Ideas para decorar una pared diferente al resto

  • Estilo de vida
  • HACE 1 mes, 24 días

¿Le falta algo a esa estancia de la casa y no sabes qué es? Prueba con una pared protagonista cuya decoración destaque sobre el resto del espacio

A veces incluso con una decoración correcta y coherente, al mirar algunas de las estancias de nuestro hogar puede darnos la sensación de que se ven planas y faltas de ese algo que a veces nos deja con la boca abierta en las revistas de decoración.

La solución para darle ese toque diferenciador a cualquiera de las estancias de nuestro hogar puede estar en hacer que una de las paredes se convierta en protagonista. ¿Cómo? Pues mediante una decoración diferenciada, que cree un contraste con el resto de la estancia mediante algún elemento rompedor.

Aquí recopilamos algunas ideas:

Usar papel pintado

Una de las alternativas más de moda en la actualidad para decorar una pared con papel pintado con estampados más o menos llamativos. Aunque si no queremos saturar una estancia determinada con un papel estampado (esto puede hacer que el espacio se vea más reducido), podemos optar por decorar solo una de las paredes creando un bonito contraste.

Así, podemos optar por papeles pintados con motivos vegetales (gran tendencia en los últimos años), motivos geométricos, ornamentales, retro, imitando azulejos, etc. Sea cual sea el diseño que escojamos, es importante que combine de alguna manera con el resto de las paredes, dando lugar a un contraste equilibrado.

Aún así, lo normal es que esta pared decorada con papel pintado tenga un mayor peso decorativo, ya sea por color, diseño o estampado, dejando que los tonos neutros protagonicen el resto de las paredes de la estancia.

Una composición de cuadros


Otra de las tendencias de decoración de la actualidad son las composiciones de cuadros de diferentes tamaños y tipologías en la pared. Es, sin duda, una excelente opción para decorar de una manera diferente y protagonista una de las paredes de nuestro salón o dormitorio. Para ello es conveniente que planeemos bien la colocación de los cuadros (fotografías, láminas, dibujos o pinturas) previamente para aprovechar lo mejor posible las dimensiones de la pared.

Incluso podemos aprovechar la instalación de esta composición para pintar la pared de un color diferente al del resto de la habitación, buscando cierto contraste con las paredes contiguas, pero dentro de la misma gama (quizá un tono más oscuro o claro).

Para conseguir un resultado de revista de decoración con nuestra composición es importante tener en cuenta varias premisas:

Tener clara la forma en su conjunto: sea simétrica o asimétrica, debemos saber antes de colgar ningún marco qué forma tendrá toda la composición: rectangular, cuadrada, estrellada, en aspa, etc. En este enlace recopilamos algunos modelos que nos pueden inspirar.

Que haya cierta uniformidad: para que funcionen en conjunto. Esto no significa que todos los cuadros y láminas tengan que ir a juego, pero sí que mantengamos algún elemento en común (los marcos, los colores, el estilo, etc.)

La misma distancia entre cuadros: es importante para dar simetría y coherencia al conjunto.

La altura y la distancia respecto a los muebles: es importante que el conjunto interactúe con los muebles que están más cerca (que no queden demasiado desconectados) y que el centro de la composición quede a la altura de la vista.

La proporción: teniendo en cuenta las dimensiones de la pared y de los cuadros a combinar, el resultado debe ser proporcionado.

Pintarla con otro color o acabado

Una forma de marcar la diferencia con la decoración de una de las paredes es variar el tono de la pintura o incluso del acabado: con esponja, degradados, rodillos decorativos, estuco, etc. Incluso podemos optar por utilizar plantillas para crear estampados o, si nos atrevemos, crear dibujos a mano alzada.

Forradas de material

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de APPIKA (@appikadeco_)

Más allá de la pintura o el papel pintado, cabe la posibilidad de que decoremos una de las paredes del salón o cualquier habitación con un material de contraste. Hablamos de opciones como la piedra, la madera, el ladrillo visto, la tela, la cerámica, etc. Según el estilo del resto de la estancia, encajará mejor uno u otro material y conseguiremos ese espacio diferenciado que aporta originalidad a toda la decoración.

Pizarras y vinilos


Por un lado, las paredes forradas de pizarra son una excelente opción para decorar una de las paredes del dormitorio de los niños. Aunque también es una opción que puede funcionar muy bien a la hora de decorar una cocina, un despacho e incluso un salón original.

Obviamente, la gran ventaja de este tipo de superficies es que permiten escribir o dibujar sobre ellas, permitiendo el desarrollo de la creatividad, en el caso de los más pequeños, o un fin más funcional, en el caso de otras estancias de la casa como la cocina o un despacho.

Por otra parte, los vinilos decorativos también están a la orden del día como recursos para decorar paredes de manera original. Combinados con paredes lisas, pintadas en tonos que encajen bien, pueden convertirse en una solución sencilla para crear una pared vistosa.

Estantería-árbol

Las estanterías y baldas son un recurso ideal para decorar paredes en cualquier estancia de la casa. Y si buscamos crear una pared protagonista en un lugar como el salón, un dormitorio o un pasillo, esta idea de tendencia puede resultar de lo más original. Es posible recrearla tanto con estanterías que hayan sido diseñadas con forma de árbol o simplemente recreando la forma de las ramas de árbol con una serie de baldas.

Sin duda es una forma diferente y original de crear una librería en casa, dando un mayor protagonismo a una de las paredes de la estancia.

Imagen principal: @decolocuras.argentina

Bulevar Sur

Bulevar Sur

Bulevar Sur
Buscan al autor de un atropello mortal en la Ronda del Tamarguillo de Sevilla https://t.co/Rng9gzriEv - 4 horas ago
Bulevar Sur

Más en Estilo de vida