CONTENIDO PROMOCIONADO

La transformación de la Cartuja: un proyecto sostenible y urbano

Sevilla lanza el nuevo proyecto financiado con fondos europeos para una transformación urbana y sostenible de la Cartuja

Contenido Promocionado

Compartir

El II Foro de Gobiernos Locales, celebrado en Sevilla con la participación de las empresas municipales a través de la CEMS, ha sido el escenario de lanzamiento oficial del proyecto Cartuja Qanat, una iniciativa de transformación urbana y sostenible de la Cartuja que se podrá desarrollar gracias a resultar adjudicataria de la Convocatoria de Acciones Urbanas Innovadoras en la categoría de adaptación al cambio climático de la Comisión Europea. Se trata de una iniciativa coordinada entre el Ayuntamiento de Sevilla, la Gerencia de Urbanismo, Emasesa, la Universidad de Sevilla, el CSIC, el Parque Científico y Tecnológico Cartuja y la Fundación Innovarcilla.

 

 

El proyecto prevé la construcción de un nuevo espacio urbano en la calle Marie Curie destinado a acoger la vida pública de los trabajadores y visitantes del Parque Científico y Tecnológico de la Cartuja. Este espacio será el escenario de las actuaciones encaminadas a revitalizar la vida en la calle ofreciendo condiciones de confort en espacios abiertos durante las estaciones más calurosas de Sevilla. Todo ello, con un proceso diseñado de forma sostenible y abierto a la participación con un presupuesto total de 4.998.855 euros de los cuales provienen de fondos europeos 3.999.107 euros, y el resto de los recursos lo aportan las distintas partes que forman parte de la actuación.

 

 

 

La jornada de lanzamiento ha estado presidida por el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, la primera teniente de alcalde y delegada de Relaciones Institucionales, Economía y Comercio, Carmen Castreño, y el consejero delegado de Emasesa, Jaime Palop. Durante esta actividad, que se ha enmarcado dentro del II Foro de Gobiernos Locales dada su trascendencia para el avance en los objetivos de desarrollo sostenible y transformación urbana de las ciudades, todo el equipo multidisciplinar en representación de distintas instituciones que participa en el proyecto ha mantenido un encuentro con Jean Christopher Charlie, Finance Team Coordinator, con el subdirector de Análisis Socioeconómicos del Ayuntamiento de Madrid (como uno de los responsables del proyecto que se está desarrollando en la capital española) y con el alcalde de Fuenlabrada, Javier Ayala (ciudad en la que se está ejecutando otra iniciativa financiada con fondos europeos a través de esta misma convocatoria).

 

 

Además de este intercambio de experiencias, el proyecto ha sido presentado por el consejero delegado de Emasesa, Jaime Palop, Servando Álvarez (en representación de la Universidad de Sevilla); José Antonio Tenorio en representación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), José Angel Laguna de la Fundación Innovarcilla; Martín Blanco, del Parque Cientifico y Tecnológico Cartuja; y los responsables técnicos del proyecto en Empleo, Urbanismo y Emasesa (Paz Lagares, Javier Huesa y Mario Cabello, respectivamente).

 

 

CARTUJA QANAT: UNA INICIATIVA ILUSIONANTE
 

La iniciativa pretende recupera el espíritu de los trabajos de acondicionamiento climático que se desarrollaron para la Expo 92 pero introduciendo nuevas tecnologías, materiales y herramientas de diseño. Así, CartujaQanat propone utilizar el agua del subsuelo con el fin de generar nuevos microclimas urbanos que ayuden a combatir las consecuencias del cambio climático. La iniciativa, diseñada a modo de laboratorio urbano, regenerará por completo a modo de plaza pública la Avenida de Tomás Alba Edison.

 

El proceso de CartujaQanat, que se repetirá diariamente, comienza cada noche con la extracción de aguas subterráneas. El objetivo es aprovechar la baja temperatura a la que se conservan bajo tierra para usarla como agente enfriador. El agua pasa a almacenarse en un Qanat, una acequia construida bajo la superficie para este proyecto. Allí, se mezcla con el aire para conseguir reducir la temperatura de éste. Posteriormente, con la salida del sol y la llegada de las horas más intensas de calor, ese aire volverá a la superficie para suavizar la temperatura del entorno habilitado en la calle.
De forma paralela, los investigadores también proponen trasladar el agua extraída del subsuelo a la superficie y, mediante fuentes y otras estructuras hidráulicas, usarla directamente para refrescar el ambiente en el nuevo espacio urbano creado dentro del proyecto CartujaQanat y hacerlo vivible durante las horas de la larga temporada cálida que presenta el clima de Sevilla, acrecentadas como consecuencia del cambio climático.

 

CartujaQanat y su espacio rediseñado en la calle Marie Curie del Parque Científico y tecnológico de la Cartuja serán un escaparate de que es posible mejorar el ambiente urbano basándose en el legado cultural, de forma sostenible, rentable y eficiente y con la participación de todos en la adaptación del cambio climático.

 

Durante la celebración de la Expo 92 se implantaron en el entorno de la Isla de la Cartuja diversas estrategias de control climático en el espacio público encaminadas a suavizar el efecto de las altas temperaturas. Muchas de ellas, desarrolladas en aquel momento por investigadores de la Universidad de Sevilla, fueron objeto de reconocimiento internacional por su aportación al diseño bioclimático. Sin embargo, desaparecieron tras la finalización del evento. Ahora, con el proyecto CartujaQanat se pretenden reactivar aquellas ideas e implementar nuevas propuestas para fomentar el uso de la calle como dinamizador social.

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Contenido Promocionado de ABC de Sevilla con CONTENIDO PROMOCIONADO. En su elaboración no ha intervenido la redacción del diario.