Contenido Promocionado

Compartir

La imagen, sin duda, es única: una mansión de techos altos -de Sevilla, al cielo-, suelos de madera y altos ventanales con coloridas vidrieras de Maumejean. Casi abrazando la terraza, los restos de la muralla del Real Alcázar y, de fondo, el emblemático barrio de Santa Cruz.

 

Situado en una antigua mansión construida en 1926, el salón principal del Restaurante Oriza está basado en la estructura de un antiguo invernadero con aires de estación francesa que recuerdan, sin duda, al estilo Eiffel. Con esta postal, y su oferta gastronómica, no cabe duda que el Restaurante Oriza ofrece, cuanto menos, una experiencia casi onírica.

 

 

 

Cocina andaluza con los mejores productos  

 

Uno de los principales éxitos de Oriza es la constancia y la tradición, algo que queda avalado por sus más de 30 años de experiencia. Lo que, por supuesto, les ha consagrado como una de las referencias gastronómicas de la capital hispalense, con el beneplácito y el reconocimiento de varias generaciones de sevillanos y, también, de visitantes.

 

Otro de sus pilares es su carta, basada en la cocina tradicional andaluza, en la que encontramos platos elaborados con los mejores productos autóctonos. En esta carta cuidada al detalle destaca el mimo por la calidad en la elaboración y la presentación de los platos, algo que ya forma parte de la idiosincrasia de este restaurante. Valores propios e intransferibles que se unen a una larga tradición culinaria que ha ido, de hecho, en paralelo a una constante evolución desde sus fogones.

 

 

 

 

Las medias raciones: protagonistas de la nueva carta 

 

Como novedad a destacar, su nueva carta. Con el objetivo de sorprender a sus clientes, Oriza presenta una nueva carta en la cual cobrarán especial protagonismo las medias raciones, para que el comensal pueda ampliar su experiencia gastronómica en Oriza degustando las novedades de cada temporada.

 

Desde Oriza buscan con ahínco que sus clientes salgan por la puerta con el mejor sabor de boca. Para ello, cuentan en su cocina con un repostero con un estilo único, cuya filosofía por la cocina de vanguardia, unida al producto y a los sabores de nuestra tierra, así como a la pasión de Oriza por nuestra tradición, dan como resultado una propuesta única y, a la vez, diferente.

 

 

 

 

Un lugar para «celebrar la vida» 

 

 

No hay que olvidar que este restaurante pretende excitar todos nuestros sentidos desde el momento en que cruzamos la puerta principal. Empezando, desde luego, por la vista. Y es que los salones de Oriza están ideados para que «vivas celebrando», según explican desde este restaurante. «Queremos que vivas celebrando, desde una pedida de mano, una boda urbana, un encuentro entre amigos, un cumpleaños, o una reunión de trabajo, sus salones están pensados para que disfrutes del mejor ambiente y te lleves la mejor experiencia», detallan.

 

Así, los seis salones de esta antigua mansión, dispuestos totalmente de forma independientes, se erigen como el lugar perfecto para celebrar cualquier tipo de evento, reuniones de empresa, convocatorias, shooting, presentaciones o «cualquier excusa que se te pueda ocurrir, solo tienes que elegir el que mejor se adapte a tu celebración».

 

 

 

 

Una experiencia única para los sentidos el poder disfrutar de una velada en su invernadero de estilo francés, o dejando nuestros pensamientos volar por el cielo de Sevilla en su terraza interior, con la muralla del Real Alcázar de fondo. Está claro que el Restaurante Oriza reúne en un mismo espacio una de las mejores experiencias gastronómicas de Sevilla, aportando su propia personalidad y estilo al tradicional recetario andaluz, y de paso, ofreciendo los mejores productos del mercado en un entorno mágico.

 

Compartir

Este contenido ha sido desarrollado por Contenido Promocionado de ABC de Sevilla con CONTENIDO PROMOCIONADO. En su elaboración no ha intervenido la redacción del diario.