David Moscoso
David Moscoso - ABC

El Parlamento andaluz niega a un diputado que pueda seguir dando clase en la universidad

Se trata del único que lo solicitó y le ha sido denegado, ante lo que denuncia «vulneración de derechos» y «quiebra de la democracia»

SevillaActualizado:

El diputado andaluz de Adelante Andalucía David Moscoso ha denunciado este miércoles que se han vulnerado sus derechos tras determinar la comisión del diputado que no puede seguir ejerciendo como profesor universitario y mantener su acta como parlamentario autonómico. Moscoso se queja, además, de que la suya es la única petición de las 17 presentadas que se ha rechazado.

«Este era el acuerdo al que llegué con mi organización para concurrir nuevamente en las pasadas elecciones autonómicas, la de compatibilizar el escaño con mi trabajo de profesor en la Universidad», ha dicho Moscoso. «Desde la Comisión se estaba generando una situación de inseguridad y desamparo para la defensa legítima de la solicitud de compatibilidad, al desconsiderar los argumentos de derecho esgrimidos», ha añadido.

El diputado de Adelante asegura que la comisión ha generado una «situación de desigualdad de trato y vulneración de derechos» puesto que al resto de solicitantes sí han obtenido la dispensa para seguir en la empresa privada y en sus escaños. Es el caso de Francisco Serrano (Vox), quien podrá seguir ejerciendo como abogado en su despacho, medida que ha criticado duramente el líder de Adelante, Antonio Maíllo.

Para Moscoso, además, «parece ser que la Comisión no ve incompatibilidad ni conflicto de intereses en que el Consejero de Educación y Deportes, el señor Imbroda, continúe al mando de sus empresas privadas de formación profesional, cuándo él tiene las competencias en materia de gestión de la educación pública en Andalucía, o que otros diputados del Parlamento se dediquen igualmente a sus actividades profesionales privadas, como el portavoz de Vox, Serrano, quien desde ahora va a legislar desde su despacho de abogados al albur de sus clientes, y no en virtud del interés general. Tampoco parece que exista conflicto de interés en ser juez y parte, en alusión a quienes han expresado su voto en esa Comisión, siendo miembros de la misma, a su propia solicitud de compatibilidad».

«Todo muy normal, según Moscoso, para los intereses propios de los tres partidos de derechas del Parlamento, que han preparado esta opa hostil al Parlamento y la Junta para sacar tajadas personales y privadas, pero poco normal desde el punto de vista de la democracia representativa», ha finalizado el diputado.