio Merino

Después se estableció en Sevilla, junto a su marido y allí cambió su forma de ver el arte, ya que se asomó al arte árabe que tanto sobrevive en Andalucía y dio lugar a un nuevo estilo artístico en que se funden las dos tradiciones con un lenguaje personal. Ahora vive en Arabia Saudí y su arte está impregnado de todos los lugares que forman su itinerario personal e histórico. Fruto de eso es «Palabras suspendidas», la exposición que se podrá visitar en la Casa Árabe hasta el próximo 1 de marzo y que recoge una gran parte de la iconografía que se asocia a los países orientales, pero trata de forma muy libre.

Elisabeth Bolza ha partido para su obra de la caligrafía en árabe y en persa, que para los occidentales, acostumbrados a otro tipo de escritura, tiene un atractivo estético muy sugerente. No son palabras al azar: la autora ha plasmado poesía en estas dos lenguas, pero también textos de carácter religioso, con lo que su poder evocativo aumenta. La base de la obra es la textual, pero a partir de ahí Elisabeth Bolza plasma una especie de «collage» en el que se van superponiendo distintos elementos iconográficos representativos de las culturas árabes y del medio oriente.

Dos visitantes observan las obras de Elisabeth Bolza en la Casa Árabe de Córdoba
Dos visitantes observan las obras de Elisabeth Bolza en la Casa Árabe de Córdoba - Valerio Merino

No falta la arquitectura y ahí tiene Córdoba importancia, ya que conserva algunas de las muestras más valiosas del mundo, y se combina con otro tipo de iconografía, como la decoración e incluso algún retrato. Elisabeth Bolza también recurre a elementos antiguos y actuales. De los últimos está la fotografía, que convive con las artes plásticas, y entre los antiguos se utilizan también mapas. Todo eso forma obras de una composición muy llamativa, donde prima la armonía cromática y la descripción del paisaje a través de elementos muy diversos, no sólo gráficos. Ha tenido éxito en la región del planeta que se plasma en su obra: algunos dignatarios de países de la zona de Oriente Medio, como Arabia Saudí, han utilizado sus obras como regalo a otros jefes de Estado o de Gobierno.