La consejera de Salud en funciones, Marina Álvarez, en la visita a un centro de salud de Sevilla
La consejera de Salud en funciones, Marina Álvarez, en la visita a un centro de salud de Sevilla - MJ LOPEZ OLMEDO
Administración paralela

La Junta de Andalucía aumentó por decreto el número de directivos sanitarios semanas antes de las elecciones

Aprobó un cambio en los estatutos para elevar de rango a su personal con funciones ejecutivas en sus agencias empresariales

Sevilla Actualizado: Guardar
Enviar noticia por correo electrónico

Dos semanas antes de que Susana Díaz convocara las elecciones autonómicas del 2 de diciembre, el Consejo de Gobierno andaluz aprobó una modificación de los estatutos de cinco agencias empresariales sanitarias que en la práctica aumenta hasta 60 el número de cargos con rango de directivos.

La Consejería de Salud justificó la reforma porque había profesionales que «ya están funcionando realmente como equipos de dirección» pero no tenían este estatus. Según la nueva regulación, hay 45 puestos con funciones ejecutivas ocupados y 15 estaban aún pendientes de cubrir hasta el pasado 25 de septiembre pasado, cuando el máximo órgano ejecutivo de la Junta dio luz verde a este cambio normativo.

La Dirección General de Presupuestos, que analizó la incidencia económica de esta norma, cuantificó en 1,1 millones de euros el coste de los quince nuevos puestos directivos. De acuerdo con este informe, la Empresa Pública de Emergencias Sanitarias (EPES) pasaría a tener 16 puestos directivos en lugar de los 15 actuales; la Agencia Pública Empresarial Sanitaria Costa del Sol duplica sus cargos al pasar de cinco a nueve; la Agencia Pública Poniente de Almería pasaría a tener once puestos y ahora dispone de ocho. Once contabiliza también la Agencia Bajo Guadalquivir, que actualmente cuenta con siete. Por último, de acuerdo con esta regulación, la Agencia Alto Guadalquivir, donde ahora trabajan diez directivos, contará con trece.

El Gobierno andaluz empezó a gestar la reforma normativa de su administración paralela sanitaria en 2017 a raíz de una sentencia del Tribunal Supremo que abogaba por determinar el personal que ejerce las funciones ejecutivas de máximo nivel. Pero se convirtió en un asunto acuciante cuando la legislatura tocaba a su fin.

Salud tramitó el decreto que contempla 60 directivos porque «resulta ahora urgente fomalizar y estabilizar a los directivos»

Durante la tramitación del proyecto de decreto, el Gabinete Jurídico realizó algunas observaciones. La directora general de Profesionales de la Consejería de Salud reaccionó con otro informe en el que justificaba «una mejor definición de su personal directivo» porque «resulta ahora urgente formalizar y estabilizar la estructura directiva de las agencias en el marco de la organización instrumental de la Junta». El gasto total de las retribuciones del personal de alta dirección se cifra en 4,37 millones de euros.

Salud justificó el cambio normativo para «eliminar las incertidumbres que pudiera encontrarse el personal directivo de la agencias en su ejercicio diario o en su relación con terceros».

El Sindicato Médico Andaluz hizo alegaciones al proyecto que cayeron en saco roto. Consideró «exagerado» el número de directivos en todos los casos, salvo en la Agencia Costa del Sol, donde lo calificó de «excesivo», tras compararlo con la plantilla de cada entidad. El sindicato también pidió limitar la facultad decisoria de los altos cargos sobre los directivos que nombra para «reclutar al mejor candidato para el puesto», lo que la Consejería rechazó.