La fiebre de los aceites para el rostro

  • Belleza
  • HACE 9 meses, 18 días
La fiebre de los aceites para el rostro

¿Son apropiados para todo tipo de pieles? ¿Qué beneficios aportan? ¿Cómo se integran en la rutina de belleza? Respondemos todas tus dudas.

¿Te has dado cuenta? Han invadido el sector de la cosmética hasta hacerse imprescindibles en nuestro tocador. Hablamos de esos elixires oleosos con formato de gotero que se han convertido en objeto de deseo de blogueras y adictas a la belleza. Son los aceites para rostro y los serum a base de aceites vegetales, cosméticos con formulaciones muy cuidadas que presentan una total afinidad con la piel. ¿Aún no los has probado?

Frente a las cremas tradicionales, el aceite facial ofrece la ventaja de proporcionar un plus de hidratación, además de mejorar la absorción de los principios activos que contenga. En concreto, los aceites vegetales tienen «gran penetrabilidad, por lo que lo son excelentes vehículos para las sustancias activas liposolubles», afirman desde MIA Cosmetics París.

Además, suelen estar asociados a ese efecto luminosidad que todas buscamos para nuestro cutis. Lo mejor: que cualquier tipo de piel puede usar un aceite para el rostro. Te lo explicamos…

¿Aceite facial para piel grasa?

aceite facial

Si tienes la piel grasa o mixta, especialmente si sufres brotes de acné, te preocupará que la composición del aceite pueda empeorar tus problemas en el cutis. Después de todo, probablemente te esfuerces en buscar productos «oil free» para evitar el acné y los puntos negros. ¿Por qué debería interesarte usar un aceite para el rostro? Pues debes saber que hay aceites faciales apropiados también para pieles grasas y mixtas.

En este caso, debemos diferenciar entre aceites minerales y vegetales. Es decir, los comedogénicos (que obstruyen el poro) y los no comedogénicos, los naturales:

Aceites minerales: en este caso estaríamos hablando de derivados del petróleo. Son comédogénicos y oclusivos precisamente porque están formulados para retener la humedad en la piel, pero no aportan nutrientes. Por esta razón son más económicos y, por supuesto, nada aconsejables para pieles mixtas o con problemas de sebo.

– Aceites vegetales: se extraen de plantas, flores y frutos de una primera presión en frío normalmente y suelen ser vírgenes. «Tienen propiedades nutritivas, protectoras, suavizantes y regeneradoras para la piel. Suelen contener numerosas vitaminas (A, D, E, F, K,..) y ácidos grasos. Penetran muy bien en la piel, la nutren y protegen. Además ayudan a reconstruir el manto hidrolipídico», indican desde la firma MIA Cosmetics.

Algunos como el aceite de jojoba, caléndula, loto o lino son especialmente beneficiosos para estos tipos de cutis grasos. Son aceites que suelen tener un efecto equilibrante para regular la secreción de sebo, pero que hidratan y nutren el rostro a la vez. Porque, muchas veces, las personas con piel grasa caen en el error de pensar que su cutis no necesita hidratación, provocando la excesiva producción de sebo.

GALERÍA

Cómo usar el aceite facial

En general, podemos integrar el uso de aceites para el rostro en nuestra rutina de belleza de diferentes formas, teniendo en cuenta las necesidades de nuestro cutis. Así, si contamos con una piel seca y falta de hidratación, será recomendable su uso diario a modo de tratamiento. En caso de que tengamos una piel con tendencia grasa, lo aconsejable es un aceite específico para aprovechar sus propiedades seborreguladoras. Y si tenemos una piel normal, podemos utilizarlo en momentos puntuales del año, cuando las necesidades de hidratación son mayores o a diario para obtener un cutis luminoso.

Igualmente, te damos otras opciones para sacar partido a un aceite facial:

– Úsalo en lugar del sérum, como paso previo a la hidratante. También puedes usar el aceite facial como tratamiento de noche para el cutis.

– Si eres aficionada a los tutoriales de las «beauty blogger», habrás comprobado que muchas emplean estos aceites faciales a modo de prebase o «primer», antes de aplicar el maquillaje.

– También, combinado con tu hidratante, el aceite es muy útil en épocas de mayor demanda por parte de la piel (durante el invierno o ante cambios hormonales). Basta con mezclar un par de gotas con la dosis de hidratante diaria.

– Y, por supuesto, el aceite natural es un perfecto limpiador, ya que, además de arrastrar la grasa con eficacia, respeta el cutis y evita las irritaciones a veces asociadas con una limpieza en profundidad.  Los aceites vegetales, son «excelentes limpiadores -la grasa arrastra la grasa- y ayudan a restablecer el sebo de la piel. Además no son oclusivos ni comodogénicos», señalan los expertos de MIA Cosmetics.

Dolores Trueba

Dolores Trueba

Redacción Bulevar Sur
Dolores Trueba

@dolores_trueba

Recién aterrizada aquí, aunque llevo tiempo vigilandoos. Me dejo caer por @BulevarSur. «Be with a guy who ruins your lipstick, not your mascara» #belleza
Trucos para un maquillaje de #Halloween fácil @BulevarSur https://t.co/Afg3EFOBEo #Halloween2017 https://t.co/eoUIUzk8KT - 2 años ago

Más en Belleza