Susana Díaz, en la tribuna del Parlamento andaluz - Rául Doblado

Susana Díaz a Juanma Moreno: «Para todo en su gobierno va a depender de un partido machista»

La hasta ahora presidenta de la Junta de Andalucía ha basado su intervención en la sesión de investidura en criticar el pacto del Partido Popular con Vox

Sigue en directo el debate de investidura

SevilaActualizado:

La hasta este miércoles presidenta de la Junta de Andalucía, Susana Díaz, ha comenzado su intervención en la segunda sesión del pleno de investidura de su sucesor, el popular Juanma Moreno Bonilla, hablando de legitimidad de su acceso al poder, aunque atacando en todo momento que para ello Partido Popular y Ciudadanos se hayan apoyado en otra formación de «extrema derecha».

«Cuando Andalucía necesite al partido que ha ganado estas elecciones nosotros estaremos. Usted -a Juanma Moreno- ha tenido que apropiarse del voto de la extrema derecha para una mayoría parlamentaria legítima. No voy a dudar de la legitimidad de su gobierno, pero tampoco voy a disfrazar la realidad. El PSOE es el que tiene la confianza en esta cámara. Si tiene hoy toda la confianza de esta cámara tiene todo la legitimidad, pero la misma que tuve yo cuando sustituí a José Antonio Griñán».

«La alternancia es lo que permite que la suma de las derechas puedan formar gobierno, pero la misma legitimidad tiene cuando el voto libre de los andaluces ha permitido gobernar al Partido Socialista a lo largo de estos años», ha recalcado.

Tras asegurar que el gobierno que va a presidir con el apoyo de Vox ha «escandalizado a media Europa», ha asegurado que el PSOE, en esta nueva etapa, va a ser un «dique de contención» para impedir los recortes, la involución y el retroceso en Andalucía.

«Nunca haré separación de víctimas frente al terrorismo como ustedes. Un cambio de gobierno dentro de un sistema democrático consolidado. Ayer usted apeló a Suárez en varias ocasiones, que peleó contra el franquismo, y usted va a acceder a la Junta de Andalucía acompañado de los herederos del franquismo», ha continuado.

La primera parte de la intervención de Díaz ha estado centrada en la crítica a Vox y los pilares de su ideología. «Usted ha gastado más tiempo en atacar a quienes se manifestaron ayer que en c0ndenar la violencia machista», ha resaltado. «Usted ayer tuvo el detalle de acordarse de mí», ha señalado la socialista para nombrar después a las mujeres asesinadas a manos de sus parejas en Andalucía en los últimos meses. «Ha declarado que no van a parar hasta que se deroguen esas leyes de violencia», ha lamentado. «Para todo en su gobierno va a depender de un partido machista», ha insistido Díaz en alusión al partido de Santiago Abascal. Y es que su frase más repetida en estos primeros compases de su discurso ha sido: «Los amigos de mis amigos, son mis amigos».

Con todo, la socialista ha apuntado la inestabilidad del gobierno de Juanma Moreno antes incluso de echar a andar. «En este tiempo de cambio a peor es inédito que se amenace con elecciones antes de formarse el Gobierno», ha indicado Díaz.

Para Susana Díaz, Moreno estará al frente de un gobierno de «cambio a peor, que se va a sustentar en un bloque de involución», donde Vox ha dejado claro «que tiene la sartén por el mango». Ha recordado a Moreno que gracias a los votos de la extrema derecha, que no cree en la autonomía y el autogobierno, tendrá la posibilidad de alcanzar la Presidencia de la Junta.

En relación con la Ley de Memoria Histórica y Democrática, Susana Díaz ha pedido a Moreno que aclare si tiene como objetivo derogar esa ley, como le demanda Vox. Esa norma, según ha apuntado, nos ha hecho una Andalucía «mejor, más justa y más decente» y ha indicado que para que haya concordia, tiene que haber memoria.

En cuanto a la consejería de Familia en el nuevo Gobierno, ha preguntado si de «familia o familias», expresando su preocupación por que familias donde hay dos padres o dos madres o son monoparentales no puedan tener los mismos derechos que familias con un padre y una madre.

De otro lado, ha mostrado su preocupación por que Vox hable de seres humanos ilegales y deportaciones de inmigrantes. Susana Díaz también pedido a Moreno que diga con claridad que no se van a subir los sueldos de los altos cargos de la Junta.

Respuesta de Juanma Moreno

Juanma Moreno ha expresado a la familia socialista su pésame por el fallecimiento este martes de Eduardo Martín Toval para comenzar su respuesta a la intervención de Susana Díaz.

Inmediatamente ha entrado a discutir sobre la legitimidad de su propuesta de gobierno y la falta de ésta en anteriores legislaturas. «Su gobierno era de final de ciclo, era cuestión de que llegara ante la falta de acción y renovación de su gobierno. Nuestro gobierno va a ser valiente, porque tenemos la esperanza e ilusión de cientos andaluces que se han cansado de sus recetas y estilo. De legitimidad no puede hablar por muchas razones. Durante muchos años el PP ha ganado elecciones en muchos pueblos de Andalucía y nos ha mandado a la oposición. Sin la menor reflexión, han hecho pactos espúreos para expulsar al los populares del Gobierno. En 2012 ganó el Partido Popular y el PSOE gobernó en coalición con otro partido. Pero fue investido José Antonio Griñán, no usted. Fueron las corruptelas de su partido la que la hicieron presidenta», ha aclarado el candidato popular.

El otro punto a discutir en este debate ha sido sobre las víctimas del terrorismo, a las que Moreno ha insistido su gobierno «va a honrar» a todas sin distinción. «También considero víctimas mías, aunque fueran militantes socialistas a Isaías Carrasco y Múgica».

Sobre el supuesto pacto oculto al que ha hecho alusión Susana Díaz, Juanma Moreno ha insistido en que éste se ha hecho con «luz y taquígrafos». Dice que lo hemos a 500 km,, pero no he visto criticar a Sánchez por las negociaciones opacas de los presupuestos en Cataluña, no a 500, sino a 1000 km de aquí». Entonces, los amigos de Sánchez son sus amigos», ha respondido con contundencia el popular a su opositora, a la que ha caracterizado como «algo desdibujada».

«Es usted el que tiene que rendir cuentas»

«Andalucía es más que el PSOE, esto no es suyo», ha comentado con vehemencia el futuro presidente andaluz. «Me resulta asombroso verla en esta tribuna para alertar de inestabilidad. La presidenta que ha sido incapaz de terminar sus dos mandatos».

En la contra réplica Susana Díaz ha subrayado su «profundo sentido democrático» para adelantar que su labor es el de la oposición, siendo Juanma Moreno, el que «tiene que rendir cuentas». «Usted tiene que gobernar y tiene que contar cómo supuestamente va a reducir los supuestos puestos de 'enchufados' a los que usted llama. Cuente si va instaurar el copago, si va a deportar a los inmigrantes que le pide Vox o si va a derogar la Ley de Memoria Histórica».

«Me ha hecho referencia a los acuerdos de Pedro Sánchez, pero no mire en lo ajeno lo que tiene que ver en casa. Yo me siento orgullosa de ser socialista y feminista, pero por encima de todo me siento demócrata. Cuando hay que decir las cosas que hace mi partido que no me gustan, no me tiemblan las piernas».

Al final de su intervención, Susana Díaz ha expresado que se siente «orgullosa de que los PGE elaborado por el Gobierno de Pedro Sánchez para este año devuelvan la dignidad a Andalucía, los recursos y el reconocimiento a su Estatuto de Autonomía que el Ejecutivo de Mariano Rajoy siempre negó».

«Falta de coherencia»

La última palabra en este debate lo ha tenido Juanma Moreno Bonilla, quien se ha dirigido a su antecesora con palabras más duras. «Nunca se le pasó por la cabeza que su eterno enemigo en la oposición pudiera llegar a la Presidencia», ha adelantado, para detallar los motivos del fracaso del último gobierno del PSOE: la falta de coherencia y las contradicciones de su líder. «La financiación autonómica se convirtió en debate día y noche, hasta tal punto que nosotros votamos a favor, pero de la noche a la mañana, dejó de ser un problema. Esa financiación extraordinaria para los andaluces ya no era tan importante. Ha perdido credibilidad a raudales», le ha espetado.

En el mismo sentido, Moreno le ha recordado que en el 2012 el PP no organizó ninguna manifestación y ha subrayado su falta de coherencia en base al ya famoso vídeo de Susana Díaz en un programa de La Sexta en el que criticaba la llamada de Podemos a rodear el Congreso.

«Su teoría de que soy un franquiciado, de que hemos hecho un pacto oculto... Pero se lo voy a decir en palabras castizas: el que manda en el PP andaluz soy yo. Para que usted lo sepa. Aprovechando que está aquí el secretario general de mi partido, puedo decir con tranquilidad que tengo unos leales compañeros que siempre me amparan y están a mi lado. Cosa que usted no puede decir. En la calle Ferraz le están señalando la puerta. Sea prudente, porque ya veremos cómo acaba la legislatura», ha continuado.

«Tiene la enorme oportunidad de empaparse de Andalucía, que se esfuerza por encontrar un empleo, de la Andalucía corriente de la que no se ve desde el coche oficial, a la que usted le ha dado la espalda. Lo que quieren los andaluces es que dialoguemos, nos entendamos y acordemos. Estoy dispuesto a dejar la puerta abierta. Voy a practicar un gobierno de cambio, pero también de diálogo, y lo voy a hacer con humildad. Creo que la humildad ha derrotado a la soberbia. Ojalá podamos hacer cosas juntos», ha terminado el ya nuevo presidente de la Junta de Andalucía, el primero no socialista después de casi cuatro décadas.