CONTENIDO PROMOCIONADO

Dr. Kosmecki: «En estética sigo la base de los restaurantes Michelin: dar lo mejor»

El doctor Kosmecki, director médico de Clínicas Verkomed, explica las últimas novedades de sus clínicas y los secretos de los servicios más demandados

Contenido Promocionado

Compartir

¿Por qué algunos centros médicos y consultas están vacías y otras tienen una lista de espera de meses? ¿Por qué los resultados de los tratamientos de medicina estética y cirugía plástica son tan diferentes entre las clínicas? ¿Existen técnicas de rejuvenecimiento facial con resultados 100% naturales? Sobre estas y otras preguntas ofrece algunas respuestas el doctor Bartosz Kosmecki, director médico de Clínicas Verkomed, uno de los médicos más reconocidos de España en los últimos años por distintos galardones: Premio Europeo a la Innovación en Medicina Estética y Cirugía Plástica, varios reconocimientos a nivel nacional e internacional por la calidad de los tratamientos realizados en sus clínicas, además de una impecable reputación entre sus pacientes y compañeros médicos (por la que ha recibido el nombramiento de académico de la Ilustre Academia Ramón y Cajal).

 

 

 

 

¿Qué significan para usted tantos reconocimientos en su especialidad? ¿Cuál es su filosofía de trabajo?

 

Trabajar mucho y pensando en trabajar todavía más [risas]. En el campo de la Medicina Estética facial, que es mi especialidad y mayor afán, hay que practicar mucho para llegar a los retos de perfección que me impuse al principio de mi práctica clínica. La filosofía que me planteé desde que comencé mi trabajo era la misma filosofía que tienen todos los restaurantes de estrellas Michelin o, por lo menos, que aspiran a tenerla: dar el mejor servicio.

 

Mi filosofía siempre ha estado destinada a tratar a los pacientes con un envejecimiento facial avanzado o a los que están buscando un médico que les puede ayudar con el proceso de envejecimiento que ha comenzado y que entiendan que mi mayor preocupación a la hora de realizar un tratamiento es la naturalidad de los resultados. Nunca se me ha pasado por la cabeza tener “un bar de tapas de medicina estética”, aunque entiendo que como en la gastronomía tenemos que tener de todo.

 

La persona elige mi clínica porque por gusto y necesidad de estar y sentirse mejor me está confiando una de las cosas más importantes en nuestra vida, a parte de la salud, que es su imagen y su rostro; y encima va a pagar su tratamiento con menor o mayor esfuerzo. Este paciente hay que atenderlo de forma personalizada, escucharlo, corregir, a veces, sus ideas de origen, explicarle el tratamiento y respetar el valor que entrega en mis manos. Volviendo a la comparación hostelera que hice antes, igual que en un restaurante de 3 estrellas Michelín no nos podemos permitir un plato mal cocinado o preparado porque la repercusión no va a ser un simple disgusto del comensal, sino va a ser algo más, algo que puede repercutir en su imagen de alguna forma.

 

Los reconocimientos llegan antes o después, unos son más importantes que otros, todos enorgullecen, pero para mi no hay nada más valioso que la sonrisa de un paciente satisfecho después de realizarse un tratamiento, un simple “gracias, Doctor” cuando salgo de la consulta, o las palabras de satisfacción con las que nuevos pacientes acuden a mi clínicas por recomendación de otros a los que ya hemos tratado.

 

 

¿Es posible realizar los rejuvenecimientos faciales sin usar la aguja, con los avances que tenemos hoy en día?

 

 

Depende de muchos factores y de cada paciente. Si estamos hablando de un rejuvenecimiento facial importante, flacidez del cuello o tercio inferior del rostro, de un paciente de más de 35-45 años, lo más probable que solamente usando aparatología no lleguemos a conseguir un efecto satisfactorio. Yo, personalmente, estoy ya harto de ver a pacientes insatisfechos porque en otros sitios se les han prometido unos resultados fabulosos sólo con el uso de aparatología.

 

Últimamente, por ejemplo, está muy de moda la utilización ya no solo en clínicas sino también en centros de estética, la técnica HIFU. ¿Es un tratamiento eficaz? La respuesta es sí. Porque se han realizado estudios clínicos que confirman la seguridad y la eficacia. Y la segunda, ¿es un tratamiento que, de forma visible como se promete a los pacientes, desde la primera sesión, va a mejorar su aspecto? La respuesta es no, si hablamos de flacidez de grado II y III de clasificación de Fitzpatrick. Si no se tiene en cuenta esta diferencia es normal que salgan insatisfechos y arrepentidos en gastar su tiempo y dinero en la realización de este tratamiento.

 

 

Volviendo a las técnicas de rejuvenecimiento facial sin cirugía, hace poco ha presentado la «técnica 4×9». ¿Nos puede acercar más detalles de ella? ¿Cómo se realiza, para quien va destinada?

 

El rejuvenecimiento global del rostro con técnica 4×9 es la técnica de rejuvenecimiento facial sin cirugía que diseñé para conseguir un tratamiento facial óptimo con la premisa de garantizar al paciente siempre resultados 100% naturales. Es una mezcla de 9 tratamientos bases de medicina estética aplicados de una forma diferente y que, normalmente, se aplican por separado en medicina estética para combatir los 4 principales signos del envejecimiento del rostro. Es muy compleja y adaptable para cada paciente gracias a una graduación interna de la técnica.

 

¿Por qué es tan importante en mi práctica clínica? Porque me permite explicar al paciente los pasos a seguir, el orden del tratamiento, su mantenimiento y garantiza el éxito para un rejuvenecimiento progresivo y 100% natural. Gracias a está técnica el paciente no cambiará sus rasgos, no tendrá la sensación de tener la cara hinchada o cambiada, no obtendrá volumen el rostro sino lo tensará, hará más luminoso y más joven sin necesidad de tratamientos quirúrgicos.

 

 

 

 

¿El rejuvenecimiento facial 4×9 tiene algún efecto secundario?

 

A nivel de efectos secundarios lo único que puede ocurrir durante el tratamiento es un pequeño hematoma en las zonas de inyección, que, como cualquier hematoma en nuestro cuerpo desaparecerá pasados pocos días, o una pequeño hinchazón que suele desaparecer pasadas unas horas después de realizarse el tratamiento. El paciente puede incorporase a su vida justo después del tratamiento, también se pueden aplicar maquillaje y volver a la rutina diaria sin ninguna restricción.

 

El tratamiento es totalmente indoloro gracias al uso de cremas anestésicas y anestesia local (después de aplicación de cremas haciendo que sea indetectable). Lo más importante en mi práctica clínica es realizar tratamientos lo menos molestos posibles, yo también soy mi propio paciente y siempre prefiero el uso de técnicas anestésicas del siglo XXI que las muchas veces desagradable sensación del pinchazo.

 

 

Y si el tratamiento de medicina estética es insuficiente, ¿qué pasa entonces con el paciente? ¿Tiene en su clínica alguna opción terapéutica más?

 

Pues disponemos de un servicio de cirugía plástica encabezado por la doctora Marifé Prieto. Si fuese necesario, entre mi compañera y yo valoraríamos el caso y tomaríamos, según necesidad, la decisión de realizar una intervención quirúrgica. La doctora Prieto tiene una muy amplia formación en cirugía plástica, estética y reparadora, que completa con los más prestigiosos cirujanos plásticos nacionales e internacionales. Esta formación junto con su honestidad, franqueza, profesionalidad, dedicación y precisión, entre otros atributos, se convierte en la garantía de unos resultados extraordinarios y de calidad.

 

 

Gracias a la unión multidisciplinar que entre mi compañera y yo hemos creado, es posible complementar en un solo equipo tratamientos dermatológicos, estéticos y quirúrgicos, superando los resultados de las cirugías plásticas clásicas. Este es el caso, por ejemplo, de la blefaroplastia asistida por láser, la técnica PLASMEDQ, pionera en Europa, que tiene dos variantes. Una de ellas es la realización de la blefaroplastia mediante una revolucionaria técnica láser, la otra nos permite unir en una sola intervención la cirugía plástica y la técnica láser, superando, de manera segura y con la máxima calidad los resultados de los clásicos tratamientos. La perfecta armonía personal y profesional de estos dos expertos facilita la práctica colaborativa y el compromiso de trabajo coordinado que redundará, indudablemente, en la calidad de los tratamientos aplicados.

 

Para más información:

CLÍNICA VERKOMED SEVILLA NERVIÓN

C/ Luis Belmonte, 2. Edif. Forum 5 (Frente a C.C. Nervión Plaza)

Tlfn.: 673 133 856 / 954 412 160

CLÍNICA VERKOMED EL VISO DEL ALCOR

C/ Higuera, 26 – Acera Colegio Alunada

Web: 633 440 511 / 955 278 720

Web: https://www.verkomed.com
Email: verkomed@gmail.com

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Contenido Promocionado de ABC de Sevilla con CONTENIDO PROMOCIONADO. En su elaboración no ha intervenido la redacción del diario.